Citroën e-Mehari, un renovado urbano de diseño original

Si hablamos de coches eléctricos, de tamaño reducido, apto para usuarios recién llegados y con la comodidad y confianza de una gran marca, sin duda ese es el caso del Citroën e-Mehari. Se trata, como vemos en la imagen, de un coche compacto, versátil y, pese a sus dimensiones más pequeñas de lo habitual, con un buen espacio interior para el confort de todos los ocupantes. Destaca por su bajo precio, pero sobre todo por diseño original. Conocemos su ficha técnica.

Los usuarios y conductores ya no solo miran los que pueden ser coches de tamaño grande, monovolúmenes, de gran capacidad, potencias amplias o figuras de gran calibre, o al menos no tanto. Por esto, y en relación a sus antónimos, es bastante curioso cómo los fabricantes y marcas están optando por lanzar vehículos más pequeños que, claro está, están pensados para un público específico.

Esto es lo que se centran marcas como Citroën, que tienen con su e-Mehari un modelo muy diferenciado del resto, ya no solo de su gama, que también, sino del resto del mercado. Hablamos de un 100% eléctrico, de vistas muy personales, interiores muy cuidados, tecnologías para todos… pero con potencias mínimas.

De hecho, a este lo podemos incluir entre los compactos urbanitas más compactos de la movilidad eléctrica, como pueden ser los Fiat 500e, los Mitsubishi i-MiEV o, por ejemplo, el otro mini de la casa, el C-Zero. Sin embargo, si hay algo que le diferencia, es su diseño. Tal y se desprende, se presenta con una línea atemporal, pero con detalles poco antes vistos en otros coches.

Por su parte, lo que se ve con él es que es un tipo de vehículo que, sin estar destinado a hacer viajes medios o largos, ni mucho menos, se da como un gran atractivo para los que pueden ser los desplazamientos en ciudad, sobre todo porque con su pequeño tamaño será perfecto para moverse por cualquier lugar y aparcar en sitios que otros no pueden mirar. Este, único en su familia, entrega una potencia de 50 kW (80 CV). Su máximo rival se da con el Opel Mokka o el Renault ZOE, si bien el de la marca del rombo tiene mayores prestaciones. Eso sí; sus 200 km de autonomía son su gran carta de presentación.

  • Tipo: 100% eléctrico.
  • Año de fabricación: 2016
  • Precio: desde 22.000
  • Capacidad: 4 plazas
  • Potencia: 50 kW
  • Autonomía eléctrica: 200 km

Diseño

Partiendo de una estructura muy sencilla para desarrollar un automóvil eléctrico y desenfadado, Citroën remodeló en 2015 su clásico Mehari, del año 1968, para crear un concepto novedoso, original, muy efectivo y, sobre todo, un coche puramente eléctrico con el que querían empezar a ser una marca tenida en cuenta.

Y lo cierto es que el concepto con este e-Mehari ha sido bastante satisfactorio para Citroën. Pensado inicialmente para su utilización en zonas costeras, surgió un vehículo que en poco tiempo ha logrado reconocimientos como el de ‘coche oficial por la isla de Formentera‘, una zona que apuesta por los vehículos eléctricos como única forma de movilidad antes de 2025.

Gran parte de ese reconocimiento viene por su silueta, un diseño con líneas, a priori, muy fáciles, pero de las que se ve como una vista muy singular. Es esa particularidad la que se nos presenta como el tipo electrificado más notorio que podemos encontrar hacia sus medidas, y eso siempre hay que tenerlo en cuenta. Con unas dimensiones de 3,8 metros de largo, 1,6 metros de alto y 1,7 metros de ancho, se antoja como una gran solución para parejas y conductores primerizos.

Versiones

Como decíamos, en lo que se refiere a este coche de la marca del Grupo Stellantis (antes PSA), no hay ninguno que se le parezca. Eso es lo que hace que se dé como un atractivo muy especial para la marca, puesto que apenas hay modelos que cumplan con sus cánones. Por tanto, también decimos que previamente no se dio alguno que siga estas líneas.

