El cierre de las primeras páginas que vulneran la Ley Sinde comenzará en breve

La Comisión "antipiratería" está deliberando en este momento sobre el posible bloqueo de más de 300 páginas web que han sido denunciadas desde la entrada en vigor de la "Ley Sinde Wert". Los primeros bloqueos podrían ejecutarse durante próximo mes de julio.

María Teresa Lizaranzu, responsable de Industrias Culturales, confirmó ayer en una entrevista que la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual está trabajando con más de 300 expedientes relacionados con portales que violan el derecho de los autores proporcionando acceso a descargas no autorizadas. Asimismo indicó que la nueva legislación "bloquea y pone obstáculos a los piratas" pero todavía no es infalible y lo suficientemente rápida.

Reclaman mayor velocidad

A pesar de que la Ley promulgada por el anterior Gobierno socialista y aprobada por el actual contempla una intervención rápida por parte de la Comisión, Lizaranzu lamentó que el proceso para bloquear un portal no está siendo "todo lo rápido que esperaban", añadiendo que los vocales de la Sección Segunda están analizando con mucha cautela y diligencia cada expediente para que todas las actuaciones estén justificadas y bien argumentadas. De ahí que los primeros cierres estén tardando en llegar.

En cualquier caso, las primeras decisiones están a punto de adoptarse y los dueños de los portales denunciados tendrán desde ahora un plazo de 20 días para retirar los contenidos. En caso de no hacerlo, a lo largo del próximo mes de julio podríamos ver los primeros bloqueos.

Recurriendo a leyes anteriores

La Comisión de Cultura también podría emplear a la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de Información) para sancionar a los titulares que no cumplan con la norma que les obliga a identificarse en la propia página web. Todo portal de Internet debe incluir un aviso legal con los datos del titular para que pueda ser contactado.

Hace tiempo que algunas sociedades de gestión de derechos de autor como la SGAE o ADeSe utilizan la LSSI para conseguir sanciones contra webmasters que tienen páginas de enlaces. Las multas suelen ser superiores a los 1.000 euros.