Opel Corsa-e, un buen eléctrico y asequible fabricado en España

Opel Corsa-e, un buen eléctrico y asequible fabricado en España

Jorge Majdalani

Demostrado y premiado como uno de los coches del año, Opel tiene con su Corsa-e, el 100% eléctrico urbano de la marca, uno de los vehículos que más protagonismo tienen en el mercado, especialmente en su categoría de compactos. Muy atractivo visualmente y de grandes consideraciones tecnológicas, destaca bien por su eficiencia energética, y del que cuenta con unas prestaciones bastante plausibles. Conocemos su ficha técnica.

Embarcándose de lleno hacia la variante 100% electrificada, Opel quiso sorprender a todos hace un par de años cuando presentó su Corsa-e, un coche que se engloba dentro de los compactos, y que ahora tan buenas respuestas está dando a todos los usuarios, así como ha generado tan buenas críticas dentro del mercado.

De hecho, y si el Peugeot e-208 es un puramente eléctrico que está visto como la gran atención de los urbanitas, el Corsa de especificación eléctrica no se queda atrás. Tanto, que en cierta medida le ha plantado cara a los de la marca del león, sobre todo por sus buenas características y su gran firmeza en la conducción.

Por tanto, lo que sabeos decir que no es ningún secreto que Opel lleva tiempo apostando por la electrificación con su EV como jugador estrella. Sin embargo, pese a que está más que claro que el ya clásico utilitario de los alemanes es el favorito de una parte grande de su mercado, la versión cero emisiones, que se fabrica en exclusiva en Zaragoza, está llamada a revolucionar su segmento.

En él se presta detalles tan interesantes como que está basada sobre la plataforma e-CMP del extinto grupo PSA, algo que  lo hace primo-hermano del Peugeot e-208, con quien tanto se le compara. Esto significa que tiene un paquete de baterías de 50 kWh y un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) que le hacen homologar en ciclo WLTP una autonomía de entre 336 y 400 kilómetros con una carga completa. Tiene un precio bastante asequible en relación al mercado, posiblemente, su aspecto más reconocido. Junto al e-208, hay otros rivales como el Nissan leaf o el Volkswagen Golf eléctrico.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2020
  • Precio: 30.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 100 kWh
  • Autonomía: 336 km
  • Aceleración: 8,1 segundos/100km/h

Diseño

Como decimos, este Opel Corsa-e 100% eléctrico está catalogado dentro de la lista de los compactos, donde juega a un nivel similar a coches como el Peugeot e-208, seguramente su rival más cercano. Y es que de él se pueden apreciar detalles que portan cada uno, especialmente en lo que tiene que ver con sus niveles de diseño.

Sin perder ni un ápice del encanto que han llevado los Corsa de toda la vida, este modelo electrificado se encuentra muy bien por sus líneas más atractivas, más redondeadas, y con un contorno que lo hace de una imagen visual que se hace de gran agrado. En él vemos un estilo más dinámico que la generación anterior, el cual parte con la ventaja de haber aumentado en 12 milímetros el ancho de sus vías.

Pero también en siete su distancia entre ejes, y también haber bajado su centro de gravedad hasta 57 mm, lo que supone un 10% menos. Como factor diferenciador, monta faros matriciales (al igual que los modelos superiores de Opel), convirtiéndose en el único automóvil del segmento B que los ofrece.

En él se ve un frontal con personalidad con faros afilados que acaban en una discreta toma de aire central dominada por el símbolo del rayo escudo de la marca. Más abajo en el generoso paragolpes encontramos una gran toma de aire limitada por debajo por un agresivo spoiler y flanqueada por los pilotos antiniebla para un conjunto con un diseño dinámico.

Versiones

Actualmente se comercializa la sexta generación, presentada en 2019. El Opel Corsa de sexta generación se caracteriza por ser un modelo desarrollado 100% por el Grupo Francés PSA, ahora Stellantis (si bien, su desarrollo arrancó en manos de General Motors) e incluir por primera vez, una versión totalmente eléctrica, denominada Opel Corsa-e.

Opel Corsa-e versiones

Así, lo cierto es que esta es la primera (y única) especificación electrificada que encontramos. No contamos ni con motorizaciones enchufables, ni híbridas, aunque se puede decir que es un paso adelante hacia modelos como el Mokka, el otro grande ‘e’ de la casa alemana.

