BMW iX, un superclase eléctrico con autonomías de 600 km

Cuando se trata de coches eléctricos, son muchos los fabricantes que deciden arriesgar con todo lo que tienen, y ahí BMW con su iX lo ha demostrado a lo grande, y nunca mejor dicho. El mismo es un SUV de altas consideraciones (y tamaño) que llegó al mercado para plantar cara a sus rivales más inmediatos, Audi y Mercedes, y que tiene rasgos tan particulares como su autonomía de 600 km con la batería más grande de Europa. Conocemos su ficha técnica.

Desde siempre, BMW ha querido ir un paso más allá del resto a través de conceptos novedosos y pioneros. Una realidad que, más allá del resultado, siempre tuvieron a bien para conformarse en un lugar del mercado que no todos han sabido posicionar tan bien como la marca de Baviera. Esto se ha visto con el paso del tiempo, pero ahora, con los vehículos electrificados, más aún.

El ejemplo claro más claro tiene que ver directamente con este BMW iX que te presentamos. Un coche puramente eléctrico que busca ser el mejor de la categoría, y lo cierto es que va camino de ello. El mismo se engloba dentro de la clasificación SUV, pero con dimensiones y características más deportivas de lo que podemos encontrar habitualmente.

Así, este modelo se concentra como el que ha sido el coche más esperado de BMW, tanto por su nueva tecnología, baterías de amplísima capacidad (son las más grandes de un automóvil en Europa) o sus destacados motores que lo hacen uno realmente eficiente y prestacional. Nacido a finales de 2020 y que se pondrá a la venta a términos de este 2021, marca el inicio de una nueva era que suma a sus grandes rasgos electrificados la nueva plataforma modular, las mejoras en conectividad y la conducción automatizada.

Por tanto, podemos decir que es un coche inteligente que se configura con los últimos sistemas y con un planteamiento exclusivo que tiene la particularidad de estrenar una nueva línea de diseño. Entre sus cualidades destaca su gran autonomía, con la que será capaz de realizar trayectos de entre 600 y 630 km, su tracción integral y potencia final de 385 kW (523 CV). Sus rivales más cercanos son el Audi e-tron y el Mercedes EQC.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2020
  • Precio: 85.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 385 kWh
  • Autonomía: 600 km
  • Aceleración: 5 segundos/100km/h

Diseño

No podemos empezar por otro rasgo más distintivo que no sea por la gran y detallista imagen de este BMW iX. Probablemente sea de los aspectos más diferenciados que podamos apreciar en cualquier vehículo de la casa, y solo en comparativa de algunos pocos que se encuentran en el mercado.

BMW ix diseño

Un estilo completamente nuevo que ya estamos viendo en algunos de los futuros BMW X8 y los futuros Serie 7 e i7 que ya están dejando buena cuenta de unos rasgos completamente nuevos, rompiendo con el canon que impera actualmente. Si de frente veremos un cambio importante, el iX presenta la nueva generación de luces traseras, una vuelta de tuerca más que también confiere un aspecto más lujoso y musculoso.

Imponente y con muchos pequeños gestos, tiene un tamaño de 4,9 metros de largo, 1,9 metros de ancho y 1,6 metros de alto, mientras que su batalla es 3 metros. Su diseño remarca una silueta que llega hasta la parte trasera, donde presenta un minimalismo muy cuidado, como ocurre con la totalidad de sus faros, tanto delanteros como los de la zaga. Este exterior destaca por su gigantesca parrilla con riñones en posición vertical y una vista lateral que queda firmada por unos arcos de rueda casi rectangulares. En resumen; un diseño completamente nuevo y a lo grande que no deja a nadie indiferente.

Versiones

Al ser el primero de su generación, no cuenta con hermanos que puedan acompañar a la gama. Sí es verdad que este iX de BMW parte con algunas ideas e imágenes del que puede resultar su primo como es el Concept i4, la que es la berlina electrificada de la casa, con 390 kW, y que marcó el rumbo para los siguientes coches eléctricos del fabricante alemán.

En el lanzamiento se ofrecerán dos versiones. Una es la iX xDrive40, con dos motores eléctricos que entregan 243 kW (326 CV) y monta baterías de 71 kWh que le otorga una autonomía de 425 kilómetros. Pero también está la iX xDrive50, que es la que nos atañe generalmente en esta ficha.

