Mercedes E 300 DE, la berlina enchufable idónea para viajar

Hablar de Mercedes es hacerlo a través de un campo, de un segmento más que satisfactorio que ha conseguido unir a su público, y el E 300 DE va camino de ello. Esta es la berlina híbrida enchufable de la casa alemana, una más, pero que se presenta hoy como parte de las más destacadas del mercado. Ya no solo por sus prestaciones y buen rendimiento, además de su eficiencia, sino porque tiene un lado tecnológico que gana ampliamente. Conocemos su ficha técnica.

Desde que se abrieran al segmento electrificado, y en concreto a la variante híbrida enchufable, Mercedes ha apostado de lleno por las berlinas. Lo hemos visto con varios modelos, algunos de lo más plausibles y llenos de entrega con los que situarse en el frente de la clasificación (el C 300, sin ir más lejos). Sin embargo, con este Mercedes E 300 DE todo es diferente.

No lo decimos solo por su estética vanguardista, que tiene mucha culpa de la evolución de la misma, sino más en lo que cabe el resalto de su mecánica. Con potencias y motorizaciones parecidas a lo que podemos encontrar habitualmente en las versiones de gasolina, este gana enteros en todo el aspecto eléctrico.

Lo cierto, en todo caso, es que son varias las marcas hoy que hoy producen algunos de los motores diésel más eficientes y menos contaminantes de la historia, mucho mejores que algunos motores gasolina en términos prácticos. Y ahí está este modelo de la firma alemana, precisamente.

De hecho, la firma de la estrella acaba de quedarse sola en esto de tener un diésel híbrido, cuando antes se configuraba el Q7e-Tron de Audi. Por tanto, es fácil decir que este modelo es la elección principal si buscamos un coche de altas dimensiones, buen espacio, motores híbridos enchufables… y, a ser posible, diésel. Además, si por algo gusta esta versión es por su buena manejabilidad, su gran eficiencia energética y la sensación de control. Esto es lo que la hace ser idónea para viajar y recorrer distancias largas.

  • Tipo: híbrido enchufable (PHEV).
  • Año de fabricación: 2019
  • Precio: 65.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 306-320 CV
  • Aceleración: 5,7 segundos/100km/h

Diseño

Aunque a simple vista parezca que es un modelo más, nada más lejos. Con él, Mercedes ha decidido renovarse en todos los aspectos, y en lo que tiene que ver con su diseño, también. Es verdad que su imagen desprende un toque parecido a los modelos más grandes de la casa, pero lo cierto es que ha cambiado profundamente, sobre todo con respecto a su versión de 2016 su antecesora.

Más allá del puerto de carga y la denominación E del modelo al tratarse de una versión electrificada, encontramos líneas mucho más simples, elegantes y con una estética que lo realza desde la parte trasera hasta el último detalle del frontal, como se aprecia en su nueva parrilla, ahora mucho más sofisticada para entrar en la moda.

Además, en él destacan los logotipos EQ Power tras las aletas delanteras y la presencia del punto de carga en la esquina derecha del paragolpes posterior, una ubicación en la que está bastante expuesta a golpes accidentales por parte de peatones y otros coches que pasen muy ceñidos al nuestro. De este modo, encontraremos ahora una protección en esta parte que se centrará también en todo el ancho y la batalla del mismo.

Versiones

Pasando a las versiones que podemos hallar, este E 300 DE se encuentra disponible en dos configuraciones referidas al modelo que se comercializa (el de 2016 ya no se vende). Por una parte se da la híbrida enchufable con especificación gasolina, la cual es similar a la segunda, pero con unas prestaciones y unos niveles de consumo mayores, claro está.

Versiones Mercedes E 300 DE

El primero lo hace equipando un propulsor de 2.0 litros y cuatro cilindros que eroga 211 caballos, asociado a un nuevo motor/generador eléctrico de 90 kilovatios para una potencia conjunta de 320 caballos y 700 Newton metro de par. Con el mismo bloque mecánico, pero asociado a un sistema semihíbrido de 48 voltios, el E350 entrega 299 CV y 400 Newton metro de par.

Para el segundo, la versión más eficaz y la que nos atañe, damos con un motorcuatro cilindros y 2.0 litros que entrega 194 CV, asociado al mismo motor eléctrico de 122 cv que el gasolina. En este caso, la potencia resultante es de 306 caballos y los mismos 700 Newton metro de par. En cuanto a sus autonomías, estos ofrecen 52 y 54 kilómetros, respectivamente.

