Estas son las ferias de eléctricos que no te puedes perder

Las ferias del automóvil se vienen celebrando en España con mucho protagonismo a nivel mundial, algo que se ha acrecentado aún más en relación con los que son los coches eléctricos, las cuales son ferias destinadas a sus presentaciones. En multitud de casos estas se ven de una manera diferente a las más tradicionales, aunque esto es verdad que depende mucho de las firmas que acudan a ellas. ¿Quieres saber cuáles son las ubicadas en nuestro país?

Las ferias de coches en España, muy presentes

Cada vez vemos más anuncios de ferias del automóvil o salones del coche de ocasión. El éxito de estos eventos o encuentros de empresas y marcas del sector de la automoción lleva a que cada vez se celebren más y con más y mejores ofertas en vehículos para todos los públicos.

Y es que estas ferias son el lugar ideal para presentar un vehículo, pero también, y con cada vez más fuerza, el adquirir un coche o una furgoneta. No solo por las ofertas, sino por las ventajas que nos encontramos a la hora de comprar un coche en uno de estos eventos.

Sin embargo, con la proliferación de los coches eléctricos, las ferias en España han aumentado. Tanto a nivel de exposiciones como a nivel tecnológico gracias a las diferentes marcas. En esas, podemos decir que, si bien España no es precisamente el primer país expositor de este tipo de vehículos, sí que cuenta con varios salones de presentaciones.

Algunos se engloban dentro de un mapa europeo que está creciendo en su mayor libertad, esto gracias a que este es un mercado donde la mayor parte de las marcas quieren meter su cabeza en el territorio del viejo continente. Es así que no es nuevo observar como países como Alemania, Italia o Francia ven en España una gran atención mercantil en lo que se refiere a estas ferias de coches eléctricos.

Así nacieron

Los números lo dicen todo. La automoción representa el 11% del producto interior bruto nacional (PIB) y emplea al 9% de la población activa española: dos millones de puestos de trabajo sustentados por la cadena de valor que genera esta industria. Hay que remontarse hasta el siglo XIX para encontrar el primer antecedente de lo que depararía el futuro para el desarrollo del automóvil en España.

En 1889, el empresario textil Francesc Bonet patentó y fabricó en Barcelona un triciclo para su uso personal. Se inspiró en el cuadriciclo de Göttlieb Daimler y está considerado como el primer vehículo a motor fabricado en España. Poco después, y ya con una visión comercial, le seguirían otros pioneros. Como Emilio de la Cuadra, un militar y empresario valenciano que fundó en 1895 la primera fábrica de automóviles, también en la capital catalana.

Lo interesante es que, paradoja de la historia, estaba dedicada en su inicio a producir precisamente coches eléctricos. Fue el mismo de la Cuadra quien hizo por inaugurar las primeras ferias y presentaciones del motor en España. Por ello es muy reseñable explicar cómo nacieron este tipo de ferias para el automóvil, también para el electrificado en nuestro país, si bien con el estallido de la Guerra Civil todo quedó a un segundo plano, lo que hizo frenar en seco la actividad.

La importancia de las ferias de coches en el siglo XX

Pero retrocedamos un poco en el tiempo. Nos situamos en mayo de 1907, año en el que se abrieron las puertas del Palacio de Bellas Artes (en el Paseo de la Castellana de Madrid) para la que se conoce hoy como la ‘Primera Exposición Internacional del Automovilismo’. La misma gozó de bastante éxito tanto en asistencia de público como de marcas y que contó con un importante respaldo internacional por parte de los clubes de automóviles de Francia, Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Italia y Estados Unidos.

Para hacernos una idea de la importancia del automóvil en la España de principios del siglo XX, en estos años se iban presentando nada menos que tres marcas de coches españolas: Iberia, Catalonia e Hispano Suiza. Como curiosidad, el nombre completo de la marca Catalonia era Catalonia S.E.A.T. ¿S.E.A.T.? Sí, pero no la firma que hoy conocemos, nada más lejos.

Historia ferias coches eléctricos España

Esta se trataba de Catalonia, quien producía coches de la entonces Rebour, una marca francesa. Su nombre completo era el de ‘Sociedad Española de Automóviles y Transportes’. Su éxito dio un importante protagonismo al resto de ciudades que ya intentaban colocarse en el medio de esta atención. Tanto es así que desde los años 1920 hasta el 1936 (meses antes del estallido de la Guerra) la venta de vehículos ocupaban un sitio formidable para la economía española.

