Tras el cierre de Filesonic, ¿peligran el resto de servicios de descarga directa?

Filesonic ha sido el último cyberlocker en echar el cierre. El servicio de alojamiento y de descargas directas ha cerrado sin haber informado a los usuarios, algo que ya nos temíamos desde que la semana pasada dejase de estar operativa. ¿Seguirán su camino el resto de webs similares?

Punto y final a Filesonic. Una de las primeras plataformas que decidió cambiar su política para evitar correr la misma suerte que Megaupload ha acabado por cerrar, aunque en este caso no ha sido gracias a una operación de las autoridades federales estadounidenses, como sucedió con la de Kim Dotcom. El impresionante desplome en sus niveles de tráfico ha sido la causa de que sus responsables decidiesen acabar con el servicio.

Dicho bajón en el número de visitantes se agudizó de una forma muy notable cuando Megaupload fue cerrada. Filesonic fue una de las primeras páginas que decidieron tomar medidas como la eliminación de la posibilidad de compartir archivos entre usuarios, lo que provocó que éstos recurriesen a otros cyberlockers para alojar sus archivos o volviesen a las redes P2P, que han aumentado su tráfico considerablemente desde que a comienzos de año se diese la operación del FBI.

En el caso de Filesonic no se ha producido confirmación oficial por parte de sus responsables, pero sus dominios ya han sido vendidos. La semana pasada algunos de ellos como el .com eran inaccesibles, mientras que otros como el .es mostraban un mensaje de error. Días más tarde, el dominio .es también se encuentra inaccesible.

Lo cierto es que el caso de Filesonic podría repetirse con otros cyberlockers. Después de echar un vistazo en el ránking Alexa en una comparativa de tráfico con otras plataformas como Putlocker, Uploaded, Bitshare, Depositfiles o Mediafire, se confirma que la bajada en su tráfico ha sido evidente tras el cierre de Megaupload. Depositfiles y Mediafire son los servicios de estos mencionados que gozan de mejor salud, pero por ejemplo la caída de Fileserve también ha sido muy clara. Lo que también parece improbable es que sean nuevas operaciones policiales las que acaben con estos servicios, visto el estancamiento del caso Megaupload.

Precisamente Fileserve fue otro de los servicios que junto a Filesonic optó por limitar al máximo sus servicios de cara a protegerse de posibles denuncias. Habrá que ver si es ésta plataforma la siguiente en caer, mientras que la expectación sigue creciendo ante el anunciado retorno de Megaupload antes de final de año. ¿Impulsará su llegada al resto de cyberlockers de la Red? ¿Qué futuro creéis que tienen este tipo de plataformas?