Los 100 megas simétricos de Orange no serán la única oferta con fibra

Samuel Muñoz, director de la unidad de negocio fijo de Orange, confirmó ayer que los 100 megas simétricos que ofrece actualmente la operadora a través de fibra óptica no serán la única oferta que tendrán. "Se trata de una prueba piloto que abre la posibilidad a lanzar nuevas modalidades".

Orange confirmó ayer que invertirá 300 millones de euros en fibra óptica para llegar a más de millón y medio de hogares en los próximos cuatro años. Se trata de una apuesta decidida por la alta velocidad y sobre todo por la banda ancha para consolidar su segunda posición por detrás de Movistar.

Despliegue

Los primeros hogares podrán conectar a la nueva red de fibra a partir del cuartro trimestre de 2012. A partir de ahí, las zonas urbanas de Madrid, Barcelona y de las principales ciudades irán ampliando su cobertura hasta superar el millón y medio de hogares pasados en 2016.

Oferta comercial

Actualmente, Orange ofrece 100 megas simétricos desde 45 euros al mes (cuota de línea incluida) en las zonas donde cuenta con cobertura gracias a despliegues selectivos o al uso de redes neutras desplegadas por Administraciones Públicas o empresas privadas. Preguntado sobre el precio de la oferta dentro de la nueva red de Orange, Muñoz señaló que de momento "se trata de un piloto que permitirá lanzar nuevas modalidades para potenciar el servicio".

Parece evidente que la operadora gala podría contar con diferentes modalidades con precios asequibles para competir con Movistar. Recordamos que las modalidades de banda ancha ultrarrápida de referencia en España son 30, 50 y 100 megas.

Complementos

Asimismo, los responsables de Orange confirmaron que las ofertas de fibra incluirán modalidades "Triple Play" con televisión en Alta Definición. En este momento la operadora ofrece TV con 60 canales, Gol Televisión y videoclub que permite alquilar películas desde un euro.

¿Hasta dónde puede llegar la fibra?

En este momento, todo hogar cableado con FTTH puede alcanzar 2,4 Gbit/s de bajada y 1,2 Gbit/s de subida, es decir, podríamos decir que todos los clientes que accedan a la oferta de fibra no necesitarán instalaciones adicionales para conectar a la banda ancha del futuro.