Mercedes GLE 350, un enchufable imponente de 330 CV

Mercedes GLE 350, un enchufable imponente de 330 CV

Jorge Majdalani

Mercedes siempre ha sido de crear conceptos revolucionarios, novedosos, deslumbrantes y, en ciertos casos, muy poderosos. Es lo que sucede ahora con este Mercedes GLE 350, un vehículo capaz de todo lo mejor a partir de su satisfactoria y completa tecnología, su motorización híbrida enchufable y sus prestaciones al alcance de muy pocos SUV, categoría en la que se engloba. Conocemos su ficha técnica.

Antes del inicio de la era SUV, Mercedes ya tenía a la venta un modelo. Era el Mercedes GLE, aunque por aquel entonces no se le conocía bajo esa denominación. Este se ubica dentro de la firma como el comprendido entre el Mercedes GLC y el Mercedes GLS. Un Utilitario Deportivo de grandes dimensiones perteneciente al segmento E.

Ahora lo hace en la que es su cuarta generación, una especificación muy distinguida con la que la firma de la estrella ha sido capaz de romper todos los moldes de diseño, rendimiento, potencias… Es por esto que este coche se presenta ahora como uno de los líderes del segmento, y motivos para ello hay unos cuantos.

Hay que recordar que contaremos con un gran abanico de opciones que nos permitirán contar con un gran coche lleno de tecnología, pero todo tiene un coste y en algunos casos elevarán el precio de forma considerable. A la hora de elegir el motor, contamos con opciones diésel que llegan hasta los 330 CV de potencia.

Con el distintivo medioambiental Cero emisiones de la DGT, es un coche que sigue la misma línea que los que son los puramente eléctricos, especialmente en todo lo relacionado con sus equipamientos, tecnología y sistemas multimedia. El mismo gana enteros también por su recorrido de hasta 99 kilómetros en modo 100% eléctrico. El rival más cercano de este SUV es el BMW X5 XDrive45e, que pelea directamente con él en la categoría SUV.

  • Tipo: híbrido enchufable (PHEV)
  • Año de fabricación: 2020
  • Precio: 80.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 330 CV
  • Aceleración: 6,9 segundos/100 km/h

Diseño

A simple vista, y más allá de que se un SUV, que es el que engloba todas sus características y lo hace aún más plausible, tenemos que este Mercedes tiene una línea que no se ve en otros modelos. Ni siquiera en su rival más próximo, el BMW X5. Con todo, es un vehículo que engloba la modernez y el lado más clásico y puro de la firma alemana.

Así, en él aparece como punto clave su altura, la cual se hace ver como la gran protagonista. Pero hay otros varios aspectos en su exterior que también dan pie a ello. Por ejemplo, el parabrisas tendido, la carrocería baja y la línea trasera descendente. Tres aspectos que hacen por dibujar la elegante silueta de este GLE.

Visto de frente, se observa un frontal de nuevo diseño con noble parrilla de efecto diamante, que es el que irradia una deportividad a alto nivel que se prolonga hasta la zaga. En esta zona, los hombros musculosos y las luces traseras de dos piezas imprimen mayor sensación de anchura al conjunto.

Otro aspecto destacado son las llantas de hasta 55,9 cm (22 pulgadas), que subrayan su carácter de SUV. De carrocería más perfilada, gana enteros también en parte por sus medidas. Es un concepto que llega hasta los 4,9 metros de longitud, 1,9 metros de ancho y los 1,7 metros de ancho.

Versiones

Este coche es un líder nato en su competencia, en parte, porque presenta más de una versión. Con él contamos con dos especificaciones, dos mecánicas que se ven en dos conceptos: uno más coupé, con un estilo bastante más deportivo, y otro más urbanita. De todas formas, ninguno pierde en nada con el otro.

Exterior Mercedes GLE 350

Para sus especificaciones, este se ofrece con dos motores de ciclo diésel: el 350 d 4MATIC (de 272 CV) y el 400 d 4MATIC (de 330 CV), este último el que prestará toda nuestra atención. Ambos comparten un bloque de seis cilindros en línea, turboalimentado, con 2,9 litros de cilindrada.

