¿Son los mismos? Todo sobre los neumáticos de un eléctrico

No sólo cambian los componentes electrificados en un coche eléctrico frente a uno convencional, sino también otras igual de importantes como los neumáticos. Estos, vistos como uno de los elementos clave en cualquier tipo de automóvil, han ido desarrollándose de manera persistente en el tiempo para ofrecer un rendimiento acorde y prestacional al mismo. Pero, ¿cómo son y en qué se diferencian?

Desde su repentina aparición, el coche eléctrico se ha ido distanciando cada vez más del vehículo convencional. Esto no es por otro motivo que porque se conforma con varios sistemas que hacen porque sean más eficientes y mejor considerados. Desde las baterías, el motor, la entrega de potencia, su eficiencia…

Los neumáticos han de adaptarse a sus características

Al respecto, y de la mano de la tecnología, lo que conocemos es que también precisan de otros componentes que, a priori, no resultarían tan novedosos pero que tienen una función clave. Hablamos, sin ir más lejos, de los neumáticos del coche eléctrico y su distancia con los de combustión.

Sabemos que hay que mantenerlos en buenas condiciones, pero cuando hablamos de un vehículo eléctrico, sabemos que es muy distinto a un coche convencional, y en el caso de la manera en que transmite la potencia a las ruedas, más de lo mismo. Por eso vamos a responder directamente a una pregunta repetida: sí, estos coches pueden usar los mismos neumáticos que uno de generación anterior.

De igual forma, como ocurriera en cualquiera de los clásicos, los usados para esta clase de vehículos han de adaptarse a esas características especiales y, aunque puedan valer otros, han de aclimatarse según las necesidades que requiere. Así que vamos a repasar cómo han de ser los neumáticos específicos para los coches eléctricos ante los comunes, y qué condiciones han de tener para funcionar de manera adecuada en los más modernos, como es el caso.

Rasgos básicos

Pero empecemos por el principio. Como tal, esta es una pieza de caucho con forma toroidal que forma parte de las ruedas. Por lo tanto, suelen ir protegidos por llantas de metal. También son llamados por otros nombres según la ubicación, tales como cubierta, goma o caucho. De todas formas, todas corresponden al mismo elemento: los neumáticos.

Es entonces cuando estos tienen la función de garantizar al vehículo una buena adherencia y fricción con el suelo, además de posibilitar el arranque y frenado del mismo. Es la única parte del vehículo que hace contacto con el suelo. Pero esta no es su único cometido.

Neumáticos coche eléctrico cómo son

  • Aportan sensación de comodidad y seguridad al conductor.
  • Amortiguan las irregularidades de la vía por la que circula el coche.
  • Son los encargados de la transmisión de la potencia del motor.
  • Permiten al coche tomar mejor las curvas.
  • Son determinantes para acelerar y frenar.
  • Son los responsables de guiar el vehículo.

Asimismo, cuando hablamos de un coche electrificado, lo hacemos también de la mano de los mismos, puesto que debido a la fuerza ejercida por el motor que portan, deben responder de una manera totalmente distinta de lo que lo hacen cuando se equipan en uno de combustión, independientemente de su combustible.

Por ejemplo, y quizás como uno de los puntos más importantes en lo que tiene que ver con sus características, estos son responsables, en la mayoría de los casos, de aumentar la autonomía del mismo de una manera significativa. Por tanto, algo de lo que debemos fijarnos con ellos es que, junto a nuestro estilo de conducción, pueden ser realmente útiles para ganar unos cuantos kilómetros más en nuestros viajes.

Cómo son

Los fabricantes de neumáticos trabajan para conseguir gomas más seguras y eficientes. Esto último pasa por conseguir reducir el consumo, algo que en el caso de los coches eléctricos cobra aún más relevancia: a menor resistencia de rodadura, mayor autonomía.

Asimismo, y además de premiar la autonomía, estos deben tratar de reducir el ruido que se filtra al interior, esto para, entre otros, aumentar el confort de marcha. Pero de nada sirve sino se garantiza la adherencia en cualquier situación. Y es que, como hemos mencionado, son el único punto de contacto del coche con la calzada, exactamente igual que suceden en los vehículos de combustión.

