FinFisher, el spyware que se expande en iPhone, Android y Blackberry

FinFisher, el spyware que se expande en iPhone, Android y Blackberry

Redacción

Las amenazas para los usuarios de smartphones siguen creciendo. Un nuevo tipo de spyware ha sido detectado y con un gran poder de acción puesto que puede infectar tanto a los usuarios de iPhone como a los de Android y Blackberry.

FinFisher es el nombre de un nuevo spyware que ha sido descubierto por la Universidad de Toronto. Creado por un grupo denominado Gamma Group, ha sido el salto de estos desarrolladores de software malicioso a las principales plataformas móviles, con la particularidad de conseguir afectar a los principales sistemas operativos del mercado, iOS (iPhone), Android y Blackberry, lo que le permite tener un número de potenciales víctimas muy elevado.

Las principales funciones de FinFisher fueron detalladas por John Scott-Railton, de la Universidad de Los Angeles California quien colaboró en la investigación. "Sus características son muy peligrosas, permitiendo a sus desarrolladores monitorizar los mensajes de texto (SMS), llamadas de teléfono y correos electrónicos entre otros datos sin que el usuario sea consciente de ello". "Según nuestros estudios de muestras de este spyware, puede usar el móvil como prácticamente un dispositivo de vigilancia, algo que es sumamente preocupante", sentencia.

Busca controlar al usuario en todo momento

Por ahora su mayor incidencia se ha dado en Reino Unido y Estados Unidos, aunque se aconseja a los usuarios que no bajen la precaución a la hora de instalar aplicaciones. De hecho, una de las características de este malware es que no es preciso que el smartphone esté rooteado o haya sido liberado con el método Jailbreak. Respecto a su forma de propagación, se ha detectado adjunto en correos electrónicos y en mensajes de texto haciéndose pasar por un operador bajo el título "Nueva actualización de software".

Sus descubridores han señalado que "esta clase de spyware normalmente son encargados por agencias gubernamentales y de justicia con propósitos legales, para monitorizar y vigilar la actividad de los usuarios que consideren necesario". Se trata por tanto de un ataque directo a la privacidad de los usuarios y que de forma preocupante podría estar dirigido desde arriba sin que Apple o Google hayan mostrado su postura. RIM, fabricante de Blackberry, se ha limitado a reconocer la existencia del spyware y a asegurar que trabaja en una solución.