Nissan E-Valia, la furgoneta 100% eléctrica de uso múltiple

El mundo la movilidad eléctrica hace tiempo que se enroló de cerca con las furgonetas electrificadas, pero lo cierto es que pocas hay como la Nissan E-Valia. Un vehículo que se reconoce fácil en la ciudad y que tiene características muy amplias para ser uno de los modelos de más consideración en todo lo que tiene que ver con este tipo de automóviles, Con buena autonomía y muy espaciosa, conocemos su ficha técnica.

Actualmente, hay muchas razones por las que pasarse a la furgoneta eléctrica. En primer lugar, porque contribuyen al cuidado del medio ambiente y a la mejora de la calidad del aire en las ciudades. Es en este entorno donde se hacen más notables sus ventajas, ya que algunas ciudades restringen la entrada de vehículos de combustión en sus zonas céntricas. Además, su aparcamiento suele ser gratuito en las zonas de estacionamiento regulado.

De ahí que opciones como la de Nissan y su E-Valia (también conocida como E-NV200) sean considerados como un tipo de furgoneta eléctrica que se hace ver como una de las más plausibles del momento. Tanto, que se corresponde realmente bien dentro de un mercado donde la firma japonesa, junto a las de Peugeot, Renault, Mercedes y Citroën, tiene un lugar destacado. Y ya no solo en número de vehículos, sino en ventas.

Con ella, Nissan se presentó al sector de este tipo de vehículos de carga y descarga de una manera muy significativa. Es verdad que, por lo general, las furgonetas no suelen tener unos precios muy elevados, aún de las eléctricas, pero esta se conforma realmente entre las bazas más económicas, eficientes y prestacionales de la categoría.

Como tal, y nacida en 2020, se presta como una de gran capacidad, tanto para el confort y comodidad del usuario y resto de pasajeros, como para la hora de transportar mercancías o productos varios. Se trata, además de la primera furgoneta 100% electrificada de la marca, por lo que la Nissan E-Valia atiende a ser la gran protagonista. Con rivales directos como la ë-SpaceTourer de Citroën o la Opel Vivaro, tiene una autonomía de 300 km.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2017
  • Precio: 30.000 euros
  • Capacidad: 7 plazas
  • Potencia: 160 kWh
  • Autonomía: 300 km
  • Aceleración: 14 segundos/100km/h

Diseño

A la hora de elegir una furgoneta eléctrica no vale cualquier cosa. O mejor dicho; no sirve cualquier cosa. Por mucho que sea un vehículo dirigido principalmente al transporte, en muchos casos se mira también como un vehículo que sirve para realizar distintas actividades que se nos puedan antojar. Bien sea en vacaciones, para acampadas, viajes con la familia…

Y ahí, Nissan y su E-Valia también han querido otorgar a esta con un toque exclusivo de la marca. De hecho, es fácil reconocerla porque tiene detalles de otros varios modelos de la casa nipona. Un ejemplo claro es su frontal, donde se puede apreciar una apariencia similar a coches como el Nissan Leaf, en producción desde hace más de 10 años.

En esas, también se pronuncia muy bien una vistosidad elegante, pero también muy sencilla que la hacen totalmente confortable para todas nuestras necesidades. De ahí que se postule como una gran alternativa a marcas con detalles más lujosos, como ocurre con su principal rival, la ë-SpaceTourer. En el caso de la firma de Yokohama, también mantiene una estructura robusta con unas medidas de 4,5 metros de largo y 1,7 metros de ancho; su altura es de 1,8 metros.

Versiones

Como tal, y al ser la primera furgoneta eléctrica de Nissan, la E-Valia no tiene ningún homólogo en su categoría electrificada. De hecho, esta versión de 2017 es también, de momento, la única 100% eléctrica que se comercializa en estos momentos. Está pendiente de llegar otra de su vertiente en este 2021, pero todavía no hay confirmación ni detalles al respecto.

Nissan E-Valia exterior

Asimismo, antes de esta también contamos con una E-Valia que, en su motorización térmica de combustión interna, fue de las furgonetas más destacadas. Lo hizo, entonces, en el año 2012, cuando se presentó en sociedad como un modelo que venía dispuesto a disputarle el sitio a las Kangoo de Renault o a las Space y Sprinter de Mercedes. Esta lo hacía con un motor que entregaba 110 CV con un sistema de cilindrada de 1.4 cc.

