SindeClon : Un nuevo proyecto para saltarse la Ley Sinde

SindeClon : Un nuevo proyecto para saltarse la Ley Sinde

Javier Sanz

En cuestión de semanas se iniciará el cierre de páginas web en España tras la constitución de la Comisión de la Propiedad Intelectual. Sin embargo, gracias a las posibilidades tecnológicas que ofrece Internet, su misión está abocada al fracaso. Para muestra, otro botón: el proyecto SindeClon.

La Ley Sinde-Wert encara sus últimas semanas antes del inicio de la persecución de sitios webs de enlaces. La Coalición de Creadores, el lobby de la industria cultural, ya anunció que denunciaría un determinado número de páginas desde el primer día, entre las que se encuentran las más conocidas de habla hispana como SeriesYonkis, CineTube o Taringa. No obstante, la capacidad técnica de Internet complica que este cometido pueda llegar al puerto deseado por el sector.

En anteriores ocasiones hemos conocido algunas alternativas que harán que la Ley Sinde-Wert no cumpla su misión de combatir las páginas de enlaces. Entre los ejemplos más curiosos vimos el experimento del abogado David Bravo, que demostró lo sencillo que es crear una web de enlaces. En cuestión de minutos se puede abrir uno de estos contenidos con links a archivos que circulan en redes P2P como BitTorrent o que se encuentran alojados en servidores de descarga directa o de streaming online.

En esta ocasión nos acercamos a SindeClon, un proyecto que también anula el intento de la norma antipiratería española por frenar las descargas. El objetivo de este proyecto es "extraer los datos de cualquier página web". Según su creador, el informático Juan Gabriel Covas Egea, este "proyecto educativo" utiliza las llamadas técnicas de "web scrapping" como las de algunas "aplicaciones para móviles, que presentan la misma información que puede tener una web, pero de otra manera, o los típicos comparadores de precios de varias páginas distintas".

El informático explica en elmundo.es su funcionamiento con una serie de cuestiones. "¿Qué pasa si alguien extrae los datos de una web que vaya a prohibirse y, por ejemplo, monta un libro electrónico con los datos que contiene? ¿Sería un libro electrónico prohibido? ¿Y si corre por Internet? ¿Podría ese libro editarse en papel pero estar proscrito su contenido como web en Internet?". Eso sí, su sistema es válido para enlaces a contenidos en redes P2P y no para las descargas directas. "Copiar las bases de datos de enlaces de SeriesYonkis, por ejemplo, resulta inútil ya que tras el cierre de Megaupload los enlaces a los archivos alojados allí dejaron de funcionar y se produjo una cascada de retirada de enlaces entre las distintas webs que copiaron dichas bases", explica.

El creador del proyecto se posiciona en contra de la norma, a la que considera "una chapuza para preservar modelos de negocio". "Es una ley muy mal hecha", afirma Covas. Asimismo, el informático también pide una reflexión a los dueños de los sitios de enlaces que se lucran con sus contenidos. "Me daría por satisfecho si este proyecto, indirectamente, hace reflexionar también a algunos dueños de estas páginas web acerca de que, puestos a compartir, compartamos también los datos y facilitemos la creación de servicios derivados, de lo contrario es un ejercicio de hipocresía y existen intereses económicos", sentencia.