¿Qué consumo tienen los coches híbridos y eléctricos?

Desde su aparición a finales de los años 90′, los coches híbridos han tenido numerosas veces la etiqueta de que el consumo estaba a niveles similares a los vehículos tradicionales. Eso hacía que, para muchos clientes y usuarios, pudieran replantearse la compra de este tipo de automóvil frente a uno de combustión. Sin embargo, eso ha cambiado gracias a la incorporación de los variados tipos de ramificación híbrida. ¿Sabes cuánto consumen?

La eficiencia, la gran baza de los coches híbridos

Una pregunta muy formulada hace años era la que se cuestionaba sobre cuál de los dos coches, diésel o híbrido, consumía menos. Bien es cierto que todo depende del uso que vayamos a darle. Pero en términos generales, y gracias a los distintos tipos de híbridos que han aparecido en el mercado, sus tecnologías han hecho ver que tanto el consumo como la eficiencia está uno (o varios) pasos por encima de los tradicionales.

Esto se ve por su combinación. La cual suele ser de motor de gasolina con motor eléctrico en el híbrido puro, de los que pueden contar con uno o varios electrificados. También hay híbridos electrificados, y por último, y los que más están creciendo, los híbridos enchufables Partiendo de la base de que todos los coches híbridos que ruedan por las carreteras tienen un motor de combustión, eso ya significa que pueden ir a cualquier lado mientras tengan combustible en el depósito.

Si hablamos de híbridos enchufables, hasta podrían hacer cierta distancia con el depósito vacío, aunque no es algo deseable que ocurra. En esas, un vehículo de estas características reúne casi todas las ventajas de un coche eléctrico y las de un coche con motor de combustión. Esto significa que, gracias al motor eléctrico, el propulsor de combustión sufre mucho menos estrés. Así, en los momentos de más esfuerzo, como los atascos, recibe una ayuda para que trabaje menos y por tanto, consuma menos combustible y emita menos partículas.

En el mejor sentido de la eficiencia, eso se traduce en que podremos hacer tramos en modo 100% eléctrico con un gasto de combustible nulo y unas emisiones inexistentes. Y ya de paso, reduciendo la contaminación acústica.

El consumo de los híbridos puros

Según el sistema utilizado, un vehículo híbrido puede tener una mayor eficiencia energética. Esto puede deberse al uso de un motor más pequeño, y la utilización de sistemas de recuperación de energía (tales como frenos regenerativos). Como consecuencia del menor consumo energético, se obtienen beneficios económicos y ambientales.

Consumo coches híbridos puros

En el caso de estos híbridos puros (HEV), tienen características que hacen que su consumo sea un claro punto diferenciador, sobre todo hacia los vehículos que no tienen tecnología híbrida, los convencionales. Los más modernos ya incluyen un botón EV para ir en modo exclusivamente eléctrico durante unos kilómetros siempre que las baterías tengan una mínima carga y las circunstancias (acelerón, desnivel, sistema de climatización) no requieran de más energía.

Pero, ¿cuánto gastan estos automóviles? En primer lugar, y como todo tipo de vehículo, este no es estrictamente igual para todos, pero sí que cada uno de ellos suele rondar y acercarse a unos números muy parecidos entre sí. Su cálculo se hace apuntando los kilómetros recorridos y la energía (combustible/electricidad) que se han colocado. Con los datos del ciclo de homologación WLTP, es el más cercano a la realidad. Así, estos suelen ser, de media, los que menos consumos tienen y por tanto, los que menos contaminan. Por norma general, los puros más modernos suelen ser coches híbridos con un consumo situado en los 4 litros a los 100 km. Estos son los que menos gastan.

  • Toyota Prius Hybrid (122 CV). 4,1 litros/100 km.
  • Toyota Corolla 125 H (122 CV). 4,3 litros a los 100 kilómetros
  • Hyundai Ionic. Consumo de 4,3 litros/100 km en 141 CV.

Los Lexus LS 300H o los KIA Niro, por su parte, se sitúan por encima de los 5,3 litros, una distancia más considerable, lo que los convierte en dos de los vehículos que más gastan del mercado.

Consumo en los coches híbridos enchufables

En esta ramificación damos con los coches híbridos enchufables (PHEV), que son un tipo de vehículos que se diferencian ampliamente de los puros, tanto por su consumo, como por su mecánica y tecnología. Los mismos presentan motores eléctricos más potentes, por lo que estos no solo proporcionan mayor capacidad de aceleración, sino que también alcanzan velocidades muy superiores.