Es por esto que dependiendo de sus particularidades y cualidades, encontramos con ellos varias clases de neumáticos para el coche eléctrico que no damos en el corriente de gasolina o diésel. ¿El motivo? Que a diferencia de los anteriores, estos deben soportar mayor peso, en parte por las baterías.

Además, deben ser capaces de transmitir todo el par de inmediato al asfalto. Esto hace que, para conseguir reducir la rumorosidad que se filtra hacia el habitáculo, tengan que ser altos y con una banda de rodadura muy estrecha. Hay que tener en cuenta que la baja sonoridad de un motor eléctrico hace que notemos mucho más el ruido y las vibraciones al rodar. Para paliar esto, se agrega una inyección de espuma al compuesto de la goma.

Tipos existentes

En comparación con los coches de combustión, la tecnología de tracción eléctrica reduce el ruido del motor. Pero también las emisiones, el mantenimiento y los costes de funcionamiento. Sin embargo, una consecuencia de los muchos beneficios de los vehículos eléctricos es un aumento significativo del peso.

Estas baterías todavía son pesadas por lo que su peso supone una carga adicional. También se encuentra su torque. En los más modernos frecuentan tener dos síntomas, uno más beneficioso que el otro. Por una parte, significa una aceleración instantánea. Pero por otro, este par instantáneo supone una carga adicional para los neumáticos.

Naeumáticos coche eléctrico características

Por otro lado, el ser más finos también aumenta la eficiencia y el gasto de energía, ya que la gran mayoría de coches eléctricos necesitan menos superficie de contacto con el asfalto. Solo son obligatoriamente necesarios cuando la potencia que desarrolla es muy elevada y necesitan más agarre. A pesar de que estos neumáticos son ciertamente particulares, las marcas de coches están tratando de normalizarlos al máximo posible con montas más regulares, lo que permite rebajar los costes.

  • Sin banda de rodadura. Es el único elemento del coche que tiene contacto directo con la superficie, por lo cual la elección de neumáticos debería ser una decisión premeditada. Este es el tipo de rueda más económico del mercado, pero sigue teniendo el que menos cualidades tiene, siendo solo aptos para vehículos de baja potencia. Tampoco soportan demasiado peso, motivo por el que cada vez está quedando más en desuso. Los híbridos HEV y PHEV no lo utilizan.
  • Con banda de rodadura. Es apto para coches de mayor kW. Su inclusión consigue que el peso máximo soportado aumente considerablemente, lo que ha sido todo un logro. Independiente del tipo, su desgaste suele ser bastante menor gracias a esta banda, aunque sigue estando bastante por encima de los que se colocan en los convencional. Su resistencia es todavía mayor. Su único inconveniente es el precio, pues es el tipo de neumáticos para coches eléctricos más caro.

Consideraciones

Como todo neumático, incluso para los que se van instalando en los más pesados, como pueden ser los camiones o autobuses, estos requieren de unas consideraciones distintas y mucho más atentas de lo que podíamos estar acostumbrados. Nos referimos, en concreto, a tres importantes pautas que debemos atender.

Por tanto, y tomando en cuenta la característica de nuestro coche, lo mejor a la hora de elegirlos es tener en cuenta, por encima de todo, el tipo de electrificado y la utilización que se le va a dar. Si es un deportivo o un SUV, optar por neumáticos de altas prestaciones o específicos para SUV. Si se va a optar a utilizar tu coche en zonas de climatología adversa, unos neumáticos Allseason o los mismos neumáticos de invierno.

Consideraciones

De todas maneras, hay que atender a sus principios básicos. Son los que nos darán la pauta de la vida que les queda, cómo se van comportando, y lo que es más importante: cómo sostiene al coche. Estas son sus dimensiones, la misma resistencia a la rodadura y sonoridad.

