La televisión de pago será más cara al subir el IVA reducido

La televisión de pago será más cara al subir el IVA reducido

Redacción

Los productos tecnológicos, servicios de telecomunicaciones y televisivos no escaparán a la subida del IVA que planea el Gobierno. La televisión de pago podría ser uno de los productos en los que su IVA se vea incrementado un 125%, pasando del actual 8% al 18%.

Aunque el Ejecutivo de Mariano Rajoy no ha dado fechas e incluso ha llegado a afirmar que hasta 2013 no se retocarán los impuestos indirectos, la subida del IVA en nuestro país parece inminente. Una de las medidas que estudia el Gobierno es acabar con el llamado IVA reducido que se aplica a alimentos no básicos, servicios como restaurantes y también, entre otros, a la televisión de pago. Si en la actualidad está gravada con un 8% de IVA, la televisión de pago, ya sea la que ofrecen los operadores de telecomunicaciones como otros servicios como Canal+ vía satélite, pasará a ser al menos del 18%.

Como leemos en ADSLzone.tv, la subida que prepararía el Ejecutivo sería muy drástica respecto a la que se vivió años atrás cuando el expresidente Rodríguez Zapatero aumentó este impuesto. Si por entonces pasó del 7 al 8%, todo apunta a que el Gobierno del Partido Popular incrementará esta tasa nada menos que un 125% en algunos productos.

Esta subida en el IVA tiene una repercusión directa en el precio. Así, el paquete Imagenio Familiar de Movistar pasaría a costar 27,02 euros al mes. Esto supone un aumento mensual de 2,29 euros y nada menos que 27,48 euros al año. La plataforma de televisión por satélite Canal+ también dará un salto importante si se aplica esta subida del IVA, pasando las mensualidades en los paquetes que tengan contratados más canales a superar los 70 euros mensuales.

Este nuevo incremento en el IVA podría frenar la contratación de servicios televisivos de pago en nuestro país. A pesar de que en el último año la tendencia a la hora de acceder a estos servicios por parte de los usuarios había ido en aumento, un gran porcentaje (el 36% según el último informe de la CMT) reconocía que el alto precio era el principal obstáculo para no acceder a este modelo de televisión. De este modo, la TDT seguirá siendo la opción preferencial para los usuarios a pesar de la dudosa calidad de muchos de sus canales.

¿Tendrá un efecto contrario al deseado por el Gobierno su incremento en el IVA? Si bien el objetivo es hacer caja a costa del bolsillo de todos los ciudadanos, el Ejecutivo debería tener muy en cuenta la delicada situación económica de las familias y cómo un incremento tan drástico podría suponer un frenazo radical al consumo de ciertos productos entre los que podríamos incluir estos servicios de televisión de pago.