A esto hay que sumar el hecho de que poseen baterías con mayor capacidad, por lo que pueden recorrer muchos más kilómetros en modo eléctrico y sin contaminar. Esto significa que han de llevar baterías en abundancia para poder desplazarse en modo eléctrico durante decenas de kilómetros. Se pueden recorrer en el mejor de los casos hasta 60 o 70 km como si fuera un coche eléctrico. La mayoría disponen de la etiqueta CERO, como los electrificados.

Consumo coches híbridos enchufables

En cuanto a su consumo, aquí vemos que existe una notable diferencia, también con los que son los 100% eléctricos. Aquí, estos resaltan porque pueden funcionar como eléctricos a corta distancia, y a media y larga funcionar como híbridos. En su caso, y con los nuevos WLTP, homologan consumos entre 1 y 2 l/100 km de gasolina o gasóleo (frente a los 4l del puro) y unas emisiones muy bajas (50 g/km o menos).

También vemos que son los que menos gastan del segmento de nueva generación, lo que hace que, bien por consumo por eficiencia, los coches híbridos enchufables sean una opción más que interesante. En la actualidad, el modelo que tiene los números más bajos es el Mercedes GLE 350 4MATIC.

  • Mercedes GLE 350 4MATIC (320 CV). 0,7L/ 100km
  • Hyundai IONIC Plung-in Hybrid. 1,1 l/100 km
  • Peugeot 508 SW (225 CV). 1,3/100km

A su vez, vienen luego los DS7 Crossbak y el Mercedes E300. En el caso del primero, reúne 300 CV y un consumo promedio de 1,3 litros. El Mercedes lo hace con 1,2. Aquí no suelen haber diferencias tan abultadas, donde entre los más altos se encuentra el Seat León Cupra, que lo hace con 1,7.

Los eléctricos

Para los coches 100% eléctricos (BEV) tenemos una variante que los hace radicalmente diferentes, tanto en el consumo frente a los híbridos como en la conducción. Su diferencia básica entre ambos es que un automóvil eléctrico funciona exclusivamente con energía eléctrica almacenada en una batería, mientras que en cualquiera de los casos de los híbridos, funciona con una combinación de electricidad y combustible convencional.

Aquí son todo ventajas, también el consumo. Se encontrarán como son los más sencillos, los más fiables, los más fáciles y baratos de mantener, los que tienen mejores prestaciones, mejores sensaciones al volante, mejor tacto en curva, mayor silencio de marcha y más espacio interior, entre otros varios.

Hyundai Ionic EV

Pero, ¿qué hay de su consumo? Obviamente, y al funcionar sin gasolina, el combustible se mide con ellos en energía eléctrica (Kwh). Sin necesidad de hacer cálculos, es sabido que los motores eléctricos son mucho más eficientes energéticamente que los motores a combustión. Por ejemplo, a la hora de recorrer 100 kilómetros, un híbrido puro habrá consumido unos 4 litros, mientras que un coche de gasolina habrá gastado algo más. Teniendo en cuenta el precio actual de la gasolina, el más barato, cada coche habría gastado unos 5 euros de gasolina y unos 4 euros de diésel, respectivamente, de modo que se podría establecer una media de 4,5 euros.

En cambio, un vehículo eléctrico para el mismo trayecto de 100 kilómetros consumirá unos 13 kWh de sus baterías. Poniendo un precio de la energía doméstica diurna de 0,158 euros por kw, hacer 100 kilómetros costará unos 2,054 euros antes de impuestos. Por lo que podemos afirmar que conducir con un coche eléctrico supone menos de la mitad del gasto de un coche tradicional.

Cuando queremos evaluar la eficiencia de un coche eléctrico ya no vale la regla de los litros cada 100 kilómetros, hay que usar otra medida, kilovatios hora cada 100 kilómetros. Para hacernos una idea, 1 kWh/100 km equivale al consumo de un electrodoméstico de 1.000 vatios durante una hora, durante 100 kilómetros. La lista actual la lidera el Hyundai Ionic EV.

  • Hyundai Ionic EV (136 CV) 11,5 kWh/100 km
  • Renault ZOE (88CV) 14,6 kWh/100.
  • Volkswagen e-Golf (136 CV) 14,7 kWh/100 km
  • BMW i3 94Ah (170 CV) 14,9 kWh/100 km