Pese a su temprana creación en 2010, Xiaomi ha conseguido labrarse un enorme reconocimiento en lo que al sector de la tecnología se refiere. La utilización de componentes de gran nivel para fabricar dispositivos que ofrecen un rendimiento excesivamente alto a un precio más que asequible es la seña de identidad de la empresa fundada en China.