Aunque en el caso de la versión más potente, el turbocompresor es ligeramente diferente. La caja de cambios automática 9G-TRONIC y el sistema de tracción integral 4MATIC completan el esquema técnico. Eso sí, los que sean amantes de la gasolina tampoco se quedarán atrás.

Y es que el Mercedes GLE 350 también hace porque tengamos una segunda versión de gasolina. Esta es la que tiene que ver con la AMG 53 4MATIC+, con 435 CV, un bloque de 3,0 litros de cilindrada con turbocompresor, más un compresor eléctrico y una red de 48 V. El cambio también es automático de nueve velocidades y la tracción, integral.

Motor y baterías

En su caso, más allá de versiones y especificaciones varias, tenemos que este GLE 350 de 4Matic, el que nos atañe, se presenta con dos motores: por un lado, una mecánica diésel. En él centran un motor de combustión de cuatro cilindros y dos litros de cubicaje que nos ofrece una potencia de 194 CV y que se asocia a un motor eléctrico de 100 kW. Esta combinación lo hace para un total de 330 CV y un contundente par de 700 Nm.

El sistema eléctrico, con unas baterías con una capacidad de 31.2 kwh, es capaz de registrar una autonomía según el ciclo de homologación WLTP de entre 90 y 99 km ofreciéndonos un importante rango de utilización en este modo para cubrir los desplazamientos cotidianos sin gastar combustible.

Para recargar dicha batería, este se carga tanto en corriente alterna como carga rápida en corriente continua. Mercedes no ha anunciado la potencia máxima admitida en carga rápida, pero puede cargarse del 10 al 80 % en 20 minutos (o del 10 al 100 % en unos 30 minutos). La potencia se envía a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática 9G-Tronic de nueve relaciones, y le permiten registrar un 0 a 100 km/h en 6,9 segundos.

Consumo

Al disponer de un motor de mayor tamaño, lo que sucede es que no tendremos las cifras de uno que pueda ser menor. Así, con el Mercedes GLE 350 ocurre que, al ser un híbrido enchufable, no se presta de igual manera que otro de su misma especie. Esto hará porque con él se debería intentar circular siempre, o el mayor tiempo posible, en modo eléctrico.

Mercedes GLE 350 consumo

Y eso va a requerir que nos acostumbremos a enchufarlo cada vez que utilicemos nuestro coche y lo aparquemos en nuestro garaje. Ante ello, tal y como señala la marca, tampoco es un coche que consuma demasiado, ni mucho menos. Pero sigue estando algo lejos de los que se presentan a la cabeza.

De este modo nos encontramos con que mantiene un consumo mixto de entre 1,1 y los 1,4 litros/100 kilómetros. Para el caso del eléctrico, este consumo alcanzará los 24 kWh/100, un nivel más creciente si lo comparamos con otros de la categoría. En su conjunto, a simple vista no parece demasiado para su categoría, pero sí es significativamente mayor que con otro de su clase.

Interior y acabados

Por dentro, este GLE responde con todas las comodidades. No es por nada su imponente figura dado que en el interior se observa todo lo que el exterior nos presenta en tamaños muy extremos. Así, podemos decir sin equivocarnos que se trata de un vehículo muy amplio, da lo mismo que lo hagamos en las plazas delanteras o en las traseras: el espacio está garantizado.

Mercedes GLE 350 interior

Como se ven en las imágenes que acentúan este texto, todos los asientos disponen de ajuste eléctrico y calefacción (incluso las plazas traseras) con un ajuste al cuerpo cómodo y que nos permite viajar de manera confortable. A destacar es el salpicadero, que está presidido por las enormes pantallas de la instrumentación y del sistema multimedia.

Esto, en su caso, es lo que le aporta un toque vanguardista. Además, en este caso de la versión enchufable, la pantalla de la instrumentación incluye funciones específicas, donde conductor puede configurar el método y los tiempos de recarga de la batería.

Pero también el que pueda ser avisado de una ruta alternativa a través del sistema de navegación, para llegar a los puntos de recarga, habilitados a lo largo de la ruta asignada. El maletero de estas variantes híbridas enchufables de los GLE tienen un total de 490 litros, y el de los GLE Coupé 510 litros de capacidad.

