Hyundai Tucson híbrido, el más eficiente de la gama

Hyundai siempre se ha caracterizado por formar modelos de gran relevancia, características y muy buenas cualidades, y con el Tucson Híbrido no podía ser menos. Un vehículo de avanzadas prestaciones que se ha ido conformando con el paso de los años como el automóvil con mecánica mixta, entre el motor de combustión y la función eléctrica, como uno de los más vendidos y con mejores números del segmento. Conocemos su ficha técnica.

La marca de Hyundai ha conseguido hacerse un hueco más que importante en el sector de la automoción, en concreto con los que son sus coches híbridos, un segmento de excelencia para la firma coreana de la mano de modelos tan sorprendentes y eficientes como este Hyundai Tucson. Con seguridad, uno de los modelos más representativos de esta generación de híbridos no enchufables, los HEV.

Porque hablar de automóviles con mecánica y tecnología híbrida -o eléctrica- es hacerlo con varios modelos de los que la marca surcoreana tiende a presentar con asiduidad en los últimos tiempos. Precisamente, esta categoría ha visto como sus matriculaciones en España han crecido de manera muy importante, y en buena parte por tipos como este Hyundai Tucson, tanto su versión datada del 2015 como la del 2019/2020, actualmente la cuarta generación.

El Hyundai Tucson se caracteriza por ser un modelo avanzado, un SUV tecnológico y con un diseño muy atractivo. Este es la mejor apuesta de la marca, en la cual se vieron decididos a cambiarlo casi completo. Entonces, asumiendo el riesgo que implica modificar un formato y una fórmula que ya eran un éxito en los años anteriores. Sin embargo, fue ese cambio por completo y ese nuevo lavado de cara lo que hizo de él uno de los protagonistas de la variante híbrida.

Actualmente rivaliza con el Peugeot 3008, quienes son los dos modelos que frecuentan por intercambiarse las primeras posiciones cada pocos trimestres. Junto al de la firma del león encontramos hay otros modelos que también buscan ganarle la batalla en el mercado. Estos son los Renault Kadjar, el SEAT Ateca, el Ford Kuga o el Kia Sportage.

  • Tipo: híbrido convencional (HEV).
  • Año de fabricación: 2019
  • Precio: 30.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 230CV/60kw
  • Aceleración: 8,3 segundos/100km/h

Diseño

Lo cierto es que, desde su primera generación, allá por el 2004, todavía con motores exclusivamente de combustión, el Tucson ha marcado la pauta entre los SUV compactos. Desde entonces le siguieron tres generaciones de este dinámico todocamino han colocado a este modelo como uno de los estratégicos de Hyundai.

Ahora, en la cuarta generación encontramos un diseño atractivo, refinado, con líneas limpias y sencillas que hacen que sea también un vehículo bonito estéticamente hablando. Entre sus principales puntos a favor destacan sus nuevas luces diurnas paramétricas ocultas. Estas hacen que tenga un frontal inconfundible, incluso en la oscuridad.

No ha variado demasiado entre la última versión, la del 2019/2020 y la anterior. Por ejemplo, que esta sigue contando con una longitud total de 4,5 metros, igual que sus predecesores. Lo que sí se observa en él son varios detalles que lo hacen totalmente seductor en todos sus formatos. Como dice Hyundai, este Tucson tiene un carácter que eleva sus galones y muestra mucho más dinamismo. Se puede elegir entre nueve colores exteriores, de los que tres son inéditos: Shimmering Silver, Amazon Grey y Teal.

La zaga no es menos atractiva gracias a los pilotos, unidos por una tira de LED y con un diseño nunca visto hasta ahora, dándole un aspecto inconfundible, sobre todo de noche. Ahora el logo va incrustado en la luna y el limpiaparabrisas, oculto. Su lateral llama la atención, sin duda, por sus llantas de aleación de 19″, pero también por las diferentes líneas que le dan un aspecto musculoso. A partir de aquí, y con respecto a otras versiones, podemos contar con algunas diferencias en el exterior y en las potencias.

Versiones

Es ahí, en el exterior, donde encontramos las diferencias más notorias. Como tal, este Hyundai Tucson es el sustituto del ix35, también de Hyundai. Se trata de un todoterreno que, con sus 4,50 metros de longitud y sus 1,65 metros de altura, termina siendo hasta 6,5 cm más largo, 3,0 más ancho y 2,0 más bajo que el ix35. En él encontramos otras versiones que no se separan demasiado del mismo.

