El FBI espiaba a los trabajadores de Megaupload desde 2007

El FBI espiaba a los trabajadores de Megaupload desde 2007

Redacción

La operación que se saldó con el cierre de Megaupload y la detención de los responsables de la plataforma de descargas directas comenzó tiempo atrás. Según las últimas informaciones, el FBI había estado preparándola desde hace años. En 2007 ya espiaba a los trabajadores de esta empresa.

Continúan saliendo datos acerca del cierre de Megaupload cuando se cumple la segunda semana tras conocerse la polémica noticia. El 19 de enero las autoridades federales de Estados Unidos procedían al cierre del servicio de alojamiento y descargas directas y a detener, entre otros, a Kim Dotcom, máximo responsable del portal bajo la acusación de infracción de la propiedad intelectal y blanqueo de dinero entre otras acusaciones.

Como reveló el primer informe de la Fiscalía que dio la orden para llevar a cabo la operación, la investigación se había preparado con mucho tiempo de antelación. Según leemos Softzone.es, tras fijar como objetivo a Megaupload, el juez autorizó a los agentes a acceder a parte de las comunicaciones internas de sus trabajadores. Esto permitió que las autoridades se hiciesen con correos electrónicos (como aquel en el que se cita explícitamente al portal español SeriesYonkis como colaborador de la web) y conversaciones de Skype entre varios empleados de la compañía.

Para acceder a los equipos informáticos de los trabajadores de Megaupload, los agentes habrían introducido spyware en éstos para captar las conversaciones, puesto que por ejemplo Skype no les facilitó las conversaciones. El servicio de telefonía y mensajería por Internet sólo guarda en sus servidores conversaciones de chat de los últimos 30 días, pero el FBI aportó información recabada incluso en 2007, por lo que se confirmaría la utilización de dicho tipo de software.

Entre las conversaciones incautadas, al margen de las relaciones con los portales de enlaces, se pueden ver mensajes entre los propios empleados criticando la figura de Kim Dotcom, de quien aseguraban que había llevado a la compañía a una posición "peligrosa". También se afirmaba que "no tenía su dinero a salvo". Lo cierto es que sus cuentas han sido intervenidas y existe el riesgo de que los archivos de los usuarios de Megapload se pierdan de forma definitiva si no se paga a las empresas de hosting en un plazo de dos semanas.

Una de éstas, Carpathia Hosting ha anunciado un acuerdo con Electronic Frontier Foundation (EFF) la organización en defensa de los derechos de los consumidores estadounidenses para gestionar la devolución de estos archivos a sus legítimos propietarios. Esperemos que en los próximos días surjan iniciativas similares en otros países y los usuarios españoles puedan recuperar los archivos que les pertenecen.