BMW x3 XDrive30e, el enchufable Cero emisiones más deportivo

BMW siempre tuvo claro que buscaba hacerse un hueco entre los coches electrificados, bien sean híbridos o eléctricos puros, algo de lo que este x3 Xdrive30e reúne lo mejor de cada mundo. Nacido a finales de 2020, es un coche de corte SUV que se presenta como uno de los modelos más directos y atractivos de la casa alemana, siendo un gran ejemplo de lo que es la tecnología híbrida enchufable. Conocemos su ficha técnica.

Los coches de BMW se diferencian del resto por condiciones como su gran presencia exterior, diseños robustos pero elegantes, mecánicas eficientes, tecnologías de vanguardia, comodidad interior y, sobre todo, mucha, pero que mucha tecnología. Eso es precisamente lo que tenemos con modelos como el x3 XDrive30e, el híbrido enchufable que BMW sitúa en lo alto de su categoría (también en ventas).

Con todo, lo hacemos hablando de un modelo aúna lo mejor del mundo de combustión térmico con el electrificado en un rumbo muy bien aventurado para el que es uno de los coches referencia de la casa. Es verdad que hay marcas que lo llevan un poco más lejos en términos de eficiencia o autonomía eléctrica, pero sin dudas sigue siendo una gran baza en la categoría.

Este se engloba dentro de los SUVs, con una imagen imponente, bastante alta, y con un tamaño bastante grande si lo comparamos con sus rivales más inmediatos. Al mismo tiempo, reúne vistas como sus detalles deportivos (también para dirigirse mejor hacia sus motores de gran cilindrada y potencia y baterías de amplia capacidad).

Cargado de tecnología, es un SUV muy eficiente caracterizado por su deportividad, pero también por sus rasgos propios llegados a partir de las versiones más convencionales. La polivalencia es uno de ellos, así como el agrado de conducción de este tipo de mecánicas en general, y en el caso del X3 PHEV en particular. Con potencias de 292 CV, resultado de un motor de combustión de 184 CV y otro eléctrico de 81 kW (109 CV), sus baterías le permiten ofrecer una autonomía eléctrica de 55 km y portar el distinto Cero emisiones. Tiene como rivales al Mercedes GLC 300e 4Matic y al Audi Q5 55TFSIe.

  • Tipo: híbrido enchufable (PHEV)
  • Año de fabricación: 2020
  • Precio: 46.600 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 292 CV
  • Aceleración: 6,1 segundos/100 km/h

Diseño

Uno de los grandes avales de BMW para la totalidad de sus modelos es que se dan con silueta atractivas y muy diferenciadas del resto de marcas, y con el x3 XDrive30e se ha conseguido precisamente esto. De todas formas, como veremos más adelante, este coche se basa en el concepto creado en 2004, con distintas y variadas versiones y actualizaciones, aunque en realidad su esencia es la misma.

Llevada como es lógico a un hábitat más moderno, actual y vanguardista, con este x3 BMW quiso mostrar su mejor cara a través de un diseño puro de la marca, como se reconoce en el conjunto de la familia, también de la electrificada. Esto lo vemos a través de una imagen poderosa e imponente con grandes dotes musculosas, tanto en su frontal como en la zaga.

Con este crossover observaremos una fabulosa amplitud con una línea de techo plana, un gran tubo de escape y luces traseras LED integrales, que harán descubrir lo que es disfrutar de la carretera. Con medidas de 4,7 metros de largo, 1,8 metros de ancho y 1,6 de alto, se trata de un vehículo informal, independiente, con un diseño exclusivo y robusto. El X3 XDrive30e de se ve así con una marcada línea de cintura horizontal, superficies deportivas y elegantes, capó alargado y gran distancia entre sus ejes, que lo convierten en un crossover versátil y de lo más atractivo.

Versiones

Tenemos con él un concepto que ha ido adaptando diferentes técnicas y mecánicas desde que en 2004 BMW decidiera lanzar la primera generación de un coche que se ha convertido, sin duda, en uno de los más completos para la firma alemana. Tanto, que dentro de su categoría SUV o todocamino se encuentra entre los favoritos de los usuarios.

