Apple tendrá que disculparse públicamente con Samsung

Apple tendrá que disculparse públicamente con Samsung

Javier Sanz

La batalla librada entre Apple y Samsung parece no tener final. Ahora es un juez británico el que va a obligar a los de Cupertino a disculparse públicamente durante seis meses y reconocer que Samsung no copió el iPad.

Apple había acusado a Samsung de copiar el diseño de su dispositivo en el Galaxy Tab, haciéndolos tan parecidos que podían llevar a confusión a los compradores. En un primer momento el juez desestimó la acusación y en la posterior apelación, el alto tribunal ha seguido sin dar la razón a la compañía de la manzana. El juez se escuda en que el dispositivo de Samsung no es tan cool como el de Apple, y les va a obligar a publicar en varios medios de comunicación disculpas, para compensar el daño causado. Estas deberán permanecer activas durante seis meses. Lo más curioso del caso tiene que ver con la forma de la disculpa. El juez ha dictaminado que estará escrita con fuente Arial 14. No sabemos que ha dolido más en el seno de Cupertino, si el tener que disculparse con los coreanos o el tener que usar esa fuente que no respeta el estilo de sus diseños.

 

Una guerra interminable

Ríos de tinta se han escrito en los últimos tiempos sobre la tortuosa relación entre las dos compañías que llevan desde 2011 inmersos en una guerra legal. Son ya habituales las acusaciones por violación de patentes, copia de dispositivos e interposición de demandas, donde son varios los frentes abiertos. El principal es el proceso que tuvo lugar en EEUU, saldado con una multa multimillonaria de más de 1.000 millones de dólares a los surcoreanos. Samsung también ha recurrido esta sentencia, pero a día de hoy seguimos esperando el fallo del juez. Aunque no es Apple la única que ataca, ya que Samsung ha interpuesto una demanda contra el iPhone 5, que según ellos utiliza sus innovaciones. Resulta curioso que a pesar de ser dos grandes rivales en el mercado de la telefonía, sean también grandes socios, ya que muchos componentes de los teléfonos de Apple están suministrados por Samsung.