Por la parte que nos atañe, la eléctrica, esta es una de las versiones más gustosas del mercado, y eso que todavía no ha habido una evolución en firme de la misma. Esta se enseña con un equipo de motor eléctrica que ofrece 160 kW (215 CV), permitiendo porque podamos realizar trayectos largos con hasta 300 kilómetros de autonomía.

Motor y baterías

Entrando de lleno en todo lo referido al sistema de motorización de esta E-Valia de Nissan, lo hacemos de la mano de toda una conformación de muy buenas prestaciones y rendimiento que la muestran entre las más eficientes del segmento C, su categoría, y de la ramificación eléctrica.

Así, igual que tiene una presencia similar al Leaf, con ella también se ha querido montar el mismo motor del urbano utilitario de su primera generación. Y es que, incluso, este es el modelo del que deriva en parte. Así pues, la Nissan e-NV200 Evalia cuenta con un motor eléctrico de 165 kW de potencia (el equivalente a 215 CV) y 254 Nm de par.

En cuanto a sus baterías, esta se alimenta por un paquete de unidades de 40 kWh de capacidad. Este pack de baterías está colocado en el suelo del vehículo, de manera que no resta espacio de carga, admitiendo además potencias de carga de entre 50 y 60 kW en corriente continua y de 7,4 kW en corriente alterna.

En el primer caso alcanza el 80% de carga en un máximo de 60 minutos, mientras que en corriente alterna la operación se demora, como mínimo, unas 8 horas. Pasando a su autonomía, y más allá del ciclo de homologación, esta permite que podamos recorrer distancias de entre 300 y 320 kilómetros (dependiendo de las condiciones, terreno, conducción…)

Consumo

Entre los factores que más diferencian a los vehículos de este rango de autonomía y motorizaciones bastante prestacionales, como ocurre con la furgoneta eléctrica de Nissan y su E-Valia, es que suelen tener unos gastos de consumo, a priori, más bajos que los turismos, ya sean compactos, utilitarios, urbanos o SUVs.

Consumo Nissan E-Valia

Por el lado contrario, en un posible más extremo, puede ser que estas furgonetas tengan unos niveles de kWh a los 100 kilómetros más elevado, pero por lo general no es lo que suele ocurrir. Y ahí, son muestras como esta la que nos dicen que podemos estar tranquilos, puesto que tampoco gastaremos niveles excesivamente altos.

Eso sí; como ocurre con todos los vehículos eléctricos, no se consume lo mismo en ciudad que en autopista a 120 km/h, por ejemplo. Pues bien, en ciudad, según el ciclo WLTP, su consumo es de 19,2kWh/100 km, lo cual suena genial para repartidores y otro tipo de trabajadores, o incluso taxistas. Algo que menciona la marca es que, más allá de estas cifras que pueden ser más habituales o no, dependerán en parte de la conducción que se haga. Es por esto que también será factible bajar el registro hasta los 18,8 o 18,9 con una algo más suave.

Interior y acabados

Como mencionamos al principio, una de las grandes características de este modelo es que, igual que está pensado para transportar mercancías de gran peso, también está capacitada para portar otro tipo de especialidades o transformaciones, como puede suceder a la hora de dirigirla a un vehículo de transporte público, como los taxis.

Interior Nissan E-Valia

De ahí que puntualicemos especialmente en que tiene una gran habitabilidad, un buen confort, y una comodidad perfecta para trayectos medios y largos, ayudados, como no, de una autonomía relativamente amplia. En esas, lo que vemos es que tenemos con ella un interior suficiente para que el conductor conduzca lo más cómodo posible, y sobre todo con todas las facilidades al volante.

También el copiloto que, debido a que tiene una mayor profundidad trasera, también permite una mejor colocación en el día a día, como podemos observar en la imagen. Se define como un vehículo que otorga una gran disposición de transporte, pero también una sensación más habitable y extensible que en otro tipo de modelos; el volante está inclinado hacia adelante.

El maletero varía según la configuración de los asientos. Con 7 plazas, el maletero se tiene que conformar con 443 l de capacidad, medidos hasta la línea del cristal. Si se aprovecha hasta el techo se podrían sacar hasta 870 litros. Los dos asientos de la tercera fila se pueden plegar, desanclar del suelo, y abatir hacia los laterales, dejando entonces mucho más espacio para cargar cosas: más o menos unos 2.110 l hasta el techo. Abatiendo el asiento delantero del acompañante se transportan dentro objetos de hasta 2,8 m de largo.

