El Gobierno podrá expropiar dominios .es sin tener que compensar a sus dueños

Luz verde para que el Gobierno de España pueda expropiar de forma unilateral y sin tener que compensar a sus propietarios los dominios .es que crea conveniente. Así lo ha comunicado el Ministerio de Industria, que hace realidad una vieja aspiración de antiguos gobernantes.

Paso al frente del Ejecutivo para tener un mayor control en Intenet. Tal y como confirma el comunicado publicado por Borja Adsuara Varela, director general de la Entidad Pública Empresarial Red.es, cualquier dominio .es puede ser "reasignado" desde su legítimo propietario a otro titular si así lo considera dicha entidad en nombre del "interés general".

"La experiencia acumulada por el Registro de nombres de dominio .es demuestra que existen determinados nombres de dominio que, revistiendo especial relevancia para los intereses generales, no han gozado de protección al no estar directamente asociados a denominaciones de órganos constitucionales u otras instituciones del Estado", indica el comunicado. Un ejemplo sucedió en 2008, cuando se produjo un caso de suplantación indirecta relacionada con el Gobierno del recién elegido en su segundo mandato José Luis Rodríguez Zapatero y utilizó varios dominios para reclamar el trasvase del Ebro a otras comunidades autónomas.

A día de hoy dichos dominios no están activos, pero lo que busca el Gobierno parece no pasar únicamente por que se produzcan casos como éste. Ya existían medidas para evitar que estos casos se produjesen, como la prohibición de ciertos nombres propios como los de miembros de la Casa Real o algunos acrónimos para evitar este tipo de suplantaciones. En caso de producirse las soluciones pasaban por la negociación directa con el propietario del dominio o por el cauce judicial.

Sin embargo, al igual que sucede en otros casos, la figura judicial desaparece de un plumazo con esta resolución. El poder Ejecutivo será el encargado ahora de este proceso de "cancelación" de una propiedad que quien debería dictaminar si es ilegítima o no solo puede recaer en todo estado de derecho que se precie de serlo en el poder judicial.

Por si fuera poco, los titulares de dominios expropiados no serán compensados por el Gobierno si se procede a cancelar su propiedad. Tan solo se le devolverán las últimas tasas pagadas para hacerse con el dominio, algo que añade más controversia a una acción que a todas luces demuestra el afán de este Ejecutivo por tener el máximo control sobre la sociedad y la información.