Audi A6 TFSIe, un destacado híbrido enchufable con 367 CV

Audi siempre lo tuvo claro en su apuesta por la ramificación eléctrica, tanto, que la familia ha ido creciendo a un ritmo vertiginoso en los últimos años, y este Audi A6 TFSIe es una clara prueba de ello. Un vehículo que, como se puede suponer, se trata de una berlina de gran tamaño y consideración, pero de lo que todo se centra en su motorización híbrida enchufable (PHEV) de lo más destacada. Conocemos su ficha técnica.

No es nuevo que entre los coches que equipan la tecnología PHEV, los de Audi se mantengan al frente de la mayor parte de los rankings. Lo hemos visto en grandes ocasiones, también porque normalmente son los que integran una tecnología de rendimiento superior. Este es un hecho que se demuestra ampliamente con el A6 TFSIe que Audi tiene en tan alta estima.

Nos referimos a un vehículo que, pese a nacer en el pasado 2019, logra enfrentarse a modelos del año siguiente y del actual 2021 con características y consideraciones que lo hacen un coche sobresaliente en el mercado. Y no es para menos. Más allá de su potencia, presenta una tecnología vanguardista y moderna que aporta ese extra que otros no pueden alcanzar.

En su misma medida, se conforma como una de las piezas de más valor del momento. Es verdad que la marca de los cuatro aros acostumbra a tener precios elevados, especialmente en la variante 100% eléctrica, pero del que este tampoco se aleja demasiado de una clasificación más asequible. Con todo, se sitúa por delante de sus homólogos electrificados.

En lo que respecta su mecánica, y de la que posteriormente observaremos más a fondo, se trata de un híbrido enchufable que entrega 367 CV, nada mal para ser una berlina, y no muy distanciada en lo que tiene que ver con su autonomía en modo eléctrico. Se puede considerar un vehículo de gama alta, más teniendo en cuenta que su versión de combustión interna, de gasolina, lo era. Actualmente, tiene al Bentley Bentayga, BMW x2 xDrive25e y a su hermano Q7 55 TFSIe como sus máximos rivales.

  • Tipo: híbrido enchufable (PHEV).
  • Año de fabricación: 2019
  • Precio: 68.000 euros
  • Capacidad: 7 plazas
  • Potencia: 367 CV/17,9 kWh
  • Aceleración: 5,7 segundos/100km/h

Diseño

Echando un primer vistazo a su diseño exterior, podemos comprobar como esta versión es una actualización a lo grande y en buenas y amplias medidas para todo lo que tiene que ver con su modelo de generación anterior, el A6 de combustión interna y diésel que revolucionó el concepto de las berlinas.

En este aspecto, el Audi A6 TFSIe no pierde ningún ápice de atractivo, es más; gana enteros en todo el apartado, con unas líneas más elegantes, más rectas en el frente para llegar a una estructura casi redondeada al final. Esto hace que se antoje como un modelo bonito y con buenas medidas enfocadas en su atención, especialmente en su frontal.

Con todo, este se ve con una presencia más deportiva, pero del que sigue siendo una berlina familiar. Este carácter es gracias a sus elementos exteriores. Los faros Matrix LED, la suspensión deportiva, las llantas de 19 pulgadas y las pinzas de freno en color rojo añaden todavía mayor deportividad a la berlina. En muchos casos puede recordar al A8, también de la casa alemana, pero en pequeño. Comparte la plataforma MLB Evo con este modelo y con el A7, aunque no sus medidas: mide 4,9 metros de largo, 1,8 metros de anchura y 1,4 metros de alto.

Versiones

Como mencionamos, este TFSIe no es más que la actualización del A6 de combustión interna que tuvo su lugar años atrás. Pero con ella todo se centra en su motorización híbrida enchufable, que la hace realmente superior en todos los puntos. Ya no solo en potencia, que también, sino en unas características y tecnologías todavía mejores.

Exterior Audi A6 TFSIe

En el caso de la berlina convencional teníamos un concepto que para lo que es su territorio se muestra muy bien. De hecho, en el mercado actual de estos motores diésel pocos hay que le puedan hacer la competencia. Con motores 2.5 V6, ofrecían un abanico de potencias que iban desde los 150 CV hasta los 180 CV, pero en este caso la distribución por correa los hace poco aconsejables para la compra de segunda mano, debido al alto coste de mantenimiento de su kit de distribución.