Motor y baterías

Dentro de sus entrañas vemos algo sorprendente que, si bien se llega a utilizar en otros modelos de la casa, también PHEV, no son tan altos de rendimiento como este. O al menos no tanto. Con todo, lo que hace el Mercedes E 300 DE es incorporar la tercera generación de la tecnología híbrida enchufable EQ Power.

Es por esto que ahora damos con un motor eléctrico que resulta mucho más potente (pasa de 65 a 90 kW, equivalentes a 122 CV) y monta una batería de iones de litio con mucha más capacidad (en la versión anterior era de 6,4 kWh y ahora sube hasta 13,5 kWh). Por su parte, el motor diésel de dos litros y cuatro cilindros (que es el mismo del E 220 d) entrega 194 CV de potencia. Esto le hace entregar una potencia combinada de 320 CV para unas autonomías de entre 52 y 54 km en modo 100% eléctrico.

¿Y por qué usar un diésel? Principalmente, porque en la actualidad estos motores emiten entre un 15% y un 20% menos de CO2 que sus equivalentes de gasolina; y también porque, según Mercedes, sus emisiones de óxidos de nitrógeno están muy por debajo de los límites marcados por la Unión Europea.

Consumo

A partir de ahí entra un aspecto clave: su consumo. Y es que, al contar con unas motorizaciones superiores, unos rangos de autonomía algo más extensos y sus especificaciones diésel y gasolina, esto hace que las cifras de consumo también hagan por variar al respecto, como vemos.

Consumo Mercedes E 300 DE

De hecho, tal y como dice la marca, no tiene nada que ver lo que podemos llegar a consumir de combustible con una configuración o con otra. Así, debido al rendimiento extraído de esta sociedad diésel-eléctrica, las prestaciones de este Mercedes Clase E 300 DE son dignas de admirar. Esto se evidencia porque es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 5,7 segundos, pudiendo alcanzar una velocidad punta de 250 km/h. Funcionando solo con el motor eléctrico, el E 300 alcanza una velocidad máxima de 130 km/h.

Estos dos modos harán que el consumo medio de nuestro Mercedes E 300 se suba y se aleje de los 1,7 l/100 km que la marca homologa, pero gracias a que contamos con un eficiente motor diésel cuando salgamos a carretera el consumo será menor que con uno gasolina, y cuando lleguemos a la ciudad y volvamos a echar mano de la batería eléctrica volveremos a compensar ese consumo.

Interior y acabados

Y si su exterior te ha llamado la atención, espera a conocer lo que se da en su interior. Un lujo tecnológico como mayor protagonista logrando que tu conducción sea lo más estable, cómoda y segura posible. De hecho, se marca como un modelo en el que gana, ampliamente, por su gran habitabilidad interior.

Esto permite que tanto el conductor tenga una sensación de espacio mucho más placentera a la hora de ponerse al volante, así como como suede también con el resto de pasajeros, tanto para el copiloto como para los traseros. A partir de ahí contamos con varias muestras muy representativas de otros coches de la casa.

Interior Mercedes E 300 DE

Tanto es así que aquí el Mercedes E 300 DE integra las pantallas que presiden el interior, de serie en todas las versiones. Se trata de una pantalla de 12,3″ detrás del volante y otra de 11,9″ en el centro del habitáculo, esta última muy completa y girada 6º hacia el puesto de conducción para favorecer que el conductor la pueda ver con claridad. Como en el resto de versiones, en la parte posterior del mueble central se ubican las salidas de aire acondicionado para los pasajeros, además de dos tomas de USB y una de 12 voltios.

Por otra parte, el conductor podrá elegir entre cinco perfiles de conducción y cuatro modos de servicio para adaptar el funcionamiento de la mecánica electrificada a las necesidades de cada momento y poder sacar un mayor o menor provecho a la carga que tenga la batería. El modo Economy y el modo Comfort permitirán sacar el máximo provecho a la eficiencia del sistema híbrido enchufable.

Como veremos, el coche puede sumar llantas de aleación de 18 pulgadas, paquete exterior e interior AMG, volante deportivo, techo panorámico… Además, ofrece un gran confort de marcha, con una puesta a punto muy agradable, unas prestaciones excelentes y muchas ayudas electrónicas a la conducción.

