Mi ordenador se ha mojado: soluciones si le caen líquidos

Si se derrama líquido en tu ordenador de sobremesa, portátil o en su teclado, esto no quiere decir que se haya estropeado o que deje de funcionar o no puedas contar más con él, aunque podría pasar. Por eso, te contamos qué es lo que debes hacer en cada caso, cómo evitarlo y qué es lo que no debes hacer bajo ninguna circunstancia, así como los pasos que debes dar para que tu ordenador vuelva a funcionar con normalidad pese a este hecho.

Ante todo, es importante que actúes con rapidez si se te ha caído agua, café o algunas gotas en tu ordenador o teclado. Te adelantamos que hay casos en los que no podrás hacerlo y en los que tendrás que comprar un nuevo equipo o contactar con un técnico para ver si hay alguna forma de salvarlo. Descubre cómo actuar en cada momento en las siguientes líneas paso a paso y comprueba que todo funciona con normalidad.

Cómo evitarlo

En muchas ocasiones que se caiga agua en nuestro ordenador o teclado es algo que podemos evitar, aunque siempre puede suceder por algún descuido. Habilitar el espacio de trabajo o para usar el ordenador en casa no siempre es todo lo sencillo que debería. Si, además, vamos a beber cerca de nuestros dispositivos, ya sea un refresco, agua, té o café, lo mejor es utilizar un recipiente cerrado como una botella de agua con tapón seguro o un termo. Lo recomendable es cerrarlo cuando se ha bebido, y mucho mejor evitar beber cerca del ordenador en la medida de lo posible.

Si no contamos con el recipiente, queremos hacerlo directamente en el vaso o en la taza o en circunstancias similares, debemos hacerlo lo más lejos del equipo que podamos, aunque sea moviéndonos hacia un lado con la silla temporalmente. Sin embargo, no siempre esto es posible o nos confiamos hasta que llega el día que sí sucede algo. También podemos buscar modelos más resistentes si esto es algo que nos sucede con frecuencia, aunque no es la solución más adecuada en la mayoría de los casos.

A veces, extremando las precauciones, o si no lo hacemos, sucede que nos caen unas gotas o el vaso entero en el portátil, ordenador o el teclado, así que descubre qué es lo que puedes hacer.

tomar cafe cerca ordenador

Qué hacer si se moja tu portátil

Si a pesar de todas las precauciones o por un descuido, se te cae agua, café o cualquier otro líquido sobre el portátil, mantén la mente fría para actuar cuanto antes y con eficacia. Que haya sucedido esto no quiere decir que esté todo perdido.

Lo primero que debes hacer es una valoración previa de los daños, ya que si solo es un pequeño salpicón podrás solucionar el problema con un paño de microfibra o bayeta y un producto de limpieza específico para ordenadores. Solo debes humedecer el trapo y pasarlo por la zona mojada con cuidado, empezando de abajo arriba para evitar que caigan gotas en el teclado. Repasa las veces que consideres necesario, y en zonas complicadas haz pequeños círculos con la mano sin frotar en ningún caso. Si se trata de que se ha derramado mayor cantidad de líquido o la taza entera tenemos que tomar otras medidas.

Si tu ordenador empieza a hacer ruidos extraños o expulsar humo, lo más probable es que no tenga solución, así que mejor es que sigas los pasos que te comentaremos y lo lleves cuanto antes al servicio técnico, o simplemente sigas todos los pasos con la mente de darlo por perdido porque puede que ya no tenga solución. Aunque si actúas con rapidez, y sobre todo si no sucede esto, podrías salvar la situación.

ordenador mojado

Desenchufa

Lo primero que tienes que hacer es desenchufar lo antes posible si se encuentra conectado a la corriente eléctrica en ese momento. Si no lo está, o cuando ya lo hayamos hecho, tendremos que apagarlo y quitarle la batería. Esto es muy importante para asegurarte en la medida de lo posible de que tu ordenador funcione correctamente cuando lo hayas secado. Cuanto más rápido actúes mejor para evitar daños mayores.

