¿Colgada o en el mueble? Cómo y dónde colocar tu Smart TV

Elegir el lugar donde vamos a colocar nuestro televisor depende de muchos factores. Lo primero es que dependerá de lo que nos apetezca, de nuestros gustos, de la habitación, de dónde vayamos a colocar la Smart TV o dónde vayamos a sentarnos. No será lo mismo en la cocina que en el salón que en el dormitorio ni será lo mismo en una casa que en otra ya que la distribución siempre variará. Pero aunque dependa de muchos factores, siempre hay formas y sitios para instalar una Smart TV más allá de que podamos “innovar”. Es decir, colocada en un mueble, colgada en la pared…

Dependerá, como decimos, del espacio que tengamos pero también hay una serie de ventajas a la hora de apostar por un método u otro. Por lo general, todos los televisores actuales nos permitirán tanto colgarlo como colocarlo. Pero hay que tener en cuenta una serie de problemas que podemos encontrar, inconvenientes o tipos de soportes tanto a la hora de colocarlo en el mueble como de colgarlo…

Cómo colocar

Hay dos opciones: colocarla en un soporte o pie o colgarla en la pared. Dentro de cada una hay varias posibilidades dependiendo del tipo de soporte que usemos tanto si va colgada como si va a suelo o sobre un mueble.

Con pie o soporte

Es la opción más fácil y todos los televisores en la actualidad cuentan con un pie o soporte incluido que podemos usar para colocar la Smart TV en el mueble del televisor. Simplemente debemos seguir los pasos que incluyen las instrucciones para poner las patas. Y elegir el mueble en el que lo vamos a colocar.

La principal ventaja de elegir esta opción es que es fácil y al alcance de todos. Es inmediata: basta con sacar la Smart TV de la caja y seguir las instrucciones que vienen incluidas para colocar el televisor sobre las patas, enchufarla en el enchufe más cercano y empezar a utilizarla sobre el mueble que tengas en el salón, dormitorio, etc. Es una de las opciones más habituales y más rápidas.

Más allá del soporte que viene incluido también podemos encontrar alternativas para comprar otro pie que consideremos más cómodo, más atractivo, más fuerte. O ir un paso más allá y no utilizar un soporte para colocarlo en el mueble sino un pie que vaya directamente al suelo y podamos prescindir de un mueble clásico en esa estancia. Esto puede ser especialmente útil en cocinas, por ejemplo, o en un dormitorio en el que no quieras colgar la tele (como explicaremos a continuación) pero tampoco puedas tener un mueble en el que vas a colocarla encima.

oneplus u1s smart tv

Colgada

Si no queremos dejarla en el soporte que viene por defecto o comprar un soporte de pie, la alternativa es colgarla en la pared. Es una opción con muchas ventajas gracias a que ahorraremos espacio: puede hacerse en cualquier parte sin necesidad de ocupar un mueble específico y es ideal para espacios pequeños como cocinas o incluso un cuarto de baño, pero también una buena opción para que el salón quede lo más limpio posible sin cables que se vean y ganando espacio gracias a que podrás usar los muebles que tengas para colocar otros objetos de decoración, etc.

Muchos de los televisores que compramos en la actualidad nos dan la posibilidad de colgarlos con el soporte que viene ya por defecto en la caja y siguiendo las instrucciones. Tenemos la opción de hacer una doble pared evitando que se vean los cables o simplemente taparlos de la mejor forma posible. Esto hará que ganemos espacio en cualquier habitación y es muy útil y práctico, una de las mejores opciones siempre y cuando tengamos cuidado y tengamos en cuenta dónde colgarlo…

Aunque en próximos párrafos veremos las ventajas e inconvenientes de cada método, no es lógico colgar tu televisor en la chimenea o puede ser un problema si las paredes son demasiado finas o delicadas o si simplemente no tenemos experiencia en este campo y no sabemos colgarla correctamente. Puede correr peligro la televisión pero también la pared.

