EEUU no juzgará a Kim Dotcom al menos hasta 2013. ¿Se retrasará el regreso de Megaupload?

La vista en Nueva Zelanda que decidirá la posible extradición de Kim Dotcom a Estados Unidos ha sido aplazada hasta marzo de 2013. ¿Servirá esta noticia para que el fundador de Megaupload acelere o retrase el regreso de Megaupload como prometió recientemente?

El fundador de Megaupload sigue acaparando parte de las noticias de actualidad. Si en los últimos días ha sido protagonista por sus declaraciones contra la Ley Sinde y por prometer el retorno de su cyberlocker, en esta ocasión nos referimos al proceso legal que le enfrenta con la Justicia de Nueva Zelanda, país donde reside, y la estadounidense, que busca su extradición para juzgarle por delitos contra la propiedad intelectual.

Todo parecía listo para que el próximo 6 de agosto se celebrase la vista en la que se decidiría dicha extradición junto con la de sus compañeros Mathias Ortmann, Finn Batato y Bram van der Kolk. Sin embargo, dicha vista quedará aplazada hasta marzo de 2013 debido a las apelaciones presentada por la Fiscalía neozelandesa, que representa la causa abierta por EEUU.

La noticia ha sido recibida de forma agridulce por parte de los representantes legales de Kim Dotcom. Por un lado, admiten que preferían que se hubiese realizado lo antes posible para que su cliente, de cuya absolución están convencidos, pudiese retomar su vida normal en breve. Por otro, ven en este retraso una ventaja para poder presentar alegaciones más completas en el proceso. El propio Dotcom no se ha mantenido al margen y ha arremetido con dureza contra los impulsores de este retraso. De nuevo, ha utilizado su cuenta de Twitter para asegurar que se trata de "sucias tácticas de retraso por parte de Estados Unidos". "Ellos destruyeron mi negocio. Cogieron todos mis bienes. El tiempo hará el resto", sentenció.

La decisión se conoce apenas unos días después de que el propio Dotcom insistiese en el relanzamiento de Megaupload, desafiando de esta manera a todo el proceso legal emprendido en su contra. Aunque no ha concretado los plazos que estudia para que vuelva tanto su cyberlocker como Megabox, un interesante proyecto que busca compensar a los autores al margen de la industria cultural, parece que el aplazamiento podría retrasar estos planes.

El manifiesto enfado de Dotcom expresado en la red de microblogging podría representar su frustración por no poder llevar a cabo este relanzamiento a corto plazo tal y como esperaba. La vuelta de Megaupload podría interferir en el proceso legal y quizá no sea lo más adecuado para su defensa. ¿Seguirá adelante con su proyecto el alemán a pesar del aplazamiento de la vista para su extradición?