Esto se hace para evitar que los componentes electrónicos se afecten al mojarse, ya que si no lo enciendes hasta que esté completamente seco y no ha llegado la humedad a afectar a los componentes antes te asegurarás de que vuelva a funcionar en ese momento. Por eso, dedica el tiempo que sea necesario para solucionar el problema antes de volver a encenderlo y, por supuesto, enchufarlo.

Posición más indicada

Pon tu portátil sin batería (si puedes extraérsela) y desenchufado boca abajo en posición 180 grados entre la tapa y la base. Puedes colocar la base sobre un paño absorbente para que pueda quitarle líquido mientras. La mejor forma de que suelte líquido es por donde ha entrado, y normalmente es el teclado, sin intentar sacarlo por otros orificios ya que se podría afectar a componentes que no estaban dañados.

Vas a dejar que se seque a temperatura ambiente, en un lugar donde le dé aire, pero no directamente al sol. Mientras se va secando pasa al siguiente paso si es necesario, no poco relevante. No te des prisa, lo más importante es que seque totalmente.

Saca todos los dispositivos externos y seca

Lo siguiente que debes hacer es retirar todos los dispositivos externos USB que estén conectados, y cualquier dispositivo que pueda quitarse, si estabas trabajando con alguno. Si no es así podrás evitar este paso. Aunque puede que te parezca más importante que los pasos anteriores, lo mejor es centrarse en lo más importante y hasta ahora era salvar el ordenador.

Vamos a dejar que se seque solo en el espacio y posición antes indicados. Debemos además ir retirando con un paño suave el líquido que se quede en la superficie del teclado, boca abajo. Hay que dejar que se seque por completo y que lo haga a su propio ritmo. Es mejor esperar unas horas a dañar el portátil por la prisa. Nunca en ningún caso intentes recurrir al secador de pelo ni estufa ni nada que acelere el proceso porque se podría dañar el ordenador o alguno de sus componentes. Tampoco debemos poner arroz, como se aconseja en otros dispositivos con buen resultado, ya que se pueden quedar granos en componentes y dañarlo.

Si tienes dudas sobre si está completamente seco, lo mejor es que lo lleves al servicio técnico o a una persona que tenga amplios conocimientos, ya que si lo enciendes antes de que seque podría verse dañado.

Qué hacer si se derrama líquido en el teclado

Si se derrama líquido en tu teclado, no debes utilizar el secador ni recurrir a remedios caseros como los que te han hablado como es el caso del arroz. Si este no funciona después de que le haya caído agua, café, zumo o cualquier otro líquido, no te preocupes ya que de todas formas aún puedes hacer algo por él. Es algo que puede suceder a todo el mundo en alguna ocasión.

cae cafe teclado

Actúa con rapidez

Lo primero que tienes que hacer es apagar el portátil, quitarle la batería si es posible y desenchufarlo si se encuentra conectado a la corriente eléctrica. Actúa con rapidez, pero con la mente fría. Piensa que si el líquido acaba en la placa base y el portátil está encendido podría darse la situación de que ya no tenga solución porque se produzca un cortocircuito.

Qué líquido ha caído

También debes valorar qué líquido ha caído en el teclado, ya que no es lo mismo agua que otros líquidos. Hay que tener en cuenta que líquidos como el zumo, bebidas azucaradas o café pueden producir mayores daños ya que pueden dejar restos cuando secan, lo que puede hacer que algunas teclas acaben no funcionando bien o se muestren como pegadas.

Hay que tener en cuenta que en ciertos líquidos que no sean el agua, aunque tengas que secar primero, el líquido derramado puede dejar muchos restos secos que harían que el teclado tenga que ser sustituido. Si se ha caído café o algún líquido que pueda dar lugar a estos daños, tras haber secado puedes llevarlo al servicio técnico a hacer una limpieza profesional. Puedes probar con aire comprimido, aunque no funciona en muchos casos.

Seca

El siguiente paso es intentar quitar y secar todo el líquido que ha caído dándole la vuelva al teclado para que caiga la mayor parte de él en la posición antes indicada y colocando mucho papel absorbente entre el teclado y la superficie para que vaya absorbiendo los restos de líquido. Cambia este con frecuencia. Si lo vuelves a encender después de haberlo secado completamente y después de un tiempo se apaga solo no te preocupes, ya que podría deberse a una medida de seguridad para evitar cortocircuitos que se presenta en muchos equipos.

