Los usuarios quieren pagar por películas y series pero no tienen oferta legal

Los usuarios quieren pagar por películas y series pero no tienen oferta legal

Redacción

Un nuevo estudio confirma la intención de los internautas de pagar por los contenidos en la Red pero la falta de oferta legal ofrecida de una forma amplia y asequible por parte de la industria les deja como única opción recurrir a otras vías como el intercambio de archivos en redes P2P.

Torrentfreak se hace eco de un nuevo estudio que confirma la disposición de los usuarios a pagar por películas y series en Internet. El principal impedimento a esta intención está en la falta de oferta legal propuesta por la industria como alternativa a otros medios como el P2P, los portales de streaming de vídeo o las descargas directas. En el ámbito musical vemos cómo una iniciativa como Spotify demuestra que sí puede ser rentable una oferta legal a la par que convive con estos otros servicios, pero no sucede de la misma forma en cuanto a contenidos audiovisuales se refiere.

El estudio analiza la disposición de los usuarios daneses a pagar por ver películas, series y otros programas televisivos. El caso de Dinamarca es peculiar, puesto que el Gobierno del país decidió combatir la "piratería" de una forma muy distinta a las medidas punitivas que se observan en otras legislaciones como la francesa o británica de persecución al usuario de redes P2P. El plan anunciado por el Ejecutivo escandinavo pone énfasis en empujar a estos usuarios hacia alternativas legales atractivas a través de la educación en lugar del castigo.

El informe asegura que solo uno de cada siete daneses descargó películas o series con copyright sin permiso de sus titulares durante el pasado año. La mayoría de los 2.000 encuestados aseguraron que prefieren acudir a una vía legal para hacerse con estos contenidos en lugar del P2P o descargas directas. Una de las responsables del estudio destaca que "los piratas daneses en realidad prefieren mantenerse dentro de la ley, pero la comodidad y fácil acceso a estos contenidos en la oferta al margen de la legalidad les empuja a elegir estas vías". El escaso catálogo ajeno a la que se considera "oferta ilegal" también les lleva a consumir de este modo.

Resulta llamativo que el precio de los contenidos no es uno de los aspectos más señalados como obstáculo por parte de los usuarios, aunque el 72% reconoce que la "piratería" se reduciría drásticamente si bajasen los precios. Por su parte, el 47% cree que si la industria ofreciese de forma inmediata estrenos en la Red bajaría el consumo a través del P2P y otras plataformas.

Otro de los detalles a resaltar en el informe es que muchos usuarios que descargan por P2P también son habituales consumidores de pago de contenidos audiovisuales. En el mismo grupo de usuarios de entre 15 y 20 años que alquilaron o compraron contenidos televisivos casi la mitad también descargaron "de forma ilegal".

Así pues, una nueva prueba de la disposición de miles de personas a pagar por acceder a los contenidos que parece confirmar la necesidad urgente de adaptación de los contenidos por parte de la industria para sacar partido de la Red. El éxito económico de Megaupload es otro ejemplo de que los usuarios sí quieren pagar. En manos de la industria queda recibir beneficios económicos o seguir asistiendo a la huida de los internautas hacia otros medios para consumir sus contenidos.