Hyundai Tucson exterior

Por ejemplo, en lo que se refiere a la mecánica, damos con el 1.6GDI de 135 CV de potencia, que intenta, con relativo éxito impulsar los 4 metros y medio que mide el modelo. Aunque durante algún tiempo estuvo presente en la oferta española el 2.0 GDI con 166 CV, dicha mecánica fue sustituida por un más moderno y eficiente. Este fue el 1.6 TGDI que terminó recurriendo a la sobrealimentación por turbo. Esta mecánica permite alcanzar 176 CV y se ofrece además con tracción a las cuatro ruedas.

En la gama hay versiones de gasolina (con y sin sistema de hibridación ligera), diésel, una versión híbrida no enchufable -la que presentamos- y otra híbrida enchufable (esta última saldrá a la venta a lo largo de 2021). La principal ventaja de las versiones con motor de gasolina que tienen hibridación ligera frente a las que no la tienen es que les corresponde la etiqueta ECO de la DGT en vez de la C.

Una notable diferencia si observamos que la versión que nos atañe, el del año 2019/2020, lo hace con un motor de 230 CV, del cual es alimentado por una batería de 60 Kw. Como vemos, una total eficiencia que se hace como parte de los SUV híbridos (no enchufables) más potentes del mercado en la actualidad.

Motor y baterías

Entramos en el que es el apartado más profundo de los Tucson: sus motores. El SUV de Hyundai, ahí donde lo vemos, se ha ido consolidando entre los favoritos por el público y el mercado por su gran diversidad mecánica, que es lo que hace totalmente del alcance de muchos. Sobre él destacan sus motores híbridos de todos los tipos. Desde híbridos ligeros hasta híbridos enchufables, pasando por los HEV convencionales. En definitiva, una gama con versiones más eficientes en el consumo de combustible y con menores emisiones de gases contaminantes.

En el caso del que señalamos, su versión híbrida convencional (HEV) tiene como propulsor principal un propulsor 1.6 T-GDi de gasolina, turboalimentado, que produce 180 CV. Este se combina con un motor eléctrico de 60 CV para ofrecer una potencia combinada de 230 CV y un par máximo de 350 Nm. Está asociado a un cambio automático de seis relaciones.

Otra de las claves de esta versión híbrida es la batería de iones de litio de 1,49 kWh que permitirá disponer de una autonomía en modo eléctrico de más de 50 kilómetros, según el ciclo WLTP. Todo ello es manejado a través de una caja de cambios automática de seis velocidades. Se ofrecerá tanto en configuración de tracción delantera como de tracción total.

La batería, situada debajo de los asientos traseros, hace que no resten tampoco espacio en el maletero, como tampoco capacidad al depósito de gasolina (54 litros). La conducción urbana permite exprimir al máximo las ventajas que ofrecen este tipo de modelos híbridos. Es por ello que el hábitat natural de este Tucson híbrido será la gran ciudad.

Consumo

En cuanto a su consumo, podemos decir que, si bien posee una de las mecánicas más favorables y actualizadas del segmento HEV, su consumo no se corresponde de la misma manera. Es más; no nos equivocaríamos si señalamos que este Tucson es de los coches que más alejados están de la cabeza en cuanto a gasto por los 100km. O lo que es lo mismo: es un vehículo que consume demasiado con números elevados.

Consumo Hyundai Tucson

Los datos dicen que sus 230 CV están siempre a lo que podemos estar buscando. Una potencia de buenas cifras para circular por zonas interurbanas y perfecta para carretera. Pero su consumo no favorecerá, Lo hace generalmente en los 5,5 litros/100 km, a una diferencia bastante lejana del resto.

Los rivales directos del Tucson, así como algunos SUV y 4×4 más grandes, son capaces de consumir menos, sobre todo empezando por el cuarteto de modelos asiáticos: Lexus UX 250h 2WD (que lo hace en torno a los 4,35 litros), el Toyota RAV4 Hybrid AWD-i (4,40), el Hyundai KONA Hybrid (4,40) y el Toyota C-HR Hybrid (4,43).

