¿Buscas un eléctrico para la ciudad? Estos son los mejores

Los coches eléctricos se presentan en muy buena forma para los diferentes tipos de usuarios y conductores, y para la ciudad, más. Y es que, al igual que los hay más propicios y expresamente dirigidos para los que pueden ser trayectos más largos o rutas de montaña, por ejemplo, también hay modelos que están pensados expresamente para un uso más urbano. Si este es tu caso, sigue leyendo; te presentamos los coches eléctricos más propicios para tu entorno.

El objetivo de la industria del automóvil es alcanzar cuanto antes las cero emisiones de CO2 a la atmósfera. Es una meta todavía algo lejana, pero que parece haber encontrado en los coches eléctricos su mayor aliado, especialmente en la ciudad. Por eso, cada vez más marcas están lanzando modelos con esta tecnología.

Los eléctricos para reducir la contaminación en ciudad

Y lo cierto es que, si nos ponemos a observar el mercado automovilístico de hoy en día, los hay de diversas clases, tipos, mayores o menores rangos de autonomía, para familias, óptimos para viajes largos, todocaminos (los conocidos como SUV) … Pero, también, y en la mejor expresión de la palabra, los vehículos urbanos están copando un gran protagonismo.

De hecho, estos coches son, junto a los SUV, a los que más se están dirigiendo el público recién llegado a la electrificación, también en los híbridos que portan sistemas eléctricos. En esas, parece claro que la intención de los usuarios es la de estar concienciados con el medioambiente, sobre todo en entornos donde más se propicia la contaminación.

Y ahí, las ciudades están viviendo un momento complejo. Esto ha servido para comprobar cómo se podría vivir si no tuviéramos la nube de contaminación que todos los días llena nuestras grandes ciudades. Está claro que no se puede confinar a la población de forma permanente, como ocurrió en los primeros compases de la pandemia, pero si se pueden buscar soluciones para que esos desplazamientos diarios se reduzcan y los que se tengan que hacer se realicen con vehículos cero emisiones.

Fundamentos básicos

Es un concepto que se ha colado en nuestro vocabulario casi de sopetón. La proliferación de los vehículos eléctricos y de los híbridos enchufables nos ha obligado hablar de los coches cero emisiones. A simple vista, comprobamos que es un término amable y del que está ganando muchos adeptos.

Porque sí; cada vez existe una mayor conciencia sobre los efectos del cambio climático y las graves emisiones de CO2 a la atmósfera. En ese momento surgió el coche eléctrico, una utopía que se ha hecho realidad y que camina a pasos agigantados. Este tipo de vehículos deja atrás los motores de combustión que son los que producen las emisiones contaminantes.

Cómo son coches eléctricos ciudad

Todo para terminar apostando ahora por un propulsor eléctrico sustentado en una batería de iones de litio que se muestra totalmente respetuoso con el medio ambiente. Este es el gran salto que se ha producido y que tiende a convertirse en la única realidad que nos espera en el futuro.

Fiables y eficientes, los motores de estos convierten en movimiento casi la totalidad de la energía que consumen. Las baterías determinan la potencia que puede usar el motor y la autonomía del vehículo. Además, dan energía al motor eléctrico que no produce ninguna emisión contaminante durante su funcionamiento. Asimismo, la energía necesaria para recargar la batería proviene de la red eléctrica. El tipo de enchufe y la potencia de carga que utilicemos para recargar el coche eléctrico determinará la duración de la carga.

Cómo son

Como decimos, la movilidad eléctrica es imparable y constantemente aparecen hay nuevos coches eléctricos con precios más ajustados y mayores autonomías. Además, debido a las restricciones que poco a poco se van implantando en grandes ciudades, cada día resulta más complicado poder moverse si no se cuenta con uno.

Con todo, este tipo de automóviles son ideales para moverse por ciudad y hacerlo de modo limpio. Para muchos conductores, son la entrada al mundo de coches ecológicos, aunque indudablemente los híbridos ya portan el primero de los distintivos ambientales. Es así que si lo hacemos en estos entornos, probablemente será una de las mejores ideas posibles.

Coches eléctricos ciudad pequeños

Ahora bien; ¿cómo son estos coches? O mejor dicho; ¿a qué nos referimos cuando decimos que es apropiado para la ciudad? ¿Tienen algún tipo de diferencia? Claramente sí. Visualmente todo se centra en su imagen y en su tamaño, los cuales ya nos señalan cuál es su propósito desde el primer momento.