Smart TV

Soportes

Colgar el televisor tiene muchas ventajas pero también muchas opciones. No solo podemos fijarlo a la pared de forma convencional, colgar la tele. Sino que también hay soportes que permiten girarla, moverla hacia un lado u otro. Esto puede ser especialmente útil si tienes un despacho y quieres que pueda girarse en todas las direcciones según dónde estés o simplemente si tienes un televisor en el dormitorio que quieres pegado a la pared pero que quieres girar cuando estés en la cama, por ejemplo. Soportes articulados de pared que podemos alejar, acercar, girar.

Para que los soportes tuviesen compatibilidad con las Smart TV se creó el estándar VESA que permite que soportes y televisores tengan los agujeros colocados a la misma distancia según las pulgadas que tengan. Esto hace que generalmente sea compatible de forma global siempre y cuando nos fijemos en el tamaño.

Tele Xiaomi colgada en la paredEntre los tipos de soportes encontramos:

  • Soportes fijos: Son los que dejan el televisor pegado a la pared y los que habitualmente se colocan en salones. Permiten ajustar arriba y abajo y simplemente la tele queda fijada a la pared de forma limpia. Seguro que los has visto en revistas de decoración o en las fotografías de Pinterest. No permiten girarse sino que están pensados para verlo desde el frontal, desde el sofá que normalmente tampoco moverás.
  • Soportes inclinables: Puedes inclinarlo hacia arriba o hacia abajo pero no hacia los lados ni girarlo. Puede ser útil para una pequeña televisión en la cocina o para inclinarlo para verlo desde la cama fácilmente estando tumbado.
  • Soportes giratorios: Pueden girarse 180 grados hacia los lados o arriba y abajo. Permiten verlo desde cualquier punto y son ideales para una habitación en la que suelas moverte mucho o en la que quieras verlo desde cualquier ángulo.

Los soportes podemos encontrarlos por menos de 30 euros y debemos fijarnos en la carga máxima que aguantan (teniendo en cuenta el peso del televisor) y en las pulgadas capaz de sujetar. Los hay fijos h pegados a la pared, pero también desplegables con giros de hasta 360 grados. De Amazon Basics podemos encontrar soportes inclinables y giratorios con un único brazo, por ejemplo, por menos de quince euros. Dependerá lo que necesitemos que escojamos uno u otro pero siempre debes fijarte en el tipo de sujeción, el peso máximo y las pulgadas soportadas.

¿Qué tener en cuenta?

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene cada una de las opciones anteriores? ¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro? ¿Cuál es mejor?

La decisión se basará únicamente en tus gustos, tu espacio. Lo que debemos tener en cuenta a la hora de elegir es que colgar el televisor tiene muchas ventajas como que dejamos libre espacios como muebles o que se adapta a cualquier habitación incluso en la que no tengas nada para ponerlo encima. Como puede ser una cocina o, como hemos dicho antes, un cuarto de baño o una sala pequeña. Además, tiene ventajas como mejor seguridad: es poco probable que se caiga pero sí es probable que tu televisor sobre un mueble pueda caerse si en casa hay niños, gatos, perros. Pero no podemos colgarla en cualquier parte… O no siempre queda bien. Si la televisión es demasiado pequeña en una pared muy grande es posible que no sea lo más bonito que vas a tener en tu casa. Pero si es grande y la pared es espaciosa, quedará bien y cómoda. Debemos tener en cuenta siempre las dimensiones.

También debemos tener en cuenta dónde colocarlo. Como es lógico, no es aconsejable colocar el televisor encima de la chimenea ya que esto podrá provocar que se sobrecaliente, por ejemplo. Ni tampoco en paredes finas. Ni, como es lógico, debemos pegar el soporte con adhesivos a azulejos sin usar un método de sujeción fiable.

samsung smart tv neo qled gaming 2021 Gaming TV Performance

¡Sé el primero en comentar!