Equipamiento

En lo relativo al equipamiento, contamos con algunos niveles y facilidades, pero tampoco muy extensibles a los que podamos encontrar en un coche de calle. Por ejemplo, el volante, que de serie es de cuero, permite la función de poder regularse en altura, pero no en profundidad.

Multimedia

También llega con algunos botones, aunque no demasiado importantes, como la regulación eléctrica de los espejos, el control de tracción y la regulación de la altura de las luces. En el caso del freno de mano, lo que vemos es que con el equipamiento alternativo (el que no es de serie) podemos sustituir la palanca convencional por un mano redondo giratorio, tal y como sucede en algunos coches con sus cajas de cambios.

El mismo cuenta con climatizador, llantas de aleación, antinieblas delanteros, sistema multimedia con pantalla táctil, navegador, bluetooth, MP3 y toma USB. También se menciona su llave inteligente con arranque por botón, navegador y cámara de visión trasera. El precio de la unidad parte desde los 39.682 €. Lo único que se le puede añadir es el sistema de navegación VE de Nissan, con pantalla táctil de 7 pulgadas que indica los puntos de recarga mas cercanos o el planificador de rutas desde la App o You+Nissan.

Extras

En cuanto a los extras, los japoneses, solo ofrecen una opción más de la alternativa. Se trata, en su caso, del sistema de carga. Aquí, la marca entrega el Nissan E-Valia con un cargador para enchufe doméstico que permite utilizar potencias de carga en corriente alterna de hasta 10,5 kWh.

Opcionalmente, por 500 euros adicionales, se puede pedir también con un cable para toma Mennekes. Son conectores utilizados para la recarga de vehículos eléctricos que tienen como base de funcionamiento el estándar IEC 62196. Este es el que se puede usar en los cargadores de pared que hay, por ejemplo, en algunos centros comerciales. Puede ser utilizado con sistemas monofásicos, bifásicos o trifásicos.

Mantenimiento

Un aspecto clave es su mantenimiento. Aunque su tecnología es complicada, los coches eléctricos son más simples y tienen menos piezas que un coche con motor de combustión, de modo que su mantenimiento es completamente diferente. Puede que en este Nissan E-Valia no tengamos que sustituir filtros ni aceite, pero para su revisión son necesarios equipos de diagnosis caros que los talleres deberán amortizar y eso repercute en la factura.

Frontal

Según nos dice la marca, en un eléctrico, bien un turismo o una furgoneta, el mantenimiento incluye principalmente: pastillas de freno, líquidos, neumáticos, escobillas limpiaparabrisas, batería y filtro del habitáculo. En el caso de las pastillas de freno, estas requieren aproximadamente la mitad de mantenimiento que en un coche convencional, sobre todo gracias a la frenada regenerativa, que los desgastará menos.

Los líquidos son tres: frenos, refrigerante y limpiaparabrisas. El filtro del habitáculo en el caso del Hyundai Kona eléctrico debe ser reemplazado cada 30.000 km o cada dos años.

Garantías

Aunque la fiabilidad de los vehículos ha mejorado mucho en las últimas décadas, la proliferación de elementos electrónicos y sistemas de reducción de emisiones contaminantes en los motores hace que no estemos exentos de tener que acudir al taller en alguna ocasión para realizar alguna reparación.

Es por eso que el tipo de garantía que cada marca ofrece se convierte en uno más de los aspectos a valorar a la hora de tomar una decisión. Y ahí, lo cierto, es que la furgoneta eléctrica E-Valia cumple con un tiempo y coberturas de las más amplias que nos podemos encontrar. Por lo general, los japoneses (Honda, Toyota, Mitsubishi, Mazda…) suelen tener unas garantías de mayor extensibilidad que otras.

Así, lo que vemos con la de Yokohama es que su período de garantía es de 36 meses o 100.000 km, lo que ocurra primero. Esta cobertura, denominada Garantía del Vehículo Nuevo, cubre todas las piezas y componentes de todos los vehículos de la casa de Nissan, excepto los neumáticos y los elementos que se enumeran en la sección “Lo que no está cubierto”.

¡Sé el primero en comentar!