Sarkozy, impulsor de la persecución contra el usuario de P2P, cazado utilizando BitTorrent

¿Utiliza el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, BitTorrent para descargar películas y música con copyright? Al menos desde su residencia parece que así ha sido, lo que es altamente llamativo si tenemos en cuenta que es uno de los principales impulsores de la Ley Hadopi que persigue al usuario de redes P2P.

El cazador cazado. Así podría definirse la situación de Nicolas Sarkozy para sonrojo de la clase política francesa y de aquellos que han apoyado su famosa Ley Hadopi con la que persigue a base de avisos y amenazas a aquellos que descargan material con derechos de autor mediante redes P2P como BitTorrent y eMule. Según publica Torrentfreak.com, desde su residencia en París se han detectado descargas de este tipo.

El citado portal, que ya publicó esta semana la detección de descargas de películas con copyright desde las sedes de importantes compañías cinematográficas (principales defensoras de leyes como Hadopi), desenmascara ahora lo sucedido en la residencia que comparte el presidente galo con su mujer, Carla Bruni. Gracias al sistema de YouHaveDownloaded