Baneos en Twitch: qué no podemos hacer, tipos de baneo y cómo gestionarlos

No hay duda que Twitch es una de las redes sociales del momento. Pero entre tanta cantidad de usuarios, hay que enfrentarse a un sinfín de conductas inapropiadas que muchas veces se escapan a nosotros. En este sentido, podemos ser víctimas de cualquiera de ellas, y resulta muy útil conocer los métodos que tenemos a nuestro alcance para controlar estas acciones del resto de usuarios. Para evitar males mayores y que la propia plataforma nos pueda sancionar, aprenderemos cómo podemos bloquear aquellas conductas que Twitch no permite, y de qué manera gestionar los baneos de estos seguidores.

Para gestionar nuestra comunidad de Twitch es fundamental una buena moderación. No obstante, a veces nos enfrentamos al acoso y el mal uso que algunos usuarios hacen en la plataforma. Combatir este tipo de actitudes, sobre todo cuando tenemos en frente a un importante número de seguidores, resulta complicado y agotador. Pero existen métodos que pueden ayudarnos.

Tipos de baneo

En Twitch existen dos tipos de baneos o bloqueos. Están las suspensiones temporales y las indefinidas. En el primer caso, la plataforma te lanza una advertencia si han infringido alguna norma de manera leve. Si acumulas entre una y tres suspensiones temporales, entonces te enfrentas a un veto indefinido. Tu cuenta, por tanto, pasará a mejor vida.

Ante una suspensión indefinida, como imaginarás, el baneo es permanente. Si por el contrario has sufrido una suspensión temporal, el baneo dura entre 24 horas y 30 días. Todo dependerá de la gravedad.

baneos Twitch

Por lógica, si te encuentras baneado no podrás acceder a Twitch ni disfrutar de ninguno de sus servicios. Si el baneo tiene una duración de 30 días o más, las suscripciones de tu canal no se renovarán hasta la reactivación de la cuenta.

Qué no se puede hacer en Twitch

Vamos a repasar también los motivos que llevan a Twitch a bloquear y suspender una cuenta o un canal. En la mayoría de los casos se trata de sentido común.

  • Conductas odiosas y violentas: cualquier acto ofensivo relacionado con la raza, la religión, la edad, la orientación sexual, el género o el físico, será castigado por Twitch. No se toleran tampoco las amenazas ni los comportamientos autodestructivos. Mucho ojo con esto, porque la plataforma no tiene la manda demasiado ancha, ni siquiera con las bromas que se vayan de punto.
  • Odio y acoso: el acoso es un problema demasiado recurrente no solo en Twitch, sino en todo el ámbito de Internet. Por ejemplo, hay algunos usuarios que se dedican a hacer acoso de forma deliberadas en algunas cuentas y canales. Estos son algunas de las conductas consideradas como acoso:
    • Bullying o insultos
    • Incitar a alguien a hacerse daño
    • Crear cuentas expresamente para generar odio
    • Violar los límites establecidos en alguna cuenta o canal
    • Revelar información confidencial que pueda herir sin autorización
    • Grabar a alguien contra su voluntad
    • Compartir contenido intimidatorio
    • Intimidación sexual contra alguien
    • Incitar al acoso o la burla
  • Crear una cuenta mientras estas baneado: Si intentas acceder a Twitch de nuevo mientras estás baneado hará que la situación se agrave aún más. Si haces esto, podrías ver aumentada tu multa o, peor aún, enfrentarte a la suspensión indefiinida.
  • Suplantación de identidad: no puedes hacerte pasar por otro usuario bajo ningún concepto.
  • Uso de bots: la utilización d estos bots para infliar de manera fraudulenta los seguidores de un canal también es motivo de baneo en Twitch.
  • Difusión de contenido sexual: cualquier contenido sexual, de desnudez o relacionado con la pornografía infantil está prohibido en Twitch. Hay usuarios que se dedican expresamente a difundir este tipo de contenidos en canales, provocando que algunos streamers sean suspendidos.
  • Derechos de propiedad intelectual: en este caso, la plataforma incluye varias actividades como compartir contenidos de otros, jugar a juegos piratas, usar servidores no autorizados, compartir contenido de otros sitios sin autorización, ver algunas retransmisiones o películas, o usar música con copyright.
  • Hacer trampa en los juegos en línea: otro motivo que puede llevar a Twitch a banearnos es hacer uso de cualquier práctica injusta que suponga una ventaja para un seguidor en un juego en línea.