Diseño exterior Citroën e-Mehari

Al respecto, lo que hay es una versión que, sin ser alternativa del todo (tiene su misma especificación, potencia y dimensiones), sí que cuenta con algunos detalles que lo hacen como el modelo gemelo de este que nació en 2016. Hablamos de un tipo que, exceptuando su autonomía y su techo rígido, es el mismo.

Esta, con un motor que entrega también 50 kW, tiene unas características con las que su batería llega hasta los 190 km. En cambio, si nos fijamos a la que nos atañe, esta se centra en detalles técnicos un poquito más prestacionales, como es su unidad de almacenamiento de energía que permite recorrer entre 200 y 220 kilómetros (dependiendo de las condiciones). El motor sigue siendo de 50 kW (80 CV), pero se caracteriza por un techo rígido (duro) de mayor importancia.

Motor y baterías

En lo que tiene que ver con el motor y sus baterías, lo cierto es que no es un coche que destaque, precisamente, por su especificación mecánica. Sí es verdad que alcanza velocidades máximas de 110-120 km/h, pero no es algo que se intensifique en la mayoría de las búsquedas, o que sume antes que otros aspectos.

En este sentido, Citroën ha querido que, contando con que ahora se dé como un coche con ventanas y cristales (diferencia entre él y su anterior generación), el e-Mehari luce un motor eléctrico que entrega 50 Kw (alrededor de 68 CV), y por el que dispone de 166 Nm de par, en lugar de 140 Nm que gozaba el modelo original.

Esto hace que se conforme como una opción ventajosa para la ciudad, debido a que hará porque también sus emisiones se reduzcan considerablemente frente a otros modelos más imponentes. Este único motor trabaja al mismo tiempo con las que son sus baterías de litio de 30 kWh, las cuales permiten una autonomía de 200 kilómetros. Su velocidad máxima es de 110 km/h.

Consumo

Para dar parte del consumo tenemos que matizar que, debido a sus potencias más bajas, aunque con baterías nada despreciables, el e-Mehari de Citroën se configura con unos niveles más que reducidos de los que podemos encontrar actualmente en el mercado. Es más; en el primer año de su lanzamiento, entre 2016 y 2017, este modelo se presentaba como uno de los que menos consumían.

Consumo Citroën e-Mehari

Claro, posteriormente llegaron los Hyundai Ioniq, los reyes del bajo consumo, y poco a poco este coche fue bajando en las posiciones. No obstante, lo cierto es que este es de muy buena talla también en este aspecto, por lo que podemos decir que, si miramos bien a sus cifras, nos sorprenderán a nuestro favor.

Así, con un motor eléctrico que entrega cerca de los 70 CV de potencia máxima (50 Kw) y se alimenta de la energía almacenada en una batería de polímero de litio, disfruta de unos niveles que no superan los 15 kWh a los 100 kilómetros, por tanto tendremos una eficiencia más que reconocida. Si lo situamos y lo medimos en el ranking, actualmente puede situarse entre los 8 que menos energía gastan.

Interior y acabados

Y si en su exterior destacan funcionalmente bien aspectos tan llamativos como su techo duro, los pilotos delanteros, finos, o las ópticas superiores que se encuentran también en el C4 Cactus, así como los paneles de su carrocería elaborados en plástico, el interior de este Citroën e-Mehari interior es la viva imagen de la semejanza.

Se da con una elegancia propia de la marca. De hecho, es fácilmente reconocible en el concepto que vemos con otros de la casa. Muy espartano, curiosamente cuenta con un interior acabado en goma que nos permite lavarlo rápidamente con un sencillo “manguerazo” lo que delata uno de sus contextos idóneos, el de la playa, como coche eléctrico desenfadado que permanece en una casa de verano para los desplazamientos estivales.

Interior Citroën e-Mehari

Esta, como tal, es una actualización del modelo de 2016, por lo que su interior también gana al respecto, donde se dota al modelo de un mayor confort y polivalencia, sobre todo en la posición del conductor logrando tener una mayor fortaleza a la hora de su puesta al volante. A bordo, el cuero blanco alto de gama recubre los paneles de las puertas, la plancha de a bordo y la banqueta trasera retrabajada con una arquitectura cuadrada.

