Hollywood pide ayuda a Google para luchar contra la piratería

Hollywood pide ayuda a Google para luchar contra la piratería

Redacción

La industria del cine sigue su desesperada cruzada por acabar con la "piratería" en Internet. Desde Hollywood se ha pedido a las compañías como Google que intensifiquen su lucha contra el contenido infractor del copyright y que apoyen leyes como la polémica CISPA en Estados Unidos.

Uno de los sectores más beligerantes contra las descargas de material protegido con derechos de autor es la poderosa industria de Hollywood. En las últimas semanas hemos asistido al crecimiento en torno a su crítica postura con la llamada "piratería" en Internet, disparando sin dudar a todo aquello que tenga que ver con presuntas infracciones del copyright. Sin ir muy lejos, recientemente exigió el cierre de los servicios de alojamiento de archivos como Hotfile, Wupload o Fileserve. En el caso de estos últimos sus amenazas funcionaron, puesto que cambiaron las condiciones de su servicio.

Su gran batalla ahora pasa en Estados Unidos por la aprobación la nueva legislación antipiratería, conocida como CISPA. Esta recoge el testigo de lo marcado en SOPA y PIPA pero camufla su objetivo bajo el discurso de ser una ley que busca acabar con la ciberdelincuencia. Entre las propuestas de esta norma está el dar autorización a las empresas en Internet a divulgar los registros confidenciales de los usuarios y sus comunicaciones, acabando con la privacidad en la Red. Desde la Administración de Barack Obama y por parte de algunos políticos republicanos se ha criticado esta ley dado que se considera que "impulsa a algunas de nuestras empresas de Internet más exitosas a actuar como espías del Gobierno".

Sin embargo, poco parece importar esto a la industria de Hollywood, que no duda en buscar apoyos tanto en grupos políticos como en proveedores de contenidos en Internet. De hecho, dos gigantes como Facebook y Microsoft ya han mostrado su acuerdo con que esta norma sea aprobada. Pero aún son varias las compañías y servicios de la Red que no han apoyado esta ley, como es el caso de las contrarias a SOPA como Wikipedia y Google.

Chris Dodd, principal responsable de la MPAA, asociación que engloba a las principales compañías de Hollywood, ha pedido a los proveedores de contenidos como el buscador su colaboración para frenar la "piratería". En un tono asombrosamente conciliador, Dood pide que se mejoren "las relaciones entre Hollywood y Silicon Valley" ya que "el contenido necesita a la tecnología, la tecnología necesita al contenido". "Es posible que el 2012 sea el año en el que todos trabajemos juntos para hacer crecer el pastel en lugar de luchar por las piezas", recalcó.

Pero la batalla entre esta industria y un gigante como Google no parece que se vaya a cerrar de la noche a la mañana. Hace un mes, el buscador salió en defensa de uno de los considerados "enemigos" por Hollywood como es el cyberlocker Hotfile. "Si encuentra un archivo que vulnera su propiedad, debe solicitar su retirada y no, como pide la industria del cine, convertir a los proveedores de servicios de Internet en policías de sus contenidos", alegaba Google. ¿Cederá ahora la compañía de Mountain View ante este intento de reconciliación lanzado por la MPAA?