Qué hacer para gestionar los baneos

Como hemos señalado, cuando te enfrentas al acoso o a una actitud inapropiada por parte de algún seguidor, es importante saber qué hacer. Es posible que, si no atajamos nosotros mismo el problema, Twitch puede hacernos pagar las consecuencias. Por tanto, veremos las opciones que tenemos para banear a usuarios y cómo podemos gestionarlas.

Ignorar, bloquear y denunciar

En primer puedes ignorar a una persona dentro de un canal. Para ello, pincha el botón Ignorar en su tarjeta de usuario, o bien escribe /ignore (nombre de usuario).

Para prevenir actitudes de acoso a similares, también es posible bloquear a cualquier usuario de Twitch. Pincha en su nombre de usuario y en icono de tres puntos. Ahora, selecciona bloquear a (nombre de usuario).

La opción Bloquear susurros de desconocidos impide también cualquier comunicación contigo por parte de un desconocido. Es muy útil para evitar un episodio de acoso.

Otra opción es denunciar directamente a un seguidor. Si consideras que alguien está infringiendo las normas de Twitch o de un canal concreto, tienes la posibilidad de usar categorías como Acoso o Incumplimiento de la prohibición de chatear. Estos son precisamente algunos de los motivos principales para denunciar.

Filtros de chat

Con esta función podemos ocultar los mensajes no deseados en cualquier chat de Twitch. Dentro de la configuración del chat de un canal, podemos establecer los parámetros que deseemos. Por ejemplo, hay ajustes para detectar lenguaje obsceno o sexual. Así, cualquier seguidor que use este tipo de términos, se enfrentará a un baneo.

baneos Twitch

Moderadores

La designación de moderadores es una herramienta realmente útil para gestionar los baneos de seguidores. Así, tú podrás centrarte en la retransmisión mientras ellos controlan a los usuarios molestos. También interactúa con el resto de seguidores. Si en tu comunidad alguien cumple estos requisitos y tienes la suficiente confianza, no dudes en designarle como moderador.

Puedes hacerlo clicando en el icono del rayo o en su tarjeta de usuario. Otra forma escribir en el chat /mod (nombre de usuario). Para quitarle las funciones, teclea /unmod (nombre de usuario).

AutoMod

El uso de AutoMod es una herramienta también de gran ayuda. Esta función es capaz de captar el lenguaje natural, así como interceptar aquellos mensajes que puedan suponer algún riesgo para el chat. Así, los moderadores podrán verlos primero, y aprobar o rechazar estos mensajes conflictivos.

Bots moderadores

Además de la función AutoMod, existen bots permitidos que también hacen funciones de moderación. Son capaces de captar mensajes repetitivos, el abuso de emoticonos, reducir la cantidad de mensajes molestos, etc…

Expulsar a un usuario

Si has detectado conductas inapropiadas, acoso hacia tu persona u otra infracción cualquiera, es posible cortar por lo sano y expulsar directamente a un usuario.

Por lo tanto, si estamos haciendo streaming o moderando, podemos banear a un seguidor y expulsarle del chat durante 10 minutos o menos, si es lo que consideramos oportuno. Basta con escribir en el chat /timeout (nombre de usuario). Si quieres expulsarle durante un tiempo inferior a esos 10 minutos debes escribir /timeout (nombre de usuario) (segundos).

¡Sé el primero en comentar!