Como tal, a estos coches eléctricos para ciudad se les denomina o bien compactos o, en su caso, urbanitas. También se les conoce simplemente como pequeños. Se trata de vehículos compactos ideales para maniobrar y aparcar con facilidad. Los coches urbanos gestionan cada vez mejor el espacio de habitabilidad y la capacidad de carga del maletero. Hacemos hincapié en su tamaño porque paralelamente a estos se ven los utilitarios, pero de los cuales ya no se engloban en los urbanos porque tienen un tamaño superior a los primeros. Es decir, es algo más grande que un coche urbano, permitiendo hacer largos recorridos de forma cómoda para los pasajeros.

Además, y a diferencia de los que son para recorrer grandes cantidades de kilómetros, estos se ven como una propuesta mucho más simple y directa, pero sobre todo mucho más asequible. Por tanto, su realidad nos dice que para moverse el entorno de ciudad, no hacen falta que estos coches eléctricos posean enormes baterías ni monstruosas cifras de aceleración. Cuentan así con varias ventajas, entre ellas unos menores tiempos de carga, gracias a sus más comedidas baterías.

Ventajas en ciudad

Existen numerosas ventajas para considerar que desplazarse por el casco urbano con coche eléctrico supone grandes beneficios para la calidad del aire de las ciudades. Obviamente la ausencia de emisiones durante su movimiento es su mayor argumento, pero hay otros que se prestan con gran atención.

Y es que presentan también costes de uso inferiores a los coches de combustión, beneficios fiscales, aparcamiento gratuito en la vía pública, una mayor amplitud a igualdad de tamaño exterior y hasta una conducción muy suave y agradable que añade, asimismo, aceleraciones más briosas.

Ventajas coches eléctricos ciudad

Además, el número de puntos de carga disponibles no para de crecer (hay ya más de 11.500 operativos en España) e incluso empieza a desplegarse una infraestructura de postes ultrarrápidos, estratégicamente distribuidos por la red de autovías y autopistas, que hacen posible ya afrontar viajes.

Además, los coches eléctricos, como hemos comentado, tienen acceso a determinadas zonas que el resto de vehículos no tiene; es el caso por ejemplo de Madrid Central o Madrid 360º en escenarios de alta contaminación. Circular con un coche eléctrico por la ciudad también tiene como ventaja que los estacionamientos, en algunas zonas y dependiendo de las comunidades autónomas, son gratuitos para este tipo de vehículos.

Los mejores urbanitas

Entonces, con todos estos razonamientos, decimos que actualmente los coches eléctricos tienen un buen parecer para la ciudad, al tiempo que cogerán un papel mayor y fundamental cuando todo lo que lo envuelve (infraestructuras, baterías de mayor capacidad, ecosistemas útiles…) llegue a sus máximos.

De todas formas, hoy es muy interesante reconocerlos y son muchas las marcas que se han enfocado a ellos, si bien algunas al principio no tenían intención hasta que han visto su completa expansión. Aptos para ser el rey de la ciudad, contamos con vehículos capaces de ofrecer lo mejor de sí en las localidades más congestionadas. Destacan por su agilidad urbana, son capaces de girar en espacios muy reducidos y, cómo no, de aprovechar huecos para estacionar donde vehículos de mayor tamaño deben renunciar.

Fiat 500e

El Fiat 500 es uno de los coches urbanos por excelencia gracias a su tamaño contenido y prestaciones y del que, adaptándose a los nuevos tiempos, reúne sus mejores características, pero ahora electrificado. El mismo uno de los más racionales y que aprovecha todo su espacio interior al tener las baterías debajo del suelo.

Fiat 500e coches eléctricos ciudad

Cuenta con dos opciones de autonomía, una con 180 kilómetros y otra con 320 kilómetros homologados que se amplían a 460 en un entorno urbano favorable. La primera, la berlina, equipa un motor eléctrico de 70 kW (95 CV) alimentado por una batería de iones de litio de 23,7 kW. La segunda es la Cabrio, que eleva la potencia de motor hasta los 87kW (118 CV) y la capacidad de su batería hasta los 42 kWh.

Por supuesto, sus medidas lo siguen ubicando perfectamente en el segmento de los urbanos, donde pocos eléctricos presentan unas medidas tan recortadas: 3,6 metros de largo, 1,6 metros de ancho y 1,5 metros de alto.

BMW i3

Con más de siete años de presencia en el mercado, el i3 de BMW es uno de los coches eléctricos de tamaño urbano más deseados del mercado para la ciudad. Destaca por su innovador diseño, lujoso interior con diferentes tapicerías y molduras a escoger, además de por sus enormes posibilidades de equipamiento.