Equipamiento

Pasando a los distintos niveles de equipamiento, con este Mercedes GLE 350 4Matic podremos disfrutar de la conducción en su expresión más confortable. Se tratan de dos paquetes que añade un acabado de elegancia a los equipos de la línea, de igual forma que ocurre para el resto de la clase.

Multimedia

Si elegimos el segundo paquete (el más caro) contaremos con asientos en cuero bicolor y las costuras de adorno en el tablero de instrumentos. En su equipamiento de serie contaremos también con llantas de aleación de 19 pulgadas, inserciones de fibra de carbono y control de velocidad de crucero adaptativo. Todo, además, de otras que en completo conjunto pueden elevar el precio del vehículo hasta rozar los 59.000 euros.

De serie incorpora el asistente de puntos ciegos que avisa al conductor de la presencia de otros usuarios en la vía. Cuando el coche está parado, se activa una señal luminosa en los retrovisores a modo de alerta. Mientras que cuando se encuentre en circulación, puede intervenir y accionar automáticamente los frenos para evitar el impacto.

Extras

Para los extras, podemos contar también con los dos anteriores mencionados, el Premium y el AMG. En ambos casos se presenta con un novedoso apartado lumínico en el que la iluminación LED High Performance hace su acto de presencia. Con ella alumbraremos de manera aportando seguridad en nuestros desplazamientos.

Por su parte, y si nos enfocamos hacia la de categoría Premium, tenemos además la posibilidad de equipar al Mercedes GLE 350 4MAtic la iluminación matricial de MultiBeam LED, esta que aumenta el precio del vehículo por 578€ más. Uno de los puntos más a favor es que en sus extras Premium, Mercedes ha sabido adaptarse a todas las preferencias. Eso ha hecho porque, además de poder elegir los mandos táctiles del resto de los equipos (pantalla, sistema multimedia…), lo podamos controlar de manera física. Esto será tanto en el salpicadero como para la consola central y para el volante.

Mantenimiento

Algo muy importante a la hora de dirigirnos hacia estos coches es tener claro que los enchufables de tecnología híbrida no necesitan tantos elementos líquidos y móviles como hacen los tradicionales. O lo que es lo mismo: hará que su mantenimiento sea menor y, en la mayoría de los casos, bastante más barato.

Mantenimiento

Con todo, Mercedes estima que la batería de servicio de este GLE 350 se cambie cada cuatro años, mientras que en las versiones gasolina o diésel no es un componente con una vida prestablecida. Ello se ve, además, con el cambio de la correa, que se acorta de los 120.000 a los 90.000 km o 6 años.

El resto de componentes tienen programadas intervenciones muy similares y no hay un mantenimiento marcado para el sistema de propulsión eléctrico. El diésel sí agenda, aunque a muy largo plazo, intervenciones más complejas, como pueden ser la sustitución de la correa de la distribución o el control del filtro de partículas.

Garantías

Sí; la fiabilidad de estos coches híbridos enchufables ha mejorado mucho, pero la proliferación de elementos electrónicos y sistemas de reducción de emisiones contaminantes en los motores hace que no estemos exentos de tener que acudir al taller en alguna ocasión para realizar alguna reparación.

Es por esto que el tipo de garantía que cada marca ofrece se convierte en uno más de los aspectos más a valorar a la hora de tomar una decisión. Y en el caso de este modelo, el Mercedes GLE 350, es bastante extensa. En primer lugar, cuando nos hagamos con él, durante los dos primeros años no tendremos ningún gasto de reparación, como dicta la ley.

Es importante que sepamos que la mano de obra y los materiales utilizados por mantenimiento como el servicio de inspección, cambios de aceite o de anticongelante, reparaciones por golpes y sustituciones debidas al desgaste normal del vehículo, quedan excluidos de la garantía. Hacia la garantía anticorrosión, los coches de los cuatro aros ofrecen 12 años que no incluyen los daños derivados de condiciones ambientales extremas, cuidado insuficiente o daños exteriores e indicios de corrosión visibles.

¡Sé el primero en comentar!