La SGAE aportó 60.000 euros a la trama de corrupción de Iñaki Urdangarin

Nuevas informaciones acercan a los directivos de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) a la trama de corrupción y desvío millonario de fondos públicos de Iñaki Urdangarin. La entidad de gestión de derechos de autor habría aportado 60.000 euros a una de las fundaciones del yerno del Rey.

La información publicada por el diario Público muestra la relación entre la polémica trama de corrupción de Iñaki Urdangarin y la SGAE, también investigada por su parte por un presunto desvío millonario de fondos. Según señala el citado medio la trama corrupta del miembro de la Familia Real y su socio Diego Torres tendría una estrategia diseñada ara situar a Teddy Bautista en un puesto clave en la Fundación DCIS, ligada al paraíso fiscal ubicado en Belice y utilizada para desviar fondos fuera de nuestro país.

En concreto, Bautista se situaría, según los datos revelados por el sumario, como presidente del Consejo de Mecenazgo, órgano dedicado a asegurar un flujo estable de ingresos. En dicha ONG, que funcionaba desde 2007, Urdangarin ocupaba la presidencia del Consejo Asesor, de lo que se deduce una buena relación con Bautista.

No en vano, según los datos que ha aportado Hacienda, la SGAE colaboró con 60.000 de los 758.000 euros que inyectó el grupo de empresas de Urdangarin como el Instituto Nóos y sus empresas satélite. DCIS se encuentra de lleno en la trama del yerno del Rey al ser propietaria de una empresa privada, De Goes, que destaca por ser el primer eslabón en una cadena societaria que lleva hasta el paraíso fiscal de Belice y a cuentas de Reino Unido y Luxemburgo.

En el manuscrito del que se hace eco el sumario no sólo aparece la polémica figura de Teddy Bautista dentro del organigrama de DCIS. Pedro Farré, jefe del Gabinete de Bautista y al que se le acusa de haber gastado 40.000 euros en prostitutas de lujo con el dinero de los autores de la entidad, también aparece como posible miembro de la supuesta ONG.

La implicación de los imputados por el caso de la SGAE no deja de sorprender después de haber conocido parte del escándalo que se destapó en el verano de 2011 que incluso supuso la detención de Teddy Bautista. En los siguientes meses se siguieron destapando continuas informaciones sobre esta presunta trama de corrupción que habría destinado elevadas cantidades destinadas en teoría a los autores hacia cuentas de los presuntos corruptos.