La fibra de Movistar y las conexiones de Ono disparan la banda ancha ultrarrápida en España

La banda ancha fija por encima de los 20 megas disparó su cuota de mercado en España durante 2011. Así lo ha confirmado la CMT, que estima que en el pasado año este tipo de conexiones crecieron un 389% respecto al año anterior gracias principalmente a la oferta de operadores como Movistar, Ono y Jazztel.

Totalmente excepcional. Así podíamos calificar la cuota de mercado que tenían hasta ahora las conexiones de banda ancha de alta velocidad, considerando éstas aquellas que superan los 20 Mbps. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha confirmado en su IV Informe Trimestral que la situación dio un importante giro en 2011 y que el pasado año supuso el despegue definitivo de las conexiones fijas ultrarrápidas en nuestro país.

Según explica el regulador, las conexiones de más de 20 megas, que se valen de las tecnologías como la fibra óptica, redes híbridas o el VDSL, tenían más de 812.000 clientes al finalizar el año lo que supone una cuota de mercado que supera el 7% del total de la banda ancha fija. Esta cifra es nada menos que un 389% más alta que la que existía al concluir 2010, cuando estas conexiones apenas contaban con 166.000 usuarios. Si nos remitimos a 2009 la variación resulta incluso más impresionante, puesto que por entonces tan sólo se contabilizaban 28.000 líneas por encima de los 20 megas en España.

La progresión no es sólo interanual, puesto que con los datos facilitados por la CMT vemos que en cuestión de meses el número de conexiones de alta velocidad ha crecido a un gran ritmo. Así en apenas dos trimestres el pasado año el aumento de este tipo de conexiones fue superior al 20%, contabilizándose en el último trimestre más de 445.000 líneas de entre 20 y 50 megas y 367.000 usuarios con velocidades a partir de 50 megas.

Los principales culpables de este despegue son las compañías que más han apostado por la alta velocidad en nuestro país. Ono es el operador con mayor cobertura a nivel nacional para ofrecer conexiones de 50 y 100 megas. Estas cuentan con una cobertura que supera los 7 millones de hogares y sus conexiones de alta velocidad se están convirtiendo en el gran motor de crecimiento de la compañía. Para este año prevé seguir creciendo de la mano de este tipo de banda ancha y llegando a ofrecer 200 Mbps. Igualmente, operadores locales de cable como Telecable, R o Euskaltel también acaparan parte de la cuota de mercado de las conexiones superiores a 20 megas.

Por otro lado encontramos a Movistar, que durante 2011 apostó decididamente por la alta velocidad y aceleró el despliegue de su red de fibra óptica. En estos momentos tiene una cobertura superior al millón y medio de hogares y en dichas zonas está consiguiendo un importante travase de usuarios que optan por las bondades de sus 50 y 100 megas en detrimento del ADSL. Asimismo, también encontramos en su catálogo de conexiones el VDSL que ofrece 20 megas reales pero que llega a sincronizar a 30 Mbps. La cobertura de este servicio es superior a los 2 millones de hogares.

Por otro lado, no podemos excluir al VDSL de Jazztel de 30 megas. El operador alternativo sigue aumentando progresivamente el número de centrales que posibilitan esta conexión de alta velocidad. Mientras, otras compañías como Orange o Adamo también cuentan con conexiones ultrarrápidas pero su cobertura es muy puntual por el momento.