  • Dimensiones. Hoy por hoy, los usuarios prefieren neumáticos anchos y de perfil bajo. Esto es porque existe un componente estético también a la hora de comprar neumáticos, y los de mayor anchura lo visten mejo. De todas maneras, la continua llegada al mercado de nuevos coches con tecnologías cada vez más grandes hará porque se estén viendo ya ruedas más estrechas. Normalmente, las más finas hacen porque se responda a una autonomía superior.
  • Resistencia a la rodadura. Esto es la energía que el coche necesita enviar a sus neumáticos para mantener el movimiento a una velocidad constante sobre una superficie. Los que más juegan en su favor son los de tipo A y C.
  • Sonoridad. Conseguir que el ruido sea mínimo viene en parte por los neumáticos del coche eléctrico. Los de clasificación más alta ganan enteros.

Neumáticos exclusivos para el coche eléctrico

Respondiendo a este interés, son diversos los fabricantes que han tenido a bien involucrarse de lleno en la confección de este tipo de caucho. De la misma forma que las marcas de vehículos están apostando por ellos en cada vez más rangos, las firmas de ruedas están haciendo lo propio.

Porque sí; los constructores automovilísticos y los fabricantes de neumáticos tienen que responder a las necesidades de los automovilistas y a las exigencias del vehículo eléctrico. Los fabricantes de neumáticos deben adaptarse constantemente a lo que requiere la tecnología ofreciendo gomas innovadoras que evolucionan a la par que los avances de la industria del automóvil y la problemática ecológica.

No obstante, también es verdad que por el momento se cuentan por muy pocas, a sabiendas que es un mercado en completa expansión. Entre las más reconocidas están las de Michelin, que recientemente lanzó una variante renovada y resistente a los pinchazos, y Continental, que se suma a la pionera en este campo: Goodyear.

Michelin

La marca francesa fue la última en entrar en el sector especializándose en unos compuestos renovados y muy novedosos en todo lo que tiene que ver con la materia. Según la propia compañía, y gracias a la experiencia demostrada durante todos estos años, sus vivencias le han ayudado a ajustarse de manera íntegra en los diferentes vehículos.

Michelin EV

Su pieza más exclusiva es la denominada como Energy E-V, que dicen reducen hasta en un 20% la resistencia a la rodadura, lo que equivale a un 6% más de autonomía. De momento se ha fabricado especialmente para el Renault ZOE, aunque es posible llevarlo en cualquier otro vehículo eléctrico, y se encuentra disponible en varias dimensiones. Las versiones de acceso LIFE del ZOE disponen también de serie a este neumático, en dimensiones algo más reducidas 185/65 R15 y con ‘llanta chapa’.

Continental

La elección de los neumáticos adecuados para los vehículos eléctricos es esencial para la eficiencia, el rendimiento de frenado y el kilometraje de un vehículo eléctrico. Como hemos visto, eso es lo que hay que considerar cuando se compran neumáticos nuevos para el coche eléctrico o híbrido, algo de lo que Continental ha logrado tener una pieza de gran consideración.

En su caso, son las Continetal C-V, un modelo específico para esta clase. Los suyos además de beneficiar la autonomía reducen la rumorosidad gracias al uso de espuma de poliuretano pegada en el interior de la banda de rodadura. Los coches que más los frecuentan son los japoneses, tanto Honda como Nissan.

Goodyear

En principio, Goodyear no iba a adentrarse en esta rama, pero debido a que su principal cliente, Lexus, lanzó al mercado el LF-30 Electrified, a la compañía de Estados Unidos no le quedó más remedio que optar por este camino si no quería verse fuera de la carrera.

Goodyear

De este modo crearon uno prototipo que está hecho a medida para beneficiar al elegante, atrevido y moderno diseño del Lexus. Los neumáticos sustentan la propulsión de los motores eléctricos y están diseñados para mejorar el confort y las prestaciones del coche. A este le acompaña el Goodyear EfficientGrip Performance Electric Drive. Unas ruedas que no solo mejorarán la autonomía, también las prestaciones y el comportamiento dinámico del coche eléctrico, como aseguran desde la compañía.

¡Sé el primero en comentar!