Audi e-tron: el SUV de lujo con detalles deportivos y extensa autonomía

El día de su lanzamiento Audi sorprendió a todos al presentar su e-tron, un 100% eléctrico de grandes características y prestaciones fuera de lo común. Sin embargo, lo que parecía ser una única versión deportiva, lo hizo con otra versión no demasiado accesible en forma de SUV, la cual se ha convertido en objeto de deseo por muchos amantes de la velocidad. Tanto, que a día de hoy ha sido uno de los coches que más han crecido en ventas. Conocemos su ficha técnica.

Audi siempre se ha caracterizado por ofrecer vehículos diferentes, distintos, de una mayor capacidad, mayor potencia, silueta definida… y con el e-tron SUV, el 100% eléctrico de una gama un poco más deportiva y lujosa del resto de los segmentos. Y la verdad es que se puede decir que ha sido un gran lanzamiento.

Uniendo lo mejor de la tecnología de la firma alemana con lo mejor de la mecánica eléctrica, este resultó, entonces, como el primer vehículo totalmente eléctrico que comercializaba la marca, y uno de los más confortables, silenciosos y con mayor calidad de construcción disponibles actualmente.

También es rápido, tiene un habitáculo amplio y un equipamiento abundante y tecnológicamente avanzado. Con todo, es un coche de altas dimensiones (también económicas), en todos los sentidos. Tanto en estructura, como en robustez, elegancia, finura, deportividad… tiene una potencia de 265 kW (360 CV) y es capaz de recorrer 446 kilómetros con una sola carga.

A esta versión que desgranaremos se le denomina como Audi e-tron Sportback, que abre un nuevo mundo de deportividad en el universo 100% eléctrico. Esto un nuevo nivel de eficiencia y una innovadora primicia mundial: el sorprendente sistema de iluminación Audi Digital Matrix Light. Se encuentra en el segmento D, y tiene por rivales más directos al Jaguar i-Pace, al Mercedes-Benz EQC y el Tesla Model X.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2019
  • Precio: 70.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 265 kWh
  • Autonomía: 446 km
  • Aceleración: 6,6 segundos/100km/h

Diseño

Como es habitual en la marca alemana, este de los cuatro aros se remodeló y se prestó con una imagen más actual, más del presente y con una modernidad clara de los que son los vehículos más importantes del momento. En esas, el modelo llegaba en 2019 con unas líneas sobresalientes donde, más allá de su buena altura y dimensiones, ostenta una silueta bonita a la par que atractiva.

En el exterior podemos ver cómo de pronunciada está la caída del techo, ahora con una vista y diseño más deportivo a pesar de que su estructura se conforma más como un coche familiar. Además, y con un aspecto más proporcionado, se le reconoce muy bien, puesto que sus proporciones son prácticamente idénticas a los anteriores todocaminos convencionales de la marca de Audi.

El frontal es muy similar con los mismos faros LED, la parrilla singleframe con aerodinámica activa y el largo capó frontal con nervaduras. Solo encontramos diferencias en la zona baja del paragolpes con unas tomas de aire más marcadas y unidas por una moldura de aspecto metálico.

Versiones

Podemos decir que este concepto que tenemos del Audi e-tron 2019, la variante eléctrica SUV, es un modelo muy prestacional y que enfoca altamente las pretensiones de la marca en todo lo que es el mercado eléctrico. Sin embargo, y como mencionamos al principio, este modelo nació hermanado con su versión turismo, también 100% eléctrico.

Exterior Audi e-tron SUV 2019

Aquel se trata de un modelo que nacía, entonces, como la opción principal de la gama, pero de la que poco a poco ha sido el SUV el que ha ganado más protagonismo. Como tal, es el que equipa un motor de 408 CV (304 kW, más del doble que el primero) y con una autonomía que supera los 400 kilómetros.

El que nos atañe es el SUV. Este es el vehículo que está cogiendo más impulso desde Audi pues es el e-tron más llamativo. Entregando un total de 265 kW (el equivalente a unos 360 CV) de potencia, este coche resalta especialmente hacia una autonomía de 446 km. Por esto, y aunque pueda tener cifras de rendimiento algo menores que la versión turismo más deportiva, este permite, incluso, una distancia de recorrido aún mayor, como vemos.

