Amazon podría lanzarse a una guerra contra Netflix

Amazon podría lanzarse a una guerra contra Netflix

Javier Sanz

Amazon está decidido a revitalizar su servicio de vídeo de alquiler. La estrategia que se baraja parece que será el convertirlo en un servicio de streaming por suscripción, como Netflix. Un movimiento con éxito de ese calibre podría situar a la empresa de Seattle en una posición de liderazgo en este tipo de servicios.

El servicio de vídeo actual de Amazon (Amazon Instant Video) ya permite la compra de programas o películas, pero tras la renovación se convertiría en algo diferente. La formula podría ser ofrecer el pago de una tarifa plana, el abono de una cantidad mensual por acceder al contenido como ya ofrecen servicios como Netflix o páginas como Hulu.

Para los expertos, el gigante del comercio electrónico se está tomando muy en serio este paso y se está asegurando jugosos contratos en exclusiva con los mejores proveedores de contenido audiovisual. Está claro que para competir con una empresa como Netflix, que ya dispone de una posición asentada y un mercado muy importante, se necesita ofrecer algo diferente.

Parecen tiempos apasionantes para Amazon, que ya está embarcado en una guerra con Apple para definir el nuevo sistema editorial del siglo XXI. En el mundo del comercio digital de libros su posición de liderazgo es indiscutible. Ahora una victoria sobre los servicios de contenidos audiovisuales por Internet podría convertir a la empresa norteamericana en el mayor proveedor de entretenimiento de la red.

Por el momento la empresa ha rechazado realizar cualquier tipo de declaración a este respecto y todo parece estar desarrollándose en el más absoluto secreto. Seguro que desde Cupertino no perderán detalle de los movimientos del que es hoy por hoy su gran contrincante como proveedor de servicios de entretenimiento digital.