Lo hace con una configuración de motor dual y tracción a las cuatro ruedas, pero con una potencia de 385 kW (523 CV) y una batería que es mucho mayor, con una capacidad neta de 105,2 kWh (de las mayores del mercado). Esta es la que permite una autonomía de entre 600 y 630 kilómetros.

Asimismo, se plantea la posibilidad de que las actualizaciones de este coche (que seguirá en desarrollo), lleguen con una serie de kits o packs adicionales para lo que será todo el sistema eléctrico. Esto vendría a ser como un ‘parche’ que permitirá aumentar potencias o mejorar rendimientos puros. De todas formas, esto es todavía una idea que no se prevé servir hasta, al menos, en la segunda mitad del próximo 2022.

Motor y baterías

Considerado como el buque insignia tecnológico de la marca alemana, es el modelo más evolucionado de producción que BMW pone a la venta este año. Además de ser un coche 100% eléctrico, este modelo muestras las últimas innovaciones que poco después irán llegando al resto de la gama. Gran parte de estas se centran en sus entrañas, donde contamos con toda una motorización y baterías de gran consideración. Claro, a juego con el resto del coche.

De esta manera, ambas versiones están compuestas principalmente por dos motores eléctricos y una batería de alto voltaje. Esta equipación hace dotarlo de una potencia total de 385 kW, el equivalente a 503 CV. Estos, por su parte, son alimentados por la energía almacenada en una batería de iones de litio de 105,2 kWh. La velocidad que alcanza en ambos casos es de 200 km/h, y pasa de 0 a 100 km/ en apenas 5 segundos.

Por supuesto; al ser de mayor capacidad, también accede a una potencia de carga mucho más rápida: hasta 195 kW en corriente continua. A ello, BMW dice que este iX puede conectarse al Wallbox de 11 kW, donde en 11 horas estará listo por completo, pero es compatible con estaciones de hasta 200 kW con las que suma 120 kilómetros de alcance en 10 minutos y pasa del 10 al 80% de su capacidad en 35.

Consumo

Como ocurre con todos los eléctricos, al contar con motores más prestacionales y de mayor rendimiento, así como de baterías súper importantes, este modelo tiene el inconveniente de que sufre más que los demás en aspectos como el consumo. Es normal; a mayor capacidad de entrega, el vehículo gasta más.

BMW ix consumo

Y es que, los dos motores eléctricos de los que viene equipado se nutren de esa batería de más de 100 kWh, lo que debería permitirle registrar una autonomía de más de 600 kilómetros en ciclo WLTP. Entonces, es cuando los niveles de consumo se prestan un poco más altos que la mayoría.

Lo hace registrando unos consumos de energía eléctrica combinada de 21 kWh cada 100 kilómetros bajo el ciclo de pruebas WLTP, aunque como dice la marca, si tenemos cuidado para una conducción más suave y por terrenos más fáciles, es posible bajar hasta los 19-19,5 kwh/100 km, como máximo. En comparación con otros coches de la categoría ‘cero emisiones’, se queda ligeramente por encima de los 19,5 kWh del Audi e-tron o los 18,8 kWh cada 100 kilómetros que gasta el Jaguar I-Pace. Su cifra es bastante más elevada que la del Tesla Model S 100D, con el que se obtienen 16,4 kWh cada 100 kilómetros.

Interior y acabados

Y si te ha llamado su exterior y su impactante diseño, espera a conocer el interior. Como decíamos, es un coche que ha sido equipado con las últimas novedades tecnológicas, tanto para una conducción más eficiente y cómoda, como para controlar el propio vehículo desde dentro. Esto a través de nuevas técnicas, como la iDrive, que lo hacen ser ese coche inteligente que mencionábamos.

Interior BMW iX

Al entrar, este nos responde con un panel de instrumentos, que tiene un tamaño de 14,9 pulgadas, al cual se le une la pantalla de la consola central, esta 12,3 pulgadas. De pantalla curva, táctil y compatible con comandos de voz, el sistema de infoentretenimiento y los grafismos del Bmw iX son de nueva generación. La marca asegura que su uso es intuitivo.