Posteriormente, y pasados los años más duros de la posguerra, España enseguida se puso de manifiesto que al motor que había impulsado la dictadura durante las cuatro décadas anteriores se le había acabado la gasolina y ya estaba plagado de coches antiguos. Es ahí cuando, en pro de los que son hoy los vehículos electrificados, nuestro país se propuso contar con diferentes ferias del automóvil, entre ellas las más que conocidas de Barcelona o Madrid, que lograron ser auténticas protagonistas en los años 70′ junto a las de Múnich o París.

Cómo son

A partir de ahí, el sector de la automoción observó tiempos convulsos como la gran crisis del petróleo de 1973, justo en el momento en el que España estaba empezando a experimentar la mayor crecida de la economía europea. Y, en parte, fue por el sector del automóvil, donde llegaron las francesas de Citroën y Renault, pero también las alemanas de Mercedes y BMW.

Este hecho hizo, por aquel entonces, porque el camino de este tipo de vehículos a batería ya se vislumbrara. De hecho, en países como Alemania o Francia empezaron a surgir los primeros renovados coches eléctricos, aunque obviamente su impulsión tardaría en llegar. De todas formas, algunos salones del Automóvil ya evidenciaban cómo algunas ferias de coches se posicionaban con los eléctricos. A España le costó llegar, pero como le ocurrió a prácticamente la totalidad de los territorios europeos.

Cómo son ferias coches eléctricos España

Poniéndonos en situación, este tipo de exposiciones, entre los cuales se hallan los actuales y modernos vehículos electrificados, se hacen ver como amplios salones (el de Barcelona se da como el Gran Salón español), los cuales suelen durar varios días. Es en ellos donde nos encontramos en un mismo espacio la mayoría de marcas o empresas del mundo de las cuatro ruedas.

Esto nos permite ver toda la oferta en muy poco tiempo y sin tener que desplazarnos de un concesionario a otro. De esta forma podremos encontrar las diferentes marcas y obtener toda la información necesaria de primera mano. Al mismo tiempo, en este tipo de muestras los concesionarios, marcas y empresas de automoción como las de renting o leasing ofrecen descuentos exclusivos para esas fechas concretas. Los precios son competitivos y difícilmente nos encontraremos estas ofertas en otro momento.

Ventajas y principales ubicaciones

Además de empresas especializadas en el mundo del motor, estas se dan con diversas ventajas para nuestra elección. Por ejemplo, nos encontraremos con sectores como la información sobre financieras para poder comprar un coche y pagarlo de forma cómoda y adaptándose a las necesidades.

Otros sectores que nos encontramos habitualmente en una feria del automóvil son aseguradoras especializadas en el sector. De la misma forma que los concesionarios, las empresas de seguros también ofrecen ofertas especiales durante los días que se celebra el evento.

De la misma forma que podemos comprar un coche, en este tipo de ferias podemos encontrar otro tipo de empresas que nos ofrece alternativas a la compra. Cada vez son más las empresas de renting o leasing las que acuden a estas ferias del automóvil para darse a conocer y ofrecer sus servicios a empresas y particulares. Así, si nos damos un paseo por uno de estos eventos nos encontraremos más de un stand de empresas que ofrecen un servicio de alquiler a medio o largo plazo de vehículos, tanto para empresas como para particulares.

Puestos en escena, y pese a la todavía falta de participación de los usuarios hacia estos vehículos, hay ciertos expositores urbanos en las ciudades, al tiempo que los propios salones del Automóvil ejercen hoy en sus galas las exposiciones de este tipo de vehículos. Estos, en su mayoría, guardan varios modelos específicos de esta categoría que se suman a los híbridos o de combustión tradicionales. Estas son las principales y las más importantes.

VEM Madrid

Madrid cuenta con varias exposiciones de vehículos, pero solo una de ellas está dirigida totalmente hacia los electrificados. En concreto, esta se trata de la ‘VEM Madrid’, la cual se ha convertido en un evento imprescindible para los madrileños.