BMW i3 coches eléctricos ciudad

Por ejemplo, puede disponer de Amazon Alexa Car Integration para un máximo confort y entretenimiento e incluso diferentes paquetes de equipamiento especial, ideales para los más exigentes en este apartado. En materia de seguridad destaca la tecnología Driving Assistant Plus que incluye avisos de colisión y de peatones con función de frenado en ciudad, indicador de límite de velocidad, etc.

También cuenta con asistente de estacionamiento. Se ofertan dos niveles de potencia, 125 y 135 kW, con autonomías de hasta 310 kilómetros con una única carga. Cuenta con un tamaño exterior y longitud de 4 metros, un poquito más grande que el Fiat 500, pero sigue siendo igual de conveniente.

Smart fourtwo EQ

El Smart es un coche que por sí mismo se ha convertido en una apuesta segura para los recorridos en ciudad. Es un coche fácil de manejar y para cualquier conductor. Desde hace unos años, la marca, propiedad de Mercedes, fabrica solo Smart 100% eléctricos, que se venden con opción de dos y cuatro plazas.

Smart fourtwo EQ

Es un coche que se usa, con éxito, en los servicios de carsharing (coche compartido). Viene a cubrir esta oportunidad de ser un vehículo ideal para el día a día, pero manteniendo la esencia de los Smart, coches diferentes de tamaño reducido (apenas dos metros de largo), para no tener problema para aparcar en las grandes ciudades.

Al ser un coche de pequeñas dimensiones, su peso se beneficia a pesar de contar con una batería pequeña: 17,6 kWh, lo que le otorga una autonomía de unos 170 kilómetros con una sola carga, kilómetros más que suficiente para gran parte de los conductores que requieren de un coche para moverse durante todo un día por la ciudad. Da una potencia de 61 kW (82 CV).

Renault ZOE

Aunque sea el más grande del ranking, el Renault ZOE puede ser considerado perfectamente como el mejor (o uno de los mejores) coches eléctricos para la ciudad gracias a su autonomía. Y es que se trata de un coche que podría definirse como un ‘Clio eléctrico’, pero que realmente es bastante más que eso.

Renault Zoe

Con una actual tercera generación, es mucho más atractivo que el de las anteriores, y la marca ha homologado una autonomía de 390 kilómetros en su versión R135. Esta versión monta una batería de 52 kWh y tiene una potencia de 100 kW (136 CV).

Mientras, la versión de acceso (con 300 km de autonomía) se denomina R110 y tiene una batería de 40 kWh y una potencia de 80 kW (109 CV). El Zoe se puede cargar en una toma rápida de 50 kW y permite sumar 150 km de autonomía cada media hora de carga.

Honda-e

Con una longitud de 3,8 metros, el Honda-e se sitúa en la liga de los coches urbanos. Luce un diseño retro y un habitáculo minimalista pero moderno, con un concepto ‘todo pantalla’ y retrovisores digitales, por ejemplo. Se ofrecen dos versiones, con 100 kW (136 CV) o 114 kW (154 CV), si bien la batería de 35,3 kWh es la misma, y la autonomía es de hasta 222 kilómetros.

Honda-e

Diseñado específicamente para la ciudad, es de los coches eléctricos que más gustan, aunque su precio no se relaciona bien con su aún escasa autonomía. Tiene un acabado minimalista muy sencillo, con muy pocas cosas, pero en el que todo es bueno y diferente. Sin duda lo más llamativo es su puesto de conducción.

También es un referente en materia de conectividad, con un asistente personal basado en inteligencia artificial, integración del smartphone a través de Apple CarPlay o Android Auto, acceso remoto, etc.

Mini Electric

La admirada, única e inconfundible gama Mini es una de las referencias indiscutibles entre los modelos premium de menor tamaño. A su extensa gama de motorizaciones disponible se une la versión 100% de coches eléctricos, concebida para un uso mayoritariamente urbano en ciudad.

Mini Electric

El motor eléctrico entrega una potencia de 135 kW (184 CV) y su batería de iones de litio permite recorrer entre 235 y 250 kilómetros con una carga. Su condición de modelo de cero emisiones no implica una reducción de su calidad de materiales ni, por supuesto, de sus posibilidades de equipamiento y personalización.

La marca ofrece diversos paquetes opcionales para disfrutar de diferentes acabados exteriores, tapicerías, accesorios, etc. Además, equipa de serie los servicios Mini Connected exclusivos para este modelo, un cuadro de instrumentos específico con pantallas digitales adicionales, etc.

¡Sé el primero en comentar!