Para el que nos atañe, la PHEV de 2019, es un modelo de altas prestaciones de las que llega a ofrecer los 367 CV con mecánica combinada, lo que la hace muy completa (sino la que más) en estos momentos.  Este lo hace con uno 252 CV y otro eléctrico de 140 CV integrado.

Motor y baterías

Por lo tanto, si hablamos únicamente de mecánica, podemos decir que el paso adelante es más que significativo, sobre todo teniendo en cuenta que la variante eléctrica, aunque sea híbrida, sigue siendo compleja. Es por esto que Audi tiene con el A6 TFSIe una muestra más que importante en este aspecto.

De manera que si se es un usuario o conductor más exigente, con este modelo tendremos todas las garantías de que cumplirá con nuestros propósitos. Lo hace contando entregando una potencia máxima combinada de 367 CV gracias a un sistema de propulsión que combina un motor de gasolina de 2.0 litros TFSIe con 252 CV y 370 Nm de par. Todo unido a un motor eléctrico de 104 kW (140 CV).

El motor eléctrico va integrado en la caja de cambios automática S tronic de siete velocidades, que transfiere el par a todas las ruedas. El Audi A6 TFSIe quattro es por tanto un familiar con tracción a las cuatro ruedas permanente, lo que garantiza una buena motricidad incluso en circunstancias de baja adherencia.

En lo que respecta a sus baterías, que son las que acompañan a los dos motores para propulsarlo y ofrecer una buena autonomía eléctrica, este integra unas unidades de 17,9 kWh. Esto supone que la autonomía homologada en modo eléctrico sea ahora de 73 kilómetros. En su caso, el distintivo ambiental sigue siendo Cero emisiones, el mismo de los coches eléctricos. Su velocidad máxima es de 250 km/h.

Consumo

Como hemos visto, al contar con un motor bastante prestacional y unas baterías lo suficientemente altas para un coche de tales dimensiones (su motor eléctrico alcanza una potencia máxima de 367 kW), se trata en consecuencia de una mecánica con una potencia que se distingue de su versión hermana.

Consumo Audi A6 TFSIe

Eso es lo que hará porque su consumo sea bastante más pesado y bruto de lo que podemos encontrar en vehículos similares, si bien la variante híbrida enchufable no ofrece, por lo general, consumos bajos. Esta mecánica es la que consigue unos consumos de entre y 7,5 7,8 l/100km de consumo medio combinado según WLTP.

Las prestaciones son buenas, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos. Además, homologa 51 km de autonomía en modo 100% eléctrico, lo que le otorga la etiqueta Cero, gracias a su batería de iones de litio.

Interior y acabados

De cerca en la zona interior, aquí encontramos un aspecto de diseño que, pese a seguir la línea del resto de generaciones, se ve con una apariencia más que atractiva y cómoda. Ante esto, podemos decir que su habitabilidad es bastante buena, incluso que ha crecido un poquito con respecto a los puramente de gasolina.

Interior Audi A6 TFSIe

En el interior, los cambios son notables. Aquí, más allá de su presencia imponente, bien es verdad que no queda ni rastro del anterior salpicadero del A6, que deja paso a un habitáculo muy similar al que podemos encontrar, por ejemplo, en el A7. La calidad de realización queda, de nuevo, fuera de toda duda gracias a una selección de materiales de primer nivel, situando a Audi una vez más como la referencia entre sus rivales.

Resalta muy bien el espacio entre las filas delanteras y traseras, teniendo una comodidad y confort amplias tanto para el conductor a la hora de la puesta al volante, así como para el copiloto y resto de pasajeros traseros. La capacidad del maletero del Audi A6 TFSIe es de 405 litros, que son 150 litros menos que las versiones no híbridas, y su diseño permite un suelo de carga plano. Esto significa que incluso los objetos largos y voluminosos se pueden cargar y transportar con facilidad. Cuando el respaldo del asiento trasero está plegado, la capacidad de equipaje aumenta hasta los 1.535 litros.

Equipamiento

Este interior se caracteriza por el mando compacto específico del cambio, sus llamativas manecillas para abrir las puertas y una gran superficie de color negro en el salpicadero. Un dato curioso es que la tapicería de los asientos está realizada con material procedente de botellas recicladas. Aquí destaca el nuevo puesto de conducción donde se adivina un cockpit más centrado para el conductor.

