Álex de la Iglesia plantea el estreno de películas en cines e Internet para acabar con la piratería

Desde hace más de un año el cineasta Alex de la Iglesia ha mostrado su oposición a la Ley Sinde como modelo para acabar con la "piratería". El director ha vuelto a insistir en esta idea y ha propuesto que las películas se estrenen a la vez en las salas de cine e Internet como alternativa que debería tener en cuenta la industria.

El expresidente de la Academia de Cine intervino en un debate en el programa En Días como Hoy de Radio Nacional de España junto a su sucesor, Enrique González Macho, el presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE), Pedro Pérez, y Víctor Domingo, representante de la AI. Con la Ley Sinde-Wert como telón de fondo, los participantes expusieron sus alternativas para acabar con la llamada "piratería" en Internet.

Las conclusiones dejaron un punto en común: falta una alternativa legal para los usuarios en España. De la Iglesia ha defendido este argumento desde que comenzase las reuniones para tratar de mejorar y consensuar la ley antidescargas española, cuando aún ocupaba la Presidencia de la Academia. Sus discrepancias con la cerrazón de la clase política y la industria, promotores de la norma, impulsaron su dimisión y desde entonces ha mantenido el discurso sobre la inutilidad de la Ley Sinde como modelo para frenar las descargas insistiendo en la falta de ofertas legales en Internet.

"Los creadores deben buscar al público, a las personas que están delante del ordenador, en Internet y adecuarse a estar nueva situación", explicó. "En vez de pensar cómo luchar contra una oferta ilegal tenemos que encontrar una oferta legal y encontrar la manera para poder ofrecer películas en internet que satisfaga tanto a creadores como usuarios", concretó en el programa radiofónico. Entre sus propuestas está una posibilidad de la que reniegan desde el sector del cine pero que es vista por el cineasta como una gran medida en la lucha contra las descargas. "Si las películas estuvieran en Internet al mismo tiempo de su estreno no se podría hablar de piratería", sentenció.

No es la primera vez que se escuchan voces en esta dirección. Recientemente, el presidente de una de las pocas plataformas de cine online de oferta legal en España, Voddler, sugirió una medida similar. "Nadie quiere esperar seis meses a ver una película de estreno", indicó Markus Bäcklund, que a pesar de su afirmación aclaró que esto no significa que las salas de cine vayan a desaparecer, puesto que "ir al cine tiene un componente social, familiar, y además no todo el mundo tiene un home cinema en casa o un sistema 3D para tener la misma experiencia".

La respuesta en el debate con De la Iglesia por parte del representante de los productores y el actual presidente de la Academia ha sido contraria a la propuesta. González Macho afirmó que "no es viable porque n Estados Unidos, y todos bailamos a su ritmo, se ha intentado estrenar coincidiendo para el estreno y no ha servido para nada". Su apuesta pasa por endurecer la persecución a las descargas para minimizar el llamado "gratis total" y a partir de ahí empezar a generar la oferta legal.