La industria discográfica amenaza a Google con una demanda histórica

La animadversión de la industria discográfica a Google por enlazar a contenidos que considera vulneran su propiedad intelectual podría traducirse en una demanda histórica contra el buscador. ¿Cederá Google ante las presiones de estas compañías y modificará su servicio?

Las acciones que toma Google contra la llamada "piratería" están muy lejos de contentar a la industria cultural y del entretenimiento. Aunque la compañía de Mountain View se defiende de las acusaciones que la califican como "colaboradora de las infracciones de derechos de autor" argumentando que realiza una inversión millonaria para evitar el acceso a sitios vulneren los derechos de autor, el sector discográfico está empeñado en que este esfuerzo no es suficiente.

Por este motivo, según publica Torrentfreak.com, la poderosa industria discográfica tendría preparado un borrador de demanda contra el buscador en lo que sería una acción histórica en los tribunales para que Google dejase de mostrar determinados resultados en sus búsquedas. "Google sigue sin dar la justa prioridad a los sitios legales de música sobre los ilegales en sus resultados de búsqueda, afirmando que su algoritmo de resultados se basa en la relevancia de los sitios en los consumidores", afirma este documento filtrado.

Los ejecutivos de la industria discográfica ya habrían dado su aprobación a un movimiento que supondría un antes y un después en las acciones tomadas contra el buscador que se ha convertido en uno de los gigantes de la Red. Aunque las asociaciones que engloban a estas compañías, el IFPI y la RIAA continúan negociando con Google para conseguir una mejora en la lucha contra la piratería, la demanda no está ni mucho menos descartada y sus planes se forjaron en 2011. Entre las acusaciones al buscador se baraja la "competencia desleal", "abuso de posición dominante" y "distorsión del mercado de la música legítima online".

De nada parece servir que Google cuente con un filtro antipiratería y una lista negra en la que el buscador señala a determinados sitios para impedir el acceso a través de él por infringir los derechos de autor. En noviembre de 2011 conocíamos cómo el buscador no sólo impedía el acceso a determinados sitios web cuya función únicamente era a su vez enlazar a contenidos alojados en servidores externos sino que su lista continúa en continua actualización.

Recordemos que otra de las acciones que tomó en su momento el buscador fue dejar de sugerir en sus búsquedas algunos términos como "Megaupload" o "BitTorrent" para evitar que los usuarios accediesen de forma más directa a los contenidos alojados en el servidor de descargas directas o en la red P2P.

¿Emprenderá esta medida sin precedentes la industria discográfica contra el buscador más popular de la Red?