Motor y baterías

Como tal, y profundizando en el que es el motor y sus baterías, hablamos de uno que consta de un motor eléctrico que entregan una potencia de 265 kW (360 CV) y 664 Nm de par inmediato. Con esta potencia, el Audi e-tron cuenta con una velocidad máxima de 200 km/h.

Teniendo en cuenta que se trata de coche de generosas dimensiones, esto último puede parecer poco necesario, pero las apariencias engañan. El e-tron Sportback corre tanto como el e-tron normal. En este sentido no podemos hablar de diferencias a nivel dinámico, solo de una ligera mejora en la autonomía y en el consumo, como veremos a continuación.

Eficiencia a un lado, el e-tron Sportback destaca por lo bien que se mueve. Es más ágil de lo que sus dimensiones le hacen aparentar. Tanto que puede acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 5,7 segundos. Cuenta también con una batería de 95 kWh de capacidad (capacidad neta de 86,5 kWh), que pesa 715 kilos, y que le otorga una autonomía de 446 kilómetros según ciclo WLTP.

Consumo

Como hemos visto, al contar con un motor bastante prestacional y unas baterías lo suficientemente altas para un SUV de tales dimensiones su motor eléctrico alcanza una potencia máxima de 265 KW a rpm y par máximo de 309Nm a rpm. Se trata en consecuencia de una mecánica con una potencia que se distingue de su versión hermana.

Consumo Audi e-tron 2019 SUV

Ante todo, eso es lo que hará porque su consumo sea bastante más pesado y bruto de lo que podemos encontrar en vehículos de características similares, como tiene que ver con toda la variante. Así, esta mecánica consigue unos consumos de kW en circulación urbana y en carretera de 19,5 – 19,7 kW a los 100km de media. Con ello los niveles de emisiones se ubican en 0 gramos de CO2 por kilómetro. El vehículo, por lo tanto, está exento del impuesto de matriculación.

Como vemos, sus registros están fuera del alcance de toda la ramificación eléctrica. Si nos ponemos a situarlo en comparativa con otros modelos, este Audi es la peor de todas las que podemos hallar entre todos los electrificados del momento. En comparación con otros coches de la categoría ‘cero emisiones’, se queda ligeramente por encima de los 18,8 kWh cada 100 kilómetros (5,32 km/kWh) que gasta el Jaguar I-Pace. Y, dejando de lado el segmento SUV, su cifra es bastante más elevada que la del Tesla Model S 100D, con el que se obtienen 16,4 kWh cada 100 kilómetros (6,10 km/kWh).

Interior y acabados

Eso sí; a pesar de ser un SUV con buenas dimensiones exteriores, uno de sus puntos más negativos radica en su interior. De hecho, y según las propias comparativas al respecto con vehículos rivales, damos con que su habitabilidad es bastante menor y de tamaños algo reducidos de lo que alguna vez podríamos esperar.

Interior Audi e-tron 2019

En este sentido, los pasajeros de las plazas posteriores cuentan con 20 milímetros menos de espacio para las cabezas. Ahora bien; el interior es prácticamente un calco de su hermano. Incluye materiales de primera calidad como tapicería de cuero, distintos tipos de asientos  y múltiples pantallas.

Estos son el cuadro digital de 12,3 pulgadas, consola central de 12,1 y otra de 8,6, situada en la parte inferior, para controlar el sistema de climatización. Tampoco falta un sistema de control por voz que hace más intuitiva la interacción con el vehículo.

En lo que tiene que ver con su capacidad, Audi muestra que con este e-tron tenemos un SUV que cuenta con un maletero, eso sí, muy espacioso. Lo hace con hasta 520 litros, y en caso de tirar los asientos traseros, un máximo de 1.490 litros.

Equipamiento

Las posibilidades de equipamiento, infoentretenimiento y asistencias a la conducción son muy amplias en el Audi. De este modo encontramos un control de crucero adaptativo con función Stop&Go, frenada autónoma de emergencia o asistente para el cambio de carril.

