Apple trabaja en súper baterías de larga duración

Apple trabaja en súper baterías de larga duración

Javier Sanz

Las mentes pensantes de Apple no paran. En su ya apretada agenda de novedades para este año, con el archifamoso iPhone 5 y el más que probable iPad 3, aparecen nuevos proyectos que persiguen mejorar, más si cabe, la calidad de los productos de la firma. Uno de los más interesantes y prácticos es el relacionado con las baterías de hidrógeno. Usadas en otros campos industriales, como el de la automoción, son capaces de ofrecer unos niveles de autonomía nunca vistos en los móviles de hoy en día. Pues bien la idea de Apple es convertirlas en el alma Mater de los móviles y ordenadores portátiles.

Patente

Apple ha patentado recientemente un sistema de baterías para alimentar dispositivos electrónicos con células combustibles de hidrógeno. Estos acumuladores, lo que hacen es convertir el hidrógeno y el oxígeno en agua y energía eléctrica. Las ventajas de esta futura fuente de energía son muchas y bastante tangibles. Por un lado el tiempo de autonomía es enorme, unas dos semanas, además son totalmente respetuosas con el medioambiente y por si fuera poco se pueden fabricar a un tamaño muy reducido, por lo que se podrían realizar productos más ligeros y de menores dimensiones.

Cuándo y cómo

La verdad es que, de salir a la venta, estas baterías pueden revolucionar la manera de entender el uso de la electrónica en general. Ahora bien, habrá que esperar a ver qué dicen las autoridades del mundo de la aviación de esta iniciativa. Con anterioridad, sistemas como la pilas de combustible, nunca fueron bien vistas y aunque el hidrógeno no es gasolina, siempre habrá que ser cautelosos a la hora de poner en el mercado soluciones de este tipo. Por otro lado la estanqueidad de estas baterías y su sistema de alimentación dista mucho de ser algo tan “sencillo” como un mero cable conectado a un ordenador. En resumen, una patente genial y apasionante que esperemos supere todos los problemas típicos de desarrollo y nos permita de una vez por todas disfrutar de un ordenador o de un smartphone durante semanas sin… repostar.