Todo, además, gracias a que es una de las mejores propuestas por parte del gobierno regional del plan de ayudas al Moves, así como de los anuncios del ayuntamiento de Madrid con nuevas propuestas para favorecer la movilidad eléctrica en la capital.

VEM Madrid coches eléctricos

Con la presencia de más de 50 expositores, esta feria urbana que se organiza desde 2015 en la Plaza de Colón de Madrid, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, AEDIVE, junto con el Ayuntamiento de Madrid y con la colaboración del gobierno regional, tiene un único objetivo. Y es que los ciudadanos puedan probar toda clase de vehículos eléctricos de dos y cuatro ruedas que se pueden adquirir hoy en día en el mercado y conocer las infraestructuras de recarga y los servicios de valor añadido en la movilidad eléctrica.

Paralelo al VEM, la capital cuenta también con el Salón de Madrid, que ha buscado reinventarse, pero no acaba de acertar con el enfoque que lo vuelva a convertir en uno de los grandes. Lo intentó como salón del vehículo ecológico, pero, tal vez por anticiparse demasiado, no cuajó en el público ni tuvo la tenacidad de mantener esa línea.

ECOMOV Valencia

Junto a la de Madrid, podemos decir que el ECOMOV de Valencia es una de las ferias de coches eléctricos más importantes de nuestro país. El evento se viene haciendo desde hace varios años, en formato tanto digital como presencial. Lo hacen centrándose en una amplia exposición digital de todos los modelos de las marcas participantes.

EcoMov Valencia

Tal y como se desprende la información de esta exposición, cada modelo tiene su propia ficha con los datos para decidir la compra: tipo de tecnología, etiqueta, precio; autonomía… incluso las ayudas a las que puede optar.

Cabe mencionar, al mismo tiempo, que el ECOMOV de Valencia es el único evento de su tipo en España donde participan todos los coches con etiquetas Cero y ECO de la DGT, sin discriminación tecnológica. Consideran que las tecnologías que tienen una u otra etiqueta ayudan a reducir las emisiones.

FAM de Barcelona

Aunque no sea una de esas ferias de coches exclusivamente eléctricos como tal, la FAM de Barcelona es una presentación que es de las más longevas que podemos tener en España. Frecuentemente se celebra en el mes de mayo en el recinto de Montjuïc, un evento que cuenta ya con 100 años de historia a sus espaldas.

FAM Barcelona

Es la feria perfecta para los amantes del motor y la tecnología, que presenta las nuevas tendencias en el futuro de los coches. Allí los amantes del motor descubrirán todo sobre la seguridad y la importancia de ésta en la conducción y en los sistemas y prestaciones que incluyen los vehículos.

Es un perfecto ejemplo para ponerse al día de la tecnología más puntera en los extras como el aviso a través de sensores de proximidad, sistemas de frenado especiales… asimismo, los profesionales del sector nos enseñarán cómo reaccionar ante situaciones límite y complicadas. Y como en cualquier otra feria del automóvil, los usuarios podrán probar los vehículos en los que se pueda estar interesado.

Madrid Auto

La convocatoria de Madrid Auto se hace repetidamente en el mes de mayo en la Feria de Madrid IFEMA. Al igual que la ECOMOV de Valencia antes vista, tiene una segunda cita en el mes de junio para el Salón del Vehículo de Ocasión. La misma, sin centrarse exclusivamente como parte de las ferias de coches eléctricos, sí que cuenta con varios sectores: automóviles, audio-electrónica-telefonía, combustibles y lubricantes, neumáticos, tuning, compañías de seguros, asociaciones…

Madrid Auto IFEMA

Al igual que en el resto de ferias, la mayor de las ventajas es tener concentrada toda la información comercial posible en un único punto. Se recibe asesoramiento personalizado y es muy fácil poder probar el coche. Además es una buena forma de poder comparar unas marcas con otras. También está la gran ventaja de la venta directa y poder adquirir y llevarte tu coche directamente desde la feria en mano.

Dentro de las actividades destacadas podemos encontrar simuladores de rallye de coches y moto en un circuito todo terreno, consejos de monitores de cursos de conducción, servicio de asesoría y personal shopper para elegir tu vehículo, zonas de prueba

¡Sé el primero en comentar!