Primer balance tras la llegada de la Ley Sinde: el 11% de las webs de enlaces ha cerrado

El 1 de marzo entraba en vigor la Ley Sinde-Wert, el único remedio hallado hasta ahora por la clase política española para atajar el problema de la "piratería" en Internet. Aunque todavía no se ha cerrado ninguna web por parte de la Comisión creada con tal fin, el 11% de las webs de enlaces ha cerrado voluntariamente.

¿Qué balance ha dejado hasta el momento la Ley Sinde-Wert? Después de dos meses en vigor, la ley antidescargas española ha dejado entrever unos primeros resultados. El modelo adoptado para intentar perseguir la "piratería" en nuestro país ha sido poner en el punto de mira a las webs de enlaces a contenidos protegidos con derechos de autor, páginas que paradójicamente habían sido declaradas legales en numerosas sentencias judiciales.

Dada la imposibilidad de acabar con este tipo de páginas por la vía judicial, el Gobierno decidió intentarlo por la administrativo y para ello creó la Comisión de la Propiedad Intelectual. El organismo recibió 300 denuncias en su primer mes en activo, pero a día de hoy no ha aplicado ningún tipo de medida contra los sitios acusados de infringir la propiead intelectual. Sin embargo, la llegada de la norma antidescargas ha traído consigo el cierre de varias páginas web… de forma voluntaria.

Desde Security By Default se han analizado las consecuencias de la llegada de la ley antidescargas. La gran conclusión es que de las 517 páginas de enlaces que potencialmente eran víctimas de la Ley Sinde, el 11% ha cerrado y su dominio no ha sido renovado. En total, un 33% de las páginas de enlaces pueden ser cerradas rápidamente por tener sus DNS o proveedor de acceso en España, mientras que el 58% está completamente deslocalizado, de modo que para proceder a su cierre el Gobierno tendría que coordinarse con otros gobiernos o bloquear su acceso en nuestro país.

Uno de los puntos que se destaca es que las páginas que han dejado de estar activas carecen de una gran posición en el ránking Alexa. Aquellas con más visitas, como el caso de SeriesYonkis, no sólo continúan activas sino que además han tomado medidas para prevenir actuaciones legales como hizo ésta trasladando sus enlaces a SeriesCoco. El ránking más alto de las que han desaparecido era el 257.696, mientras que SeriesYonkis ocupa el 2.014 del mundo, algo que indica la escasa relevancia de estos cierres voluntarios.

Así pues, parece que la inocuidad sigue siendo la constante en el camino de la Ley Sinde, puesto que ni el miedo ha hecho que las webs más conocidas decidan recular para evitar conflictos legales. ¿Tendrá algún efecto en un futuro con las grandes páginas de enlaces?