En este sentido, más allá de los de nueva generación, se hallan tres variantes gasolina, un 1.2 atmosférico de 75 CV y un 1.2 T que rinde 100 y 130 CV, y una única opción diésel, el 1.5D de 100 CV. Las dos variantes Turbo de gasolina pueden montar una moderna caja de cambios automática de 8 velocidades (EAT8).

Motor y baterías

Entre tanto, y acercándonos directamente a sus entrañas, lo que vemos es que este Opel Corsa-e es una interesante alternativa a los motores diésel y gasolina. Para el propulsor se ha recurrido a un motor eléctrico de 100 kW (el equivalente a 136 CV de potencia máxima) y 260 Nm de par.

Este gracias a sus buenas baterías de 50 kW, es capaz de ofrecer 336 kilómetros de autonomía, si bien Opel señala que esta puede aumentarse hasta llegar a los 400 km a costa de reducir las prestaciones con el modo ECO. ¿Qué quiere decir esto? Pues que las prestaciones del motor eléctrico varían en función del modo de conducción seleccionado.

Estas son las de Sport, Normal y ECO. Con cada uno de ellos cambia el funcionamiento del motor y otros parámetros como la asistencia de la dirección, el funcionamiento del climatizador y la autonomía. En modo Sport la potencia máxima es la de 100 kW y con él activado, el Corsa-e puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos.

Es decir, un Corsa-e en modo Sport acelera ocho décimas de segundo más rápido que un Opel Corsa GSI de la generación anterior, que tenía un motor de gasolina de 150 CV. La velocidad máxima en este modo es 150 km/h. Mientras, en modo Normal, la potencia máxima es 105 CV y la velocidad máxima queda limitada a 130 km/h. El modo Eco está pensado para aquellos momentos en los que se busca  ser lo más eficiente posible. En Eco la potencia máxima del motor es de 80 CV y la velocidad máxima, 95 km/h.

Consumo

En cuanto a términos de consumo, y si bien tenemos unas prestaciones bastante buenas, es verdad que sus números de rendimiento tampoco es que sean altamente mayores que otros del mismo segmento, a pesar de contar con unas motorizaciones bastante simples si lo comparamos con otros de la competencia.

Opel Corsa-e consumo

Así, este compacto tiene un recorrido aceptable, que no sobresaliente. Por supuesto, el rango será más bajo al tener que frenar y acelerar, si bien este no se reduce tanto como en los coches con motor convencional.

En este aspecto, lo que vemos es que el Opel Corsa-e tiene un consumo medio de 13,6 kWh/100 km, según indica la marca. Este dato lo eleva a la tabla de los de mayor eficiencia energética de su clase, a la altura, por ejemplo, de un urbanita como el Mitsubishi i-MiEV. Además, ofrece una aceleración de 0 a 100 Km/h en 8,1 segundos, manteniendo un par constante durante todo el espectro de revoluciones

Interior y acabados

En lo que concierne a su interior, tenemos que decir que apenas notaremos diferencias con cualquier Corsa convencional, sobre todo en lo que se refiere a su espacio interior. De gran habitabilidad y espacio suficiente para todos, salvo por los detalles propios de todo coche eléctrico, todo es idéntico. Esto es algo que no está mal, puesto indica que han preferido mantener sus buenas condiciones para no hacerle perder donde ya ganaba.

Opel Corsa-e interior

Donde sí varía ligeramente es en la capacidad del maletero, que es un poco inferior en el Corsa-e: 267 frente a 309 litros. En lo referente a la tecnología, hay que destacar que el equipamiento de serie de cualquier Opel Corsa-e es muy extenso. Entre los elementos que incorporan de fábrica y sin sobre coste, encontramos el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el control de crucero, el asistente de mantenimiento en carril o el de frenada automática de emergencia.

Con él nos encontraremos, por su parte, que el volante también es digital con una pantalla de siete pulgadas con gráfica configurable mucho menos vistosa que la de Peugeot por ejemplo, pero muy informativa y eficaz. El volante es de tamaño normal achatado en la parte inferior y cubierto con cuero sintético y rematado con pespuntes.

Equipamiento

Posiblemente, sobre el equipamiento, este Corsa eléctrico sea de los coches que más sabremos ver el aumento de este, más atendiendo al que había sido la anterior generación. Y es que aquí, la marca alemana ha decidido en los últimos tiempos por mejorar el equipamiento al tiempo que aumentaba la calidad de su interior, como hemos visto anteriormente.