Equipamiento

Uno de los aspectos fundamentales del Citroën e-Mehari son sus varias tecnologías de ayuda a la conducción disponibles, estas con todas las soluciones de modularidad. Es ahí donde se aúna un equipamiento que se estructura en dos niveles, teniendo en cuenta que es un coche pequeño de reducidas dimensiones.

Multimedia

Lo vemos, por ejemplo, con su forma en el salpicadero, donde ahora ha variado notablemente sus formas. Es simple, muy simple, pero esto no significa que sea un inconveniente. A su vez, de él se rescatan los asientos, ahora más envolventes y cuentan con reglaje en altura para mejorar el confort.

Con ella, el equipamiento destaca, generalmente, por su dirección asistida con modo City, el sistema easy entry para las plazas posteriores, gana huecos portaobjetos repartidos por el interior, su segunda fila de asientos deslizante para ganar espacio de carga y el mando a distancia y equipo de audio con Bluetooth. También podemos equipar una toma USB y dos altavoces más.

Extras

Con relación a los extras, la marca de la firma gala dice que contamos con un paquete final y complementario. Un paquete que ofrece las mejores condiciones del mismo y con tecnologías para conducir. Son algo reducidas en comparación con otras, por supuesto, pero hay que tener en cuenta del coche del que se trata.

Estas son las del acabado más completo que añade los faros Full LED, pedales de aluminio, cristales laminados, los asientos del conductor con reglaje eléctrico, portón trasero con función manos libres, y el sistema de aparcamiento asistido. Asimismo, podemos incluir la que es la frenada de emergencia con detector de peatones, el cambio automático de luces largas a cortas o el detector de señales de tráfico.

Mantenimiento

Uno de los principales cometidos y argumentos a favor del vehículo eléctrico en cuanto al mantenimiento es precisamente su motor, que es mucho más sencillo que el de un vehículo convencional con motor de combustión. Y con el e-Mehari pasa exactamente lo mismo. Este es un concepto totalmente válido, pues el motor tradicional está formado por miles de piezas sometidas a fricción y altas temperaturas que convierten al mismo en un elemento altamente complejo y sofisticado.

Atrás

Así, este tipo de motor eléctrico, al no contar con piezas móviles sometidas a rozamiento ni altas temperaturas, es una tecnología muy probada. Lo mismo podemos decir de la electrónica y el sistema de carga integrado en el vehículo eléctrico, pues no precisan de mantenimiento alguno.

Por tanto, será necesario que cada cierto tiempo pasemos a una revisión, alrededor de los 30.000 km o dos años, como dice la casa. Entre los periódicos se encuentran algunos como la sustitución de piezas de desgaste. Estas son las pastillas de freno, escobillas de limpiaparabrisas, filtros de polen…

Garantías

Al mismo tiempo, las garantías es otro aspecto importante del que siempre tendremos que vigilar y prestar atención. Esta no es más que el compromiso que adquiere el fabricante para reparar de manera gratuita las incidencias que registre el coche dentro de un periodo establecido.

Así, esta es la que cubre los defectos que no son provocados por el dueño del vehículo. Suelen ser fallos de fábricas o averías que aparecen a consecuencia del desgaste irregular de alguna pieza, problemas eléctricos o mecánicos. Y en el caso de Citroën, la marca tiene especial cuidado con este e-Mehari.

De esta manera se garantizan sus vehículos contra todo defecto de fabricación o de material, sin límite de kilometraje, durante dos años a partir del día de la entrega. En ello viene incluida la reparación o sustitución de las piezas reconocidas como defectuosas en caso de incidente técnico.

En ese caso, podemos acceder a un vehículo de sustitución si el nuestro no puede ser arrancado o es imposible utilizarlo o si la avería no puede ser reparada en el mismo día en el que se ha acudido al taller oficial. La garantía contractual puede ampliarse si no ha expirado aún el periodo inicial y si se ha cumplido con el programa de mantenimiento marcado por la firma.

¡Sé el primero en comentar!