Si se ha mojado todo el teclado, toma las medidas necesarias, como en caso de todo el portátil. Retira el exceso de agua con un paño de algodón y después pon el papel secante entre las teclas. Si crees que va a quedar inservible, o te lo confirma un técnico, puede que tengas que cambiar el teclado. Podrías encargárselo a un profesional para que lo instale solo, aunque te costará más, o adquirir el teclado si tienes maña y conocimientos y hacerlo tú. Si esto es lo único que se ha dañado siempre será mejor que comprar un portátil nuevo.

secar teclado mojado

Ordenador de sobremesa mojado, ¿qué hago?

Si cae agua o cualquier otro líquido en tu ordenador, lo que debes hacer es, como en el resto de casos, intentar eliminar cualquier resto de humedad que pueda producirse secando por completo todos los líquidos que haya en el interior. Asegúrate de que todos los componentes están totalmente secos y sin corrosión antes de volver a encenderlo.

Casos que pueden darse

Si el ordenador antes de apagarlo ves que funciona con normalidad o no ves que suceda nada malo puede ser buena señal, aunque no te confíes de más. Si se te ha caído líquido con el ordenador apagado porque pasabas casualmente por ahí o simplemente se daba el caso, existen más probabilidades de salvarlo.

Si el ordenador se apagó, notaste alguna pequeña explosión, apreciaste chispas o incluso salió humo lo más probable es que se haya estropeado y que tengas que plantearte comprar algo nuevo, aunque antes de darlo por perdido puedes hacer las pruebas o incluso consultar con un técnico si lo deseas.

teclado mojado

Apaga el ordenador

El primer paso es apagar el ordenador completamente y desenchufarlo. Este es un paso que debes realizar con rapidez, ya que si no lo haces a tiempo la corriente puede pasar por los circuitos y se podría dañar por el agua hasta el punto de que podría dejar de funcionar. Lo importante es no dejar que pase el tiempo desde que se produce el accidente.

Lo siguiente que debes hacer, si es posible, es apagar la fuente de alimentación del interruptor y retirar la tapa lateral. Deberás colocar su caja en diagonal, con la torre de pie inclinada hacia la tapa abierta y apoyada en una pared. Esta posición está pensada para que el líquido no caiga en su interior y para limpiar con mayor facilidad. Después tendrás que esperar a que se seque, dejando pasar el tiempo que sea necesario. Posteriormente irás limpiando con un paño seco el líquido que caiga. Es importante que dejes pasar el tiempo para que seque completamente.

Desmonta y limpia

Lo siguiente que deberás hacer es desmontar todo el hardware para así limpiarlo y secar las piezas una por una. Mientras lo haces te darás cuenta de las piezas que ves que se han mojado y las puedes limpiar y secar mejor. Podrás aprovechar para hacer una limpieza general de tu ordenador.

Si la placa base se ha mojado, deberás desmontarla totalmente, desconectar todo y secarla con cuidado usando un paño de fibra seco. Con bastoncillos de los oídos podrás llegar a zonas de difícil acceso. Este componente sí podrías ponerlo en arroz para que absorba el agua, aunque con cuidado y si puedes evitarlo mejor.

desmontar ordenador

Vuelve a montar y comprueba

Cuando lo hayas hecho, vuelve a montar todo y comprueba si funciona, debería ir si todo va bien. Si hay algún componente que se haya dañado o no creas que vas a poder recuperar, puede ser mejor idea cambiarlo por uno nuevo, a no ser que sea demasiado costoso y no merezca la pena la inversión, o que el ordenador sea demasiado viejo. En caso de dudas o de que siga sin funcionar, o que no tengas la total seguridad de que lo has secado de todo antes de volver a utilizarlo, puedes contactar con un técnico.

Como puedes comprobar, en todos los casos lo más importante es saber qué hacer, hacerlo con cuidado y actuar con rapidez para evitar daños que podrían evitarse.

1 Comentario