Consejos para configurar la red WiFi de tu router

Tutoriales

Cuando contratas una conexión a Internet con fibra óptica o ADSL, el operador de telefonía te proporciona un router para establecer la conexión y crear una red WiFi en tu casa. Este router trae una configuración por defecto y es muy importante que hagas una serie de cambios en los ajustes para que todo funcione perfectamente.

Sin entrar a valorar la calidad de los routers que instalan la mayoría de operadores, hay una serie de ajustes que debes modificar en cualquiera de ellos. Gracias a estos cambios conseguirás tener una red personalizada, pero sobre todo más segura y con un mejor rendimiento.

Consejos configuración red WiFi

Accede al router para cambiar la configuración

El primer paso para ajustar la configuración es acceder al router. Para ello conecta tu ordenador a la red WiFi por defecto del router o a través de un cable de red y accede desde tu navegador introduciendo la IP de tu router.

En caso de que no sepas cual es la IP del router puedes pinchar sobre la barra de Cortana, escribir CMD y ejecutar la aplicación. Ahora pincha sobre la ventana con fondo negro, teclea el comando ipconfig y pincha intro para ejecutarlo. Ahora debes fijarte en el apartado Puerta de enlace predeterminada y la IP que aparezca será la que tendrás que introducir en el navegador para acceder al router.

Al hacer esto tendrás que introducir el usuario y contraseña de administración. Generalmente este dato está en una pegatina colocada en la parte de abajo del router, aunque en algunos casos es posible que el operador utilice datos genéricos como admin / admin, admin / 123, etc, etc…

Una vez dentro ya podrás acceder a las diferentes opciones de configuración de la red WiFi y ajustarlas a tu gusto.

Cada router tiene su propia interfaz de configuración en la parte de administración, por lo que a continuación mostraremos instrucciones y recomendaciones generales para cualquier equipo que deberás buscar en la configuración del tuyo.

Cambia el nombre de la red WiFi

Una vez dentro de los ajustes de tu router lo primero que deberías hacer es cambiar el nombre de la red WiFi.

Para hacer esto debes pinchar en el apartado WiFi de la configuración del router y una vez dentro buscar el nombre de la red. Estará en un apartado llamado Nombre de la red, SSID o similar. Cambia el nombre que tenga establecido por defecto e introduce el nombre que quieras utilizar y pincha sobre el botón de guardar.

Configuración del nombre de la red WiFi

Es recomendable que pongas un nombre que te resulte fácil de recordar, así no tendrás dudas a la hora de conectar tus dispositivos. Si tu router emite dos redes WiFi (2,4 y 5 GHz) cambia el nombre de las dos. Es muy recomendable que el nombre sea el mismo en ambas redes, así en caso de que el router disponga de Smart Connect ambas redes se unificarán en un único SSDI y los dispositivos que se conecten utilizarán la banda más adecuada en cada momento.

Cambia la contraseña de conexión a la red WiFi

El siguiente paso, y quizá el más importante, es que cambies la contraseña de acceso a tu red WiFi y actives el sistema de encriptación más seguro de los que disponga el router (WPA2-PSK con AES siempre que sea posible).

Utiliza una contraseña lo más segura posible. Para ello procura que sea larga (más de 12 caracteres), que incluya letras en mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Además, intenta que no forme palabras y que sea lo más aleatoria posible.

Te resultará más fácil de recordar, pero también resultará más difícil que se vea comprometida por algún software de desencriptación de claves por fuerza bruta o similar.

Por supuesto, es importante recordar que nunca una conexión WiFi será segura al 100 %. Siempre existe el peligro de que alguien no autorizado acabe conectado a la red, por lo que es muy aconsejable que cambies la contraseña de vez en cuando.

Desactiva WPS

El sistema WPS (WiFi Protect Setup) nació como un método de facilitar la conexión de nuevos dispositivos a la red sin necesidad de introducir la contraseña.

Desactivar WPS

Su funcionamiento es sencillo. Basta con pulsar un botón en el router para que la red WiFi quede abierta a nuevas conexiones de dispositivos compatibles con WPS durante 60 segundos. En el mejor de los casos los usuarios tendrán que introducir un PIN de 8 dígitos para confirmar que están autorizados a acceder al dispositivo.

El problema de este sistema es que no es seguro. Muchos routers no establecen límites de intentos fallidos de acceso con PIN, por lo que en pocas horas un atacante pueda acceder a la red sin autorización. Además, las aplicaciones que se utilizan para desencriptar contraseñas WPA o WPA2 también suelen ser efectivos para obtener los PIN de los sistemas WPS.

Teniendo esto en cuenta, la recomendación es que accedas a la configuración de tu router y desactives por completo esta funcionalidad. Así mejorarás la seguridad general de tu red WiFi.

Establece el canal de la red WiFi

Quizá este punto sea el más complejo, ya que requiere hacer un análisis previo de las redes WiFi que hay en tu entorno y elegir el canal que menos utilicen. Al hacer esto reducirás las posibles interferencias y conseguirás que tu red funcione de forma más rápida y estable.

Si el número de redes en tu entorno es muy grande y además ves que utilizan muchos canales diferentes, puedes optar por dejar esta opción en auto. De esta forma el router se encargará de escoger el canal que considere más conveniente en cada momento.

Con los routers de los operadores esta función no suele estar demasiado refinada, pero salvo que tengas problemas muy graves de interferencias conseguirás un resultado aceptable.

Cambia la contraseña de acceso al router

Cambiar la contraseña de acceso al router

El último punto del que me gustaría hablar para terminar con la configuración de la red WiFi es de la contraseña de acceso al router.

Es algo que solemos obviar y realmente es muy importante cambiarla. Cualquier persona que se conecta al WiFi tiene acceso a la pantalla de login de administración del router, así que establecer una contraseña segura es algo básico para evitar cualquier tipo de susto. Por supuesto, la contraseña nunca debe ser la misma que la de la red inalámbrica.

Escrito por Manu Iglesias

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • SinFactura PorFavor

    Falta una opción muy importante que no se ha mencionado: desactivar la función WPS que tiene un agujero de seguridad importante que usan las apps para conectarse a los routers. Desactivar WPS hace que haya que meter la clave a mano en los ordenadores o teléfonos que conectemos pero da un plus de seguridad.

  • Carlos

    Este artículo, y sus variantes, sobre la WiFi y configuración de routers los ponéis más que la película de Prety woman en antena 3.

  • RingoStark

    NUNCA se debe seleccionar un canal WiFi manualmente, es un error de libro, salvo que estes todo el dia cambiandolo tu. El que tu crees que es el mejor canal a las 7 de la tarde puede ser el peor una hora mas tarde. Los routers tienen algoritmos que seleccionan periodicamente el mejor canal y ademas lo hacen mejor que tu porque tienen en cuenta no solo el numero de vecinos que esten en ese canal o adyacentes sino otros parametros como el Free Air Time, y equipos no 802.11.