HTC en caída libre. Sus ingresos han descendido un 48%

HTC en caída libre. Sus ingresos han descendido un 48%

Claudio Valero

La compañía taiwanesa HTC ha hecho públicos sus resultados financieros para el tercer trimestre del año y es preocupante ver como siguen empeorando. En comparación al mismo periodo de 2011, los ingresos han caído alrededor del 48% y el beneficio neto ha descendido un 79%. Malas cifras para una compañía que está en caída libre.

Pésimas cifras

Como hemos comentado, las cifras anunciadas por HTC son bastante preocupantes. En 2012 la compañía tuvo un beneficio neto de 133 millones de dólares y unos ingresos de 2,4 billones de dólares. Recordemos que en el mismo periodo del año anterior, el beneficio neto ascendió a 639 millones de dólares y los ingresos fueron de 4,64 billones de dólares. La bajada como podemos ver es muy significativa y no parece invertirse, ya que en el segundo trimestre de este año el beneficio era de 247 millones de dólares.

Caída de ventas

El descenso de ventas de HTC es preocupante, en un mes cayeron un 12%, un 23% en 3 meses y un 48% en un año. Si esta tendencia sigue y no se invierte este descenso en las cifras de ventas, la compañía taiwanesa pasará a perder dinero con la fabricación de smartphones, como ya le ocurre a LG o Motorola. HTC no consigue dar con la tecla para enfrentarse a los todopoderosos Samsung y Apple, que acaparan la mayoría del mercado de smartphones. El Galaxy S3 ha sido un rival demasiado duro para la compañía taiwanesa, haciéndoles perder un gran número de ventas.

Futuro incierto y Windows

El panorama más cercano de lanzamiento de HTC está centrado en el HTC One X+, un smartphone de 4,7 pulgadas con Jelly Bean, que tiene como objetivo recuperar el prestigio perdido por la marca. Windows Phone también será parte importante en el futuro de HTC. Los nuevos HTC Windows Phone 8X y 8S, quieren aprovechar el tirón del nuevo Windows y la gran campaña que está llevando a cabo Microsoft para promocionar su nuevo sistema operativo.

HTC es una compañía con una larga y dilatada experiencia en el mundo de la telefonía móvil y tiene que saber sobreponerse y superar esta situación de adversidad. Las cifras no le están ayudando y va a tener que esforzarse con sus nuevos lanzamientos. Los futuros terminales con Windows y Android se antojan como la última oportunidad para invertir la tendencia y volver a la senda del crecimiento. Seguiremos muy atentamente el devenir de esta historia.