Xbox One: cómo actualizar la consola sin conexión a Internet

Xbox One: cómo actualizar la consola sin conexión a Internet

Manu Iglesias

Tanto si necesitas actualizar en un lugar sin conexión a Internet como si acabas de cambiar el disco duro a tu Xbox One y necesitas instalar el sistema operativo, a lo largo de este artículo te explico todos los pasos que debes dar para actualizar la consola utilizando un pendrive USB.

Se trata de un proceso sencillo, aunque para poder completarlo necesitas dar varios pasos en los que están involucrado un PC con Windows, conexión a Internet, un puerto USB y un pendrive formateado en NTFS con al menos 6GB de capacidad.

Actualizar Xbox One offline

Una vez que estés seguro de disponer de estos requisitos, ya puedes ponerte manos a la obra y actualizar tu consola desde cualquier lugar, ya que una vez creado el pendrive con todo lo necesario no necesitarás conexión a Internet.

Crear el pendrive de actualización

El primer paso para poder crear el pendrive de actualización es formatearlo en NTFS. Antes de explicarte cómo hacerlo, debes saber que al formatear el pendrive perderás todo lo que tengas guardado en él, así que quizá quieras copiarlo antes en otra ubicación para no tener problemas.

Una vez hechas las advertencias pertinentes, ya puedes empezar con el formateo en NTFS. Para hacerlo solo debes conectar el pendrive al puerto USB del ordenador, abrir una ventana del Explorador de Windows y acceder a Este Equipo.

Formatear pendrive a NTFS desde Windows 10

Una vez dentro pincha con el botón derecho sobre el icono del pendrive y escoge la opción formatear. En la nueva ventana elige el formato NTFS en el menú desplegable y por último pincha sobre formatear. Solo tardará unos segundos y cuando termine la aplicación te avisará de que he terminado.

Una vez creado el pendrive tendrás que descargar el archivo OSU1 de los servidores de Xbox (pinchando en el enlace anterior se iniciará la descarga automáticamente). Cuando la descarga termine descomprime el archivo en el ordenador y copia la carpeta $SystemUpdate en el directorio raíz de la unidad externa (es importante que sea al directorio raíz y además no debe de haber ningún otro archivo en el pendrive).

Cuando termine la copia, extrae el pendrive del ordenador utilizando la opción de desconexión segura para evitar posibles daños.

Actualiza cualquier Xbox One con el pendrive

Con el pendrive ya preparado, apaga la consola, quita el cable ethernet y desconecta el cable de alimentación para asegurarte de que está completamente apagada. Espera unos 30 segundos, conecta el pendrive USB, vuelve a conectar el cable de alimentación y mantén pulsados los botones de enlazar (en el lateral izquierdo), el botón expulsar (en la parte delantera de la consola) y a continuación pulsa el botón Xbox.

En el caso de la Xbox One S All-Digital Edition no hay botón expulsar, por lo que solo debes mantener pulsado el botón Enlazar y después pulsar el botón Xbox.

Menú de actualización de Xbox One sin conexión a Internet

Mantén presionados los botones de enlazar y expulsar durante unos 15 segundos o hasta que oigas que la consola emite dos tonos. En el momento que suene el segundo tono podrás soltar todos los botones.

En unos segundos debería aparecer en la pantalla el solucionar de problemas de la Xbox. Utiliza la cruceta del mando para desplazarte hasta la opción Offline System Update y confirma con el botón A.

Al hacer esto el proceso de actualización se iniciará y pasados unos minutos la Xbox se reiniciará automáticamente. Al volver a arrancar te llevará directamente a la pantalla de inicio, ya con la nueva versión del sistema operativo instalado.

A partir de este momento puedes volver a utilizar la consola con normalidad. Vuelve a conectar el cable de red si lo necesitas y disfruta de ella como siempre.

Error en la actualización

Aunque este error no suele aparecer a menudo es posible que durante la actualización de la consola este proceso no se realice de forma correcta y tengas que realizar varias operaciones para hacer que la consola vuelva a funcionar. Si en la pantalla aparece el mensaje “Ha habido un problema” debes realizar lo siguiente:

  • Reinicia la consola pulsando sobre el botón de reinicio y volver a realizar los pasos de actualización.
  • Si aun así vuelve a aparecer el problema deberás restablecer la consola abriendo el solucionador de problemas y seleccionando la opción de restablecer la consola.
  • Para no perder los juegos instalados selecciona sobre “Mantener los juegos y aplicaciones” de esta forma solamente restablecerás el sistema operativo. Si una vez se ha restablecido la consola aparece la pantalla de inicio la consola estará actualizada.

Si no aparece la pantalla de inicio debes volver al solucionador de problemas para restaurar la consola a valores de fábrica. En este caso perderemos todos los juegos, configuraciones, aplicaciones, etc. Que tuviésemos guardados en la consola.

  • Para realizar esta función debes seleccionar “Quitar todo” en el apartado de “Restablecer esta Xbox”
  • Una vez realizado esto debería aparecer la pantalla de Inicio, en ese caso la consola estará restaurada y actualizada.
  • Si has hecho todos estos pasos y el mensaje de error persiste debes reparar la consola.