El Parlamento Europeo da el golpe de gracia a ACTA

El Parlamento Europeo da el golpe de gracia a ACTA

Redacción

Se acabó. Después de años de intenso -aunque plagado de oscurantismo- debate sobre ACTA (Acuerdo Comercial Antifalsificación), el Parlamento Europeo ha rechazado de forma abrumadora el tratado antipiratería con 478 votos en contra, 38 a favor y 165 abstenciones.

La Unión Europea no se adhirá al polémico ACTA. Así lo ha decidido el Parlamento comunitario después de una votación que ha venido a confirmar el rechazo con el que se especulaba desde hace semanas. No en vano, hasta cuatro comisiones europarlamentarias habían recomendado decir no al tratado a pesar del recurso de la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la UE para intentar avalarlo. La presión social mostrada en la Red y los 2,5 millones de firmas en contra del acuerdo han servido para que el Parlamento tome esta decisión que supon el golpe de gracia al tratado en nuestro continente.

No obstante, no faltaron los apoyos excepcionales a ACTA. Desde el Partido Popular Europeo y Bruselas se pidió con insistencia que se esperase a la decisión del Tribunal porque consideraban "una buena base" lo propuesto por el tratado para "combatir la falsificación de bienes y la piratería a escala internacional". Asimismo, recordemos que la llamada "piratería" en la Red no escapaba a las garras de un acuerdo que siempre fue muy controvertido al haber sido negociado a las espaldas de la ciudadanía bajo el amparo de grupos de presión de distintas industrias.

"Introduce la censura en la Red"

Los opositores a ACTA en el Parlamento Europeo han mostrado su satisfacción por el rechazo a este tratado. Desde el grupo socialista se había calificado al acuerdo como "una agresión" puesto que introducía formas de espionaje a los internautas y censura hacia la ciudadanía. "Produce confusión porque no aclara la situación de la propiedad intelectual ni los derechos de los usuarios", aseguraron desde el grupo opositor al acuerdo a la vez que se pidió "un nuevo marco legislativo específico para el plano digital".

Durante la votación, algunos diputados llegaron a exhibir camisetas con lemas en contra de ACTA como las de los españoles Raül Romeva y Ana Miranda, de ICV y BNG respectivamente. Sin embargo, hay que recordar que España fue uno de los países que dio su apoyo al tratado hace medio año, lo que levantó nuevas críticas por parte de los internautas a la clase política de nuestro país.