Lo hace todo a partir de un surtido de botones físicos (no digitales, como el Concept i4), que permiten operar los parámetros disponibles en la consola central. Con todo, la firma ha decidido recurrir a un volante hexagonal, pensado para no comprometer la visibilidad del panel de instrumentos. Con seguridad, aquí se afianza la gran habitabilidad que tiene siendo muy espacioso para todos los asistentes, tanto para el conductor y su puesta en marcha al volante, como para el resto de pasajeros. El maletero es de 500 litros.

Equipamiento

En cuanto al equipamiento, y en clara relación con el resto de los modelos eléctricos, denominados como ‘i’ de la casa alemana, tiene uno de los más completos de la gama. Lo hace con hasta cuatro niveles. De serie tiene el acabado Atelier, y tiene los opcionales Loft, Lodge y Suite. Cambian las combinaciones de tonalidad e inserciones. Su origen es reciclado o renovable, no esperemos inserciones de aluminio, nogal o símil fibra de carbono.

Multimedia

Por ejemplo, en el Loft, que incluye los asientos tela Sensatec ‘Electronic’ Carumgrau, alfombrillas de velours y el volante multifunción estilo Tron, es bastante adecuado. De todas formas, este puede llegar a aumentar unos 3,500 euros más el precio final del vehículo. En el caso del Suite, el de mayor rango, cuesta el doble, pero viene con asientos de cuero natural Stellaric Dalbergiabraun/Schwar.

Además, algo muy característico de su tecnología, es compatible con 5G, dado que su ordenador interno es capaz de procesar el doble de información procedente de los sensores exteriores del vehículo. También estrena el BMW Digital Key Plus, el cual permite abrir y arrancar el coche de manera casi automática al sentarnos sobre el volante.

Extras

Uno de los puntos más a favor es que en sus extras Premium, BMW ha sabido adaptarse a todas las preferencias. Eso ha hecho porque, además de poder elegir los mandos del resto de los equipos (pantalla, sistema multimedia…), lo podamos controlar de manera física. Esto será tanto en el salpicadero como para la consola central y para el volante.

También resultan interesantes la función eDrive Zones y la tecnología ‘geofencing’, gracias a las cuales el coche elige si funcionar en modo híbrido o eléctrico en función de por dónde circule.

Mantenimiento

Los coches eléctricos como este prescinden en su gran mayoría de cajas de cambios, contando con un simple sistema de engranajes que transmite la potencia a las ruedas, además de un diferencial. Estas transmisiones tienen una relación fija y carecen de marcha atrás, ya que para ir hacia atrás basta con invertir la polaridad del motor eléctrico.

Mantenimiento

En lo que respecta a los 100% eléctricos, este BMW iX, es preciso mencionar que su simpleza es un aspecto primordial en lo que es la mecánica, sobre todo porque no contamos apenas con elementos de desgaste. Sus elementos básicos que lo componen son la tracción eléctrica como el propio motor eléctrico, la electrónica de potencia o el cargador de abordo, estos de los cuales no necesitan ningún tipo de mantenimiento.

Eso sí; como cualquier cosa, necesitan sus cuidados. Por esto, la firma recomienda mandarlo a revisión cada 10.000 kilómetros para comprobar los diferentes niveles de neumáticos, filtros del habitáculo, escobillas, líquido de frenos…

Garantías

Este es un punto importante, sobre todo para el momento de la compra. Aunque por ley la garantía es de dos años, como garantía oficial fijada y un máximo de siete, hay marcas y fabricantes que tienen a bien por extenderlas hasta los cuatro, cinco o seis años, dependiendo de cada caso.

Con la marca alemana tenemos justamente ese planteamiento. Lo que hace BMW aquí con el iX es ofrecer una garantía completa que se despliega al resto de los modelos, entre ellos este BMW Concept i4 2020. Los de Múnich lo hacen con tres años o 200.000 kilómetros, lo que antes suceda.

Esta cubre el coste de las piezas y la mano de obra de las reparaciones que puedan surgir como consecuencia de cualquier avería fortuita debidamente diagnosticada. Cuenta además con las siguientes características: se transmite al siguiente propietario, es válida en los talleres autorizados de la marca en todo el mundo y se emplean recambios originales. También se añaden 3 años de garantía de la pintura y 12 frente a la corrosión.

¡Sé el primero en comentar!