Multimedia

Esta es la primera, la de serie. La cual también integra un sistema de aparcamiento asistido, iluminación Matrix-LED con control adaptativo, reconocimiento de señales, comunicación Car-to-X, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay (inalámbrico) y eSIM integrada con acceso a internet.

Por otra parte está la S Line, que añade aspectos como el control de crucero y limitador de velocidad, un climatizador automático con dos zonas, llave inteligente, espejos retrovisores ajustables eléctricamente y calefactables y el volante ajustable en altura y profundidad y revestido de cuero. Además, esta agrega el sensor de lluvia, unas llantas de aleación ligera y el mencionado paquete exterior S line, este con detalles en negro.

Extras

A su vez, y vistos con otros niveles de extras para acompañar a alguno de los de equipamiento iniciales, contamos aquí con dos niveles de extras más. Una es la Advance que permite añadir ayuda al aparcamiento y detalles estéticos propios de esta versión, tanto en el exterior como en el interior, donde se añade el paquete de aluminio. Esta tiene un precio de entre 2.000 y 3.000 euros por encima del equipamiento de serie.

La otra es también la S Line, pero con diferentes posiciones. En este caso, la mayor parte de las mejoras van dirigidas hacia un aspecto y comportamiento más deportivo, con un paquete exterior renovado, llantas de mayores pulgadas Audi Sport y techo de color negro. En el interior, destacan los asientos deportivos. Se añade la suspensión deportiva que reduce la carrocería en 15 mm, y tiene un precio de 1.350 euros más que la Advance y 3.350€ más que la de serie.

Mantenimiento

Tanto el Audi e-tron como su versión Sportback, son modelos con un precio de salida muy alto en comparación con otros muchos coches eléctricos que podemos analizar. Esto se debe, principalmente, a su condición de coches de lujo, además de contar con propulsión eléctrica, un grandísimo equipamiento, y unos motores muy potentes y unas grandes prestaciones generales.

Frontal

Su mantenimiento será también más caro que el de otros eléctricos de marcas generalistas. Pero hay que matizar que, pese a los altos costes de este modelo, la diferencia en el coste del mantenimiento respecto a uno de combustión es abismal.

El vehículo eléctrico en líneas generales es más fácil de mantener en buen estado que un vehículo convencional. Según las marcas con modelos eléctricos en sus filas, en un coche eléctrico, el mantenimiento incluye principalmente: pastillas de freno, líquidos, neumáticos, escobillas limpiaparabrisas, batería y filtro del habitáculo. Según Audi, el primer mantenimiento debe realizarse a los dos años o 30.000 km.

Garantías

Por norma general, la garantía de cualquier coche cubre cierto tipo de problemas durante un número determinado de años o kilómetros, y en ciertas ocasiones lo que ocurra antes. Ejemplo de ello es este SUV, el e-tron, cuya presencia en el mercado está bien asentada.

Como hemos visto, es cierto que un coche eléctrico puede conllevar otros problemas mecánicos al equipar un esquema completamente distinto. Pero al mismo tiempo debemos tener en cuenta que también muchos de los elementos de un coche de gasolina aquí son innecesarios, reduciendo así las posibilidades de avería. Independientemente de ello, también son máquinas y también están expuestos a sufrir fallos.

En el caso de Audi, la compañía ofrece una garantía generalista para todos los que son vehículos electrificados. Como tal, para este se cuenta con un tiempo de 2 años (limitándose a lo que marca la ley) en defectos de materiales y de fabricación más 2 años de extensión de garantía hasta un máximo de 80.000 kilómetros, aunque también se puede ampliar a 3 años hasta un máximo de 100.000 kilómetros.

Para lo que tiene que ver con sus baterías, la marca presenta una cobertura para estas unidades de 8 años hasta un máximo de 160.000 kilómetros. Por su parte, en el Servicio Oficial de talleres Audi, todas las reparaciones cuentan con 2 años de garantía, 12 años contra perforación o corrosión en el caso de la carrocería y 3 años en defectos de la pintura sin límite de kilómetros.

¡Sé el primero en comentar!