Multimedia

Ahí también se da un salpicadero de líneas horizontales donde se ha buscado prescindir del grueso de los mandos para centrar la mayoría de funciones en la pantalla táctil central de 10,1 pulgadas. Así, para el equipamiento, el Audi A6 TFSIe cuenta, de serie, con el paquete S line y el paquete de estilo negro, lo que incrementa su aspecto deportivo. Además, monta de serie los sobresalientes asientos deportivos, climatizador de cuatro zonas, panel de y un resultón cuadro de instrumentos digital.

Aquí no tenemos demasiados niveles, sino una alternativa al más básico. Se trata de uno que equipa la tecnología más práctica, donde esta es la protagonista absoluta en un habitáculo que presenta un salpicadero orientado a sus tres pantallas que nos asisten y que condicionan para bien la conducción de esta berlina. En esas, a este es posible añadirle el asistente de visión nocturna que, eso sí, asciende el precio del vehículo unos 2.675 euros.

Extras

En lo que tiene que ver con sus extras, sí que podemos contar con dos añadidos más. Esto es algo que frecuenta bastante la marca de Audi, puesto que es una estrategia que lleva repitiendo en varios modelos, especialmente con los 100% eléctricos (e-tron) y los híbridos enchufables (A3, Q3, Q5…)

De esta forma, contamos ahora con dos niveles de extras más. Una es la Advance, que permite añadir ayuda al aparcamiento y detalles estéticos propios de esta versión, tanto en el exterior como en el interior, donde se añade el paquete de aluminio. Esta tiene un precio de 2.000 euros por encima del equipamiento de serie.

La otra es también la S Line, pero con diferentes posiciones. En este caso, la mayor parte de las mejoras van dirigidas hacia un aspecto y comportamiento más deportivo, con un paquete exterior renovado, llantas de 18 pulgadas Audi Sport y techo de color negro. En el interior, destacan los asientos deportivos. Se añade la suspensión deportiva que reduce la carrocería en 15 mm, y tiene un precio de 1.350 euros más que la Advance y 3.350€ más que la de serie

Mantenimiento

La principal diferencia de los híbridos enchufables (PHEV) respecto a los híbridos convencionales (HEV) es que estos últimos tienen unas baterías de capacidad muy inferior que se recarga con la energía regenerada en las frenadas. Así, apenas brindan un par de kilómetros de autonomía eléctrica, mientras que los híbridos enchufables se pueden conectar a la red para cargar como si fueran un coche eléctrico.

Frontal

De acuerdo con los defensores de esta tecnología, los híbridos enchufables aúnan las ventajas de los coches 100% eléctricos en los desplazamientos diarios y de los modelos térmicos a la hora de viajar. Es por esto que su mantenimiento es también bastante diferenciador.

Por un lado, la marca de Audi hace hincapié en que con este A6 TFSIe el uso de la mecánica eléctrica disminuye el desgaste de las piezas del motor de combustión interna. Además, las pastillas y los discos del sistema de frenado duran más gracias a la frenada regenerativa. Por otro, el mayor peso respecto a un modelo térmico puede hacer que los amortiguadores y los neumáticos duren algo menos.

En este caso, la firma alemana estima que la batería de servicio de este se cambie cada cuatro años, mientras que en las versiones gasolina o diésel no es un componente con una vida prestablecida. Ello se ve, además, con el cambio de la correa, que se acorta de los 120.000 a los 90.000 km o 6 años.

Garantías

Aunque la fiabilidad de los vehículos ha mejorado mucho en las últimas décadas, la proliferación de elementos electrónicos y sistemas de reducción de emisiones contaminantes en los motores hace que no estemos exentos de tener que acudir al taller en alguna ocasión para realizar alguna reparación. Es por esto que el tipo de garantía que cada marca ofrece se convierte en uno más de los aspectos más a valorar a la hora de tomar una decisión.

Y en el caso de Audi, esta es bastante extensa. En primer lugar, cuando nos hagamos con él, durante los dos primeros años no tendremos ningún gasto de reparación, como dicta la ley. Es importante que sepamos que la mano de obra y los materiales utilizados por mantenimiento como el servicio de inspección, cambios de aceite o de anticongelante, reparaciones por golpes y sustituciones debidas al desgaste normal del vehículo, quedan excluidos de la garantía.

Hacia la garantía anticorrosión, los coches de los cuatro aros ofrecen 12 años que no incluyen los daños derivados de condiciones ambientales extremas, cuidado insuficiente o daños exteriores e indicios de corrosión visibles.

¡Sé el primero en comentar!