La industria discográfica: Comparar las leyes antipiratería con la censura es mentir

Creciente malestar entre la industria discográfica tras el frenazo sufrido por las leyes antipiratería en Estados Unidos. Uno de los directivos de la RIAA, asociación que agrupa a las empresas más importantes del sector, ha criticado con dureza a quienes defienden que estas leyes introducen la censura en internet.

En un duro artículo publicado en The New York Times, Cary Sherman, CEO de la citada RIAA, se ha explayado mostrando su malestar ante la postura de usuarios y compañías de contenidos en Internet como Wikipedia frente a las leyes SOPA y PIPA. El título de su escrito lo dice todo: "Lo que Wikipedia no te contará". Recordemos que la enciclopedia más conocida de la Red llegó a parar su servicio como muestra de repulsa ante las normas que preparaba la clase política estadounidense que introducían severas formas de perseguir cualquier contenido en Internet que se considerase infractor de la propiedad intelectual.

Los opositores a estas leyes no tardaron en asociarlas con el primer paso para introducir la censura en un medio libre como es Internet para favorecer el interés económico de un puñado de empresas. Sin embargo, Sherman se mostró muy molesto ante esta opinión. "La afirmación de que SOPA y PIPA son la censura, es un término cargado e inflamatorio diseñado para evocar las imágenes de la represión contra los sitios web pro-democracia por parte de China o Irán", afirmó. "Cuando la policía cierra un establecimiento que vende artículos robados no es censura, pero cuando cierra un sitio web que lo hace, ¿sí lo es?", cuestionó.

"Wikipedia, Google y otros creadores de controversia equipararon SOPA de forma injusta con la censura", señaló el directivo de la RIAA. La postura de ambos gigantes de la Red enojó al máximo a Sherman, quien acusó a estas webs de lanzar "falsedades hiperbólicas" con las que "mienten" a los usuarios.

En sus palabras se expone claramente la guerra abierta entre las industrias cultural y del entretenimiento y las empresas de Silicon Valley. "Hablar de una violación de la neutralidad es de una hipocresía manifiestas: estas compañías han criticado que los operadores tendrian que regular respetando la neutralidad de la Red porque son los propietarios de las redes. Sin embargo, el apagón de Google y Wikipedia ha demostrado que son estas plataformas quienes tienen el poder real (en Internet)", explicó. Por último insistió en la persecución a los usuarios de P2P que realizan descargas de material con copyright.

La postura del directivo de la RIAA es algo similar a la del ministro de Cultura español, José Ignacio Wert, quien recientemente declaró que si algo le "irrita en esta discusión es que se utilice la libertad de expresión y la censura, porque es sacar los pies del tiesto. Esa teoría que dice que, a diferencia de la propiedad física (donde la división merma el producto) en la intelectual se multiplica, me parece un argumento de una calidad lógica francamente mejorable, por no entrar en la calidad moral".