BMW x3 XDrive30e versiones

De ahí que contemos ahora con distintas versiones. De esta forma, pasamos de las motorizaciones de combustión para jugar la baza del híbrido enchufable. Contamos así con especificaciones diésel, que se comprenden con potencias de entre 150 y 340 CV, las de gasolina, entre 154 y 410 y esta híbrida enchufable, de 292 Cv. Su objetivo con estas motorizaciones es lograr un buen comportamiento fuera del asfalto y hacerlo capaz de superar terrenos difíciles gracias a la altura variable de su carrocería.

Motor y baterías

Como tal, hasta este momento esta versión híbrida enchufable del BMW x3 XDrive30e es el máximo exponente de la electricidad dentro de la gama X3, aunque la firma alemana anuncia que todas las versiones convencionales, tanto diésel como gasolina de 4 ó 6 cilindros, goza ahora de hibridación ligera gracias a la incursión de un sistema eléctrico de 48 V.

En esas, el BMW x3 XDrive30e sigue confiando su motricidad en el mismo esquema híbrido enchufable que la versión de antes del lavado de cara. Esto significa que el protagonista es un motor de gasolina turboalimentado, de dos litros y cuatro cilindros que rinde 184 CV, que en conjunto con el motor eléctrico la potencia máxima llega a ser de 292 CV y 420 Nm de par motor.

De manera puntual puede aumentar en 30 kW más (41 CV) si el motor eléctrico llega a rendir su potencia máxima. La caja de cambios es una automática de tipo convertidor de par con ocho relaciones (Steptronic) y la tracción es en las cuatro ruedas. Cuenta además con una batería que alimenta el motor eléctrico, esta de iones de litio, que tiene una capacidad de 12 kWh. Con una carga completa de la misma la autonomía total, según BMW, puede llegar a ser de hasta 50 kilómetros.

Consumo

Como en otros modelos híbridos de BMW, el X3 xDrive30e tiene varios modos de gestión de la energía que se pueden seleccionar mediante botones destinados. Adicionalmente, también tiene los modos de conducción convencionales de cualquier otra versión del X3 (Eco Pro, Comfort y Sport), que son los que actúan sobre la dirección, la climatización, la caja de cambios o la suspensión, entre otros elementos.

BMW x3 XDrive30e consumo

Eso hace, al mismo tiempo, que también podamos contar con unos niveles de consumo algo más elevados que con otros modelos de la casa, incluso dentro de su mismo segmento o categoría. Con todo, este SUV lo hace registrando cifras de entre 7,5 y 7,9 litros a los 100 km. Como apunte, la firma también dice que es posible bajar estos números hasta los 6,8 litros/100 km, en el mejor de los casos, siempre y cuando consigamos una conducción suave, controlada y por territorios de asfalto.

Uno de los aspectos más llamativos de este nuevo SUV es la gestión que el conductor puede hacer de la electricidad almacenada en la batería, de (8,8 kWh, recarga máxima de 3,7 kW y capacidad suficiente para permitir al X3 aproximarse a los 50 km sin necesidad de conexión del motor de gasolina). Ello le permite buscar el equilibrio consumo-prestaciones, lo que hace porque sus niveles también puedan ser fácilmente bajos.

Interior y acabados

Ya dentro del habitáculo del BMW X3 destaca por combinar la deportividad y la elegancia a partes iguales, haciendo especial énfasis además en la calidad de sus acabados y en la tecnología a bordo. Con una habitabilidad más que amplia para ofrecer la mejor comodidad a todos sus integrantes, es un vehículo de amplias dimensiones, también en su interior.

BMW x3 XDrive30e interior

Nos encontramos entonces con un diseño de tintes clásicos en términos generales, especialmente si lo comparamos con los habitáculos de algunos de sus rivales, pero en donde las novedades en conectividad o multimedia están igual de presentes.

Hay grandes cambios respecto al modelo saliente, especialmente en lo concerniente al cuadro de instrumentos digital y al equipo de infoentretenimiento, representado en una consola multifunción ya empleada en la Serie 4 de BMW, además de la última generación de sistemas multimedia con sendas pantallas de 10,25 o 12,3″ que se complementan con el Head-Up Display.