Interior y acabados

Llegamos al interior del coche, y lo cierto es que podemos decir que con el Hyundai Tucson estamos ante uno de los SUV compactos con más espacio y comodidad del segmento. De hecho, uno de sus principales incentivos radica en ello, donde contaremos con una habitabilidad muy buena y de grandes dimensiones, tanto en la zona delantera para el conductor y copiloto, como para el resto de pasajeros acompañantes en la parte trasera del vehículo.

Interior Hyundai Tucson

Con todo, el diseño del interior tiene muy poco que ver con los anteriores modelos. La instrumentación es siempre una pantalla de 10,25 pulgadas y no está dentro de una cavidad, sino al aire. Aquí han seguido lo visto en coches como el Mercedes-Benz Clase A. Esto hace porque el espacio no se reduzca considerablemente, sino que, incluso, podamos mantener una confortabilidad muy cómoda.

En la consola central hay una pantalla, también de 10,25 pulgadas, para el manejo de diversas funciones, como el sistema multimedia. Encontremos un ambiente envolvente, con una terminación cuidada y la posibilidad de configurar la iluminación interior entre 64 colores y 10 niveles de intensidad, con diversos puntos de luz repartidos por todo el habitáculo. Para personalizar el interior se puede elegir entre tres colores de tapicería, con asientos de tela o cuero.

En líneas generales, su interior corresponde con todas las miras que podemos esperar de un automóvil SUV de estas características. Tanto es así que, como veremos a continuación, conforma una línea de equipados muy satisfactoria.

Equipamiento

En España, y más allá de las diferentes versiones, contamos con un Hyundai Tucson que está disponible en hasta cuatro equipamientos, por lo que podemos optar por unos y otros a nuestra mejor elección. Por supuesto, a la vez que no elijamos el de serie, el precio final del coche aumentará considerablemente, creciendo entre 3.000 y 5.000 euros.

Cabe resaltar que el que viene de fábrica es uno muy completo con todas las comodidades y adaptabilidades. Es el acabado Tecno, en el cual se presenta con un climatizador bizona, sistema de info entretenimiento con pantalla táctil compatible con Android Auto, Apple Car Play y la app Bluelink de Hyundai para los servicios conectados.

Equipamiento

También lo hace con los que son los asientos delanteros calefactados, volante en cuero y calefactable, cámara de aparcamiento trasero con guías activas (cámara de 360º en opción), sistema de audio Krell, control de crucero adaptativo y cortinillas laterales traseras retráctiles. Además, es el que incorpora las llantas de aleación de 19 pulgadas.

También contamos con el Essence, el segundo de la gama, que lo hace esta vez con llantas de 16 pulgadas, aire acondicionado, espejos térmicos, apoyabrazos delantero y trasero, volante multifunción en cuero, ordenador de a bordo y sistema multimedia básico con pantalla monocroma de 5 pulgadas. Entre los más destacados se encuentra su sistema de sonido con bluetooth, puerto USB y seis altavoces, luces diurnas LED, su control de velocidad con limitador.

Junto al Essence y Tecno, que se estructuran de muy buenas formas, también se podrá optar por el equipamiento Klass, que añade a todo ello las llantas de 17 pulgadas, los pilotos traseros LED, barras cromadas en el techo, climatizador automático, faros antiniebla con función cornering y molduras decorativas en el interior con tapicería específica para los asientos.

Para el Style, el último como tope de gama, agrega a los mismos las llantas exclusivas de 19 pulgadas, los faros Full LED, el techo solar panorámico, asientos eléctricos, tapicería en piel y asistentes a la conducción. Estos son la frenada automática en ciudad, el detector de peatones, el aviso de pre-colisión, el aviso de ángulo muerto y el detector de objetos marcha atrás.

Extras

Sobre los extras, aquí contamos con unos elementos que lo hacen también muy atractivo para todos los niveles de usuario. Uno de ellos es el mencionado sistema multimedia Bluelink. En su caso, este es compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Tiene conexión a internet, lo que le permite realizar el cálculo de rutas considerando el tráfico.

Además, se puede vincular a una aplicación para teléfono móvil llamada Bluelink app. Gracias a ello, si el conductor aparca en un radio de entre 200 metros y 2 kilómetros del destino introducido en el navegador del coche, la aplicación mostrará las indicaciones pertinentes para llegar a pie al destino. Estos extras también añaden componentes al habitáculo, como son los detalles de pespuntes rojos o el revestimiento del techo en color negro.

¡Sé el primero en comentar!