El tráfico se dispara en servidores europeos como Rapidshare, Mediafire y Putlocker

Más pruebas del efecto causado por el cierre de Megaupload el pasado mes de enero. El tráfico que antes se dirigía en gran medida a Estados Unidos, donde se encontraban la mayor parte de los servidores de este servicio simplemente se ha trasladado de continente por el auge de Putlocker, Mediafire, NovaMov y Rapidshare.

No son pocas las voces que se han congratulado por el cierre de Megaupload a pesar de los daños colaterales que han sufrido millones de usuarios que han visto desaparecer sus contenidos aunque estos no vulnerasen la propiedad intelectual. La industria no tardó en aplaudir el movimiento de las autoridades estadounidenses, puesto que se contaban por miles los archivos con derechos de autor que se alojaban en esta plataforma. En España tenemos ejemplos como el del ministro de Cultura, que cree que se ha allanado el camino para que emerjan plataformas legales y a la vez se hiera de gravedad a las webs de enlaces.

Nada más lejos de la realidad. El fin de las descargas parece lejano si no imposible en un horizonte a corto y medio plazo. Alt1040 se hace eco de los últimos datos publicados por Deepfield Networks en el que se constatan análisis previos realizados con otros datos como los del ránking Alexa que confirman que este tráfico a servidores de descarga directa no ha desaparecido ni mucho menos: simplemente se ha trasladado.

El cierre de la plataforma de Kim Dotcom produzco una reducción del tráfico global en Internet muy importante (entre el 2 y el 3%). Sin embargo, esto sólo se prolongó durante muy poco tiempo. Antes de su cierre, Megaupload acaparaba entre el 30 y el 40% del total del tráfico a servidores de descarga directa. Esto lo convertía en la plataforma más usada mientras que sus competidores más cercanos le seguían de lejos: Filesonic acaparaba el 19,1% siendo el más cercano mientras que un Rapidshare, Putlocker, Zshare, Rapidshare o Mediafire, servicios similares, estaban aun más lejos de estos porcentajes.

El efecto en cuestión de un día confirmó el traslado no sólo del tráfico a otras plataformas, sino a servidores ubicados en otra parte del mundo: Europa. Como informamos en su momento, Filesonic acometió una rápida reforma de su política de modo que no se podían compartir archivos de terceros (algo que también hizo Fileserve) y otras plataformas como Uploaded.to tomaron medidas para restringir el tráfico entrante desde Estados Unidos. Esto causó que otros servicios fuesen los receptores principales del tráfico de Megaupload según estos datos.

Putlocker pasó en cuestión de horas a liderar el tráfico en descargas con un 27,5%. Por detrás de esta plataforma encontramos a Novamov, Mediafire, Rapidshare, 4shared y Divxden en este orden. Estos seis servicios se han hecho con el 80% de todo el tráfico en alojamiento y descargas directas de la Red. Al tener las principales sus servidores en Europa se ha dado un traslado del tráfico de forma notable a nuestro continente. Todo ello sin hablar del auge de otras opciones como el P2P, que vive una segunda juventud al tener un mayor apoyo de webs de enlaces y ser una alternativa más utilizada por los usuarios. Esto viene a demostrar una teoría clara y que no acaba de entrar en la cabeza de los "iluminados" que ven en el cierre de Megaupload la panacéa contra las descargas. ¿Se ha acabado con la piratería? No. ¿Ha querido "herida de muerte"? Tampoco.