Canal+ endurece su lucha contra la piratería

Canal+ endurece su lucha contra la piratería

Redacción

Canal+ quiere plantar cara de forma drástica a la llamada "piratería" de sus servicios. Más allá de las tarjetas ilegales que permiten ver sus canales sin pasar por caja, la siguiente medida podría ser la persecución contra aquellos que retransmiten sus partidos online a través de páginas de streaming.

La histórica lucha de Canal+ contra aquellos que piratean sus servicios tiene visos de vivir próximos capítulos. La plataforma digital trabaja desde hace años para evitar que se pueda acceder a sus canales a través de medios alternativos como el tradicional cardsharing y otros sistemas como los nuevos decodificadores que permiten acceder a Internet y compartir claves con otros usuarios.

La retransmisión de partidos de fútbol es una de las principales fuentes de recaudación de la compañía y es consciente de ello. Para ello está haciendo todo lo posible con el fin de minimizar la piratería de estos eventos. Según leemos en ADSLzone.tv, la compañía podría estar implementando un nuevo sistema para evitar que se retransmitan los partidos por Internet de forma gratuita.

El pasado fin de semana lo habría probado en algunos de los partidos que se pudieron ver en Canal+1 y Canal+ Liga como el Athletic de Bilbao – Real Sociedad y el Tottenham – Manchester United. Durante estas emisiones, los usuarios vieron cómo les aparecían extraños letreros en los que se podían ver parte de las cifras de su número de abonado durante unos segundos. En concreto, se mostraba la información correspondiente a los 10 primeros dígitos de este número.

¿Qué persigue Canal+ con este tipo de medidas? Todo apunta a que la respuesta pasa intentar identificar a aquellos usuarios que toman su señal y la comparten por Internet, de modo que otros usuarios pueden acceder a la retransmisión de los partidos en streaming. Empleados de Canal+ estarían atentos de las páginas de enlaces que redirigen a la retransmisión de partidos a través de diversas plataformas tanto P2P como en streaming como UStream o Veetle e identificarían los números de abonados una vez fuesen mostrados en la pantalla para tomar medidas contra ellos.

¿Conseguirá Canal+ el objetivo que se propone con esta medida? No se puede negar que podría ser eficaz, pero luchar contra la retransmisión de partidos online es muy difícil dadas las numerosísimas alternativas que existen. ¿No sería mejor y probablemente más rentable adaptar su oferta a unos precios más asequibles para que los usuarios comprasen los partidos en streaming de forma legal?