Multimedia

Así, con la premisa de no agobiar demasiado al conductor, la marca ha tenido a bien surtir de distintos aspectos que han ido ganando cada vez más peso en las tecnologías de los coches de hoy en día. Muy cercano a lo que nos encontraremos en modelos como el Mokka, también puramente eléctrico, este incorpora una nueva consola central, heredada de coches como el Grandland.

Aquí es donde entran sus dos niveles de equipamiento disponibles: el Edition y Elegance. Como el resto de Opel Corsa, el modelo eléctrico puede tener asistente de mantenimiento en el carril y de aviso de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores, pantalla multimedia de 7 (Multimedia Navi) o 10 pulgadas (Multimedia Navi Pro) o faros de LED adaptativos. IntelliLux LED.

También resulta sorprendente que un modelo del tamaño del Corsa-e de Opel disponga de sistemas como el programador de velocidad activo, que no solo mantiene constante la velocidad del vehículo, sino que además guarda una distancia de seguridad con el coche que circula enfrente.

Extras

Junto a los dos niveles de equipamiento antes mencionados, la gama de este modelo cuenta con algunas funciones a modo de extras que también podemos pedir. En ello, destacan sobre todo el lector de señales de tráfico, el control y limitador de velocidad, ordenador de viaje y asiento posterior abatible.

También estándar desde el Edition son los elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando, alerta de cambio de carril, detector de peatones, aviso pre-colisión, volante multifunción, sistema de sonido con pantalla, bluetooth, USB, 4 altavoces, alfombrillas, etc.

Entre las opciones más interesantes hay que mencionar los faros matriciales LED (600 €), climatizador automático (250 €), tapizado en piel (2.000 €), Opel Connect (300 €), cargador de móvil sin cables (200 €), Pack Easy Entry (350 €), Pack Parking (700 €), techo panorámico fijo (850 €), etc.

Mantenimiento

Algo a prestar mucha consideración, también como una vista muy interesante al pasarse de un vehículo de combustión interna a otro de ramificación 100% eléctrica, es la sencilla arquitectura de un motor eléctrico. Esto hace que se reduzcan las probabilidades de sufrir averías. En el caso de Opel, así como otros fabricantes, su motor eléctrico básicamente cuenta con un eje, un rotor, el bobinado, las escobillas, los cojinetes, el estator y la carcasa. Y tan solo tiene una parte móvil: el rotor.

Mantenimiento

Tampoco tienen caja de cambios, ni embrague, al igual que tampoco hay elementos como bombas, válvulas, actuadores, colectores, alternador, motor de arranque, sistemas de alimentación y escape. Aun así, la marca sigue porque a los conductores sigan valorando algunas cuestiones básicas de revisión para este Opel Corsa-e.

Es ahí donde entra la batería. Este es el más costoso de los compuestos de un vehículo, puesto que son las que impulsan al mismo a realizar el movimiento. No es que necesita un mantenimiento programado, pero, para aumentar su durabilidad, la batería de los de la ‘Z’, dotada de rebaja su capacidad útil como método de protección. Esta, a su vez, mantiene una garantía extensa por la marca. También se contempla un mantenimiento inicial a los 12.500 km o 1 año.

Garantías

Hay otro aspecto que siempre tendremos que vigilar. Y es el tipo de garantía que nos ofrecen desde los fabricantes, más viendo que un vehículo eléctrico puede sufrir algún contratiempo con alguno de sus componentes principales. Por esto, entran una serie de detalles.

Por ejemplo, y como ya vemos anteriormente, para el moderno urbano los alemanes nos presentan una garantía sobre las baterías de 8 años o 160.000 km. En ese tiempo se conservará, como poco, el 70% de su capacidad. En caso de incidente (avería, defecto de pintura, perforación de la carrocería), podrás visitar un taller oficial con el manual de mantenimiento y garantías.

Por tanto, solo un técnico oficial puede valorar si el defecto puede repararse bajo la garantía comercial de la marca. Actualmente, por ley, lo hace dentro de un marco legal de 2 años. Esto será sin límite de kilometraje, tanto a nivel mecánico como de pintura y asistencia en carretera.

¡Sé el primero en comentar!