Equipamiento

Como es normal en la marca de Stuttgart, el vehículo incluye dos amplios equipamientos. En él destaca la Premium, con su tapicería uno de los aspectos más favorables del mismo. Por su parte, si así lo deseamos, podemos optar por un tapizado de cuero, al más puro estilo AMG, la división más deportiva. Será ahí donde el habitáculo resulte aún más llamativo.

Multimedia

Aquí podremos disfrutar de la conducción en su expresión más confortable. Se tratan de dos paquetes de tapizado que añade un acabado de elegancia a los equipos de la línea, de igual forma que ocurre para los Clase A, por ejemplo. Si elegimos el segundo paquete (el más caro) contaremos con asientos en cuero bicolor y las costuras de adorno en el tablero de instrumentos.

En su equipamiento de serie contaremos también con llantas de aleación de 19 pulgadas, inserciones de fibra de carbono y control de velocidad de crucero adaptativo. Todo, además, de otras que en completo conjunto pueden elevar el precio del vehículo hasta rozar los 59.000 euros.

De serie incorpora el asistente de puntos ciegos que avisa al conductor de la presencia de otros usuarios en la vía. Cuando el coche está parado, se activa una señal luminosa en los retrovisores a modo de alerta. Mientras que cuando se encuentre en circulación, puede intervenir y accionar automáticamente los frenos para evitar el impacto.

Extras

Para los extras, a través del Mercedes E 300 DE podemos contar también con los dos anteriores mencionados, el Premium y el AMG. En ambos casos se presenta con un novedoso apartado lumínico en el que la iluminación LED High Performance hace su acto de presencia. Con ella alumbraremos de manera aportando seguridad en nuestros desplazamientos.

Por su parte, y si nos enfocamos hacia la de categoría Premium, tenemos además la posibilidad de equipar la iluminación matricial de MultiBeam LED, esta que aumenta el precio del vehículo por 578€ más. Uno de los puntos más a favor es que en sus extras Premium, Mercedes ha sabido adaptarse a todas las preferencias. Eso ha hecho porque, además de poder elegir los mandos táctiles del resto de los equipos (pantalla, sistema multimedia…), lo podamos controlar de manera física. Esto será tanto en el salpicadero como para la consola central y para el volante.

Mantenimiento

En cuanto a su mantenimiento, tenemos que decir que los de Mercedes suelen ser coches muy fiables, y el E 300 DE no debería ser una excepción. Al mismo tiempo, los que presentan tecnologías electrificadas, tanto puramente eléctricas como híbridas enchufables, estos lo son todavía más.

Mantenimiento

Esto no es por otra razón que porque no necesitan tantos elementos líquidos y móviles como hacen los convencionales, además de que su esquema interior es mucho más sencillo. De este modo, lo que tenemos es un cuidado de sus componentes menor… y bastante más barato de lo que puede suceder con uno convencional.

Con esas, Mercedes estima que la batería de servicio de esta berlina se cambie cada cuatro años, mientras que en las versiones de gasolina no es un componente con una vida prestablecida. Ello se ve, además, con el cambio de la correa, que se acorta de los 120.000 a los 90.000 km o 6 años. El resto de componentes tienen programadas intervenciones muy similares y no hay un mantenimiento marcado para el sistema de propulsión eléctrico. El diésel sí agenda, aunque a muy largo plazo, intervenciones más complejas, como pueden ser la sustitución de la correa de la distribución o el control del filtro de partículas.

Garantías

Asimismo, dentro de las garantías, Mercedes permite que contemos con esta E 300 DE con niveles de garantías muy altos. En primer lugar, los de la marca de la estrella nos señalan que podemos estar hasta dos años cubiertos, que es el mínimo de lo que indica la ley.

Es una filosofía que se hace igual con el resto de turismos de la casa, además de una garantía extendida que cubre la batería de alto voltaje. Donde sí se extienden es en los 5 años de asistencia en carretera. En su caso, lo hacen con una cubertura de un lustro en pintura y otro de protección ante la corrosión.

También se incluyen 12 años de amparo antiperforación. Esta garantía comercial incluye otros dos años de garantía en recambios y accesorios originales. Adicionalmente, si cambiamos los neumáticos en uno de los talleres de la marca, obtendremos un seguro gratuito contra pinchazos, roturas, deformaciones o reventones.

2 Comentarios