Solo una de cada once copias de Football Manager para Android es legal

Solo una de cada once copias de Football Manager para Android es legal

Claudio Valero

El futuro de los videojuegos parece estar muy ligado al mundo de la telefonía móvil, donde cada día aparecen nuevos y potentes dispositivos. Noticias como la que hemos conocido acerca del famoso juego Football Manager, no son un buen augurio para los estudios de desarrollo de juegos. De acuerdo a la información recibida, diez de cada once copias del juego en Android son ilegales y descargadas de forma ilícita.

Miles Jacobson, CEO de Sports Interactive, ha sacado a la luz las alarmantes cifras de piratería que está sufriendo unos de sus juegos estrella. No oculta su preocupación ante estos hechos e incluso se muestra cauto acerca de futuros lanzamientos. La compañía quiere ir año a año evaluando el mercado y estudiando la viabilidad de sus juegos, para decidir en última instancia si lanzarlos o no. Van a marcarse un objetivo de ventas y en caso de cumplirlo, harán nuevas versiones. Aunque no son todo malas noticias , por el momento parece que Football Manager 13 llegará a Android.

La versión 2012 del videojuego de fútbol está a la venta en Google Play a un precio de 7,99 euros. Cantidad que a priori puede parecer elevada, pero que puede que no lo sea tanto si evaluamos todos los aspectos del juego y el trabajo de desarrollo que tiene detrás. Sports Interactive no es la primera compañía en mostrar su preocupación ante la tasa de piratería tan alta de la plataforma Android.

iOS toma ventaja

Existen algunos casos aun más extremos que el mencionado, como es el juego FaceFighter Gold, de Appy Entertainment. Por cada copia legal comprada se descargan 70 copias ilegales, un numero inasumible para un estudio de desarrollo. Por todo ello no vamos a descubrir nada si decimos que el ratio de piratería es mucho menor en el sistema de Apple y las compañías se sienten más protegidas en su ecosistema. Desconocemos los planes de Google para el futuro de su tienda online y que medidas tiene pensado adoptar, pero por ahora está perdiendo la batalla a la piratería.