Equipamiento

Con el BMW X3 tendrás más potencia y menos consumo, además de mejores prestaciones y más velocidad con menos peso. Esto es gracias a su concepto de construcción ligera inteligente y sus medidas aerodinámicas estudiadas hasta el mínimo detalle para ofrecer una respuesta ágil y dinámica en cualquier ocasión.

Multimedia

Como ya te hemos mencionado en lo relativo su interior, este cuenta con el un equipamiento de alta tecnología con el que ofrecerte una experiencia única de conducción. Sus asistentes de ayuda al conductor te facilitan la labor, además de garantizar toda la seguridad a sus ocupantes. Entre sus tecnologías destaca la incorporación del control de crucero adaptativo, el asistente de frenada de emergencia o el sistema de aviso de cambio de carril, entre otros. Todo ello para disfrutar de una conducción tranquila y relajada.

Como alternativa a la versión de acceso, está disponible con los acabados Sport, xLine y M Sport. De todas formas, los usuarios también pueden elegir entre las opciones más altas de sus modelos mayores, como ocurre con el del X2, también híbrido enchufable. En esta línea, y al igual que en coches como el i3, este PHEV cuenta con el Loft, que incluye los asientos tela Sensatec ‘Electronic’ Carumgrau, alfombrillas de velours y el volante multifunción estilo Tron. Para el Suite, el de mayor rango, cuesta el doble, pero viene con asientos de cuero natural Stellaric Dalbergiabraun/Schwar.

Extras

En cuanto a los extras, el SUV de BMW encontramos además un enorme despliegue en tanto a seguridad activa y asistentes a la conducción, siendo posible instalar desde iluminación LED adaptativa, hasta un control de crucero adaptativo que permite funciones de conducción semiautónoma.

Al mismo modo sus posibilidades en conectividad permiten disfrutar de un asistente virtual, nuevas funciones de ayudas a la conducción para ofrecer un mayor nivel de autonomía y seguridad, así como actualizaciones de software inalámbricas, así como compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, además del asistente Amazon Alexa.

Mantenimiento

Algo sobre lo que destacan estos coches híbridos enchufables es que su mantenimiento no es tan costoso como podemos pensar. Es más, las diferencias no son excesivamente grandes si lo comparamos con un híbrido puro. Se tiene la creencia de que estos vehículos, por ser tecnológicamente más avanzados y complejos, son también más caros de mantener. Pero nada más lejos.

Mantenimiento

Esto es lo que se demuestra, ampliamente, con este PHEV de BMW. De esta forma, la mecánica del motor eléctrico es, en la práctica, mucho más sencilla que el de un motor térmico, y por tanto su mantenimiento es más barato. Debido a esto, la rutina debe ser la misma que con un vehículo convencional. Sin embargo, al usarse con menos frecuencia sufrirá menos desgaste.

En él, la marca considera preciso igualmente pasar a revisión en su red de concesionarios oficiales cada año o 15.000/20.000 km. En este caso, la firma alemana estima que la batería de servicio de este se cambie cada cuatro años, mientras que en las versiones gasolina o diésel no es un componente con una vida preestablecida.

Garantías

Es verdad que la fiabilidad ha mejorado mucho en todos los vehículos. Ya no solo en los que son coches de gasolina o de combustión interna, sino también en los que tienen características de tecnología híbrida o híbrida enchufable. No obstante, la proliferación de elementos electrónicos y sistemas de reducción de emisiones contaminantes en los motores hace que no estemos exentos de tener que acudir al taller en alguna ocasión para realizar alguna reparación.

Es por esto que el tipo de garantía que cada marca ofrece se convierte en uno más de los aspectos más a valorar a la hora de tomar una decisión. Y ahí, BMW tiene una de las grandes vistas en este apartado. No solo porque nos ofrece una excelente flexibilidad, sino porque contamos aquí con una respuesta bastante más extensa en caso de sufrir cualquier tipo de falta de seguridad o fiabilidad.

Esto se traduce en que, actualmente, para el x3 Xdrive30e los alemanes ofrecen una garantía de tres años o 200.000 kilómetros de serie y para toda su gama de vehículos, que puede ser ampliada por tres años más con un sobrecoste. Adicionalmente, ofrece los 12 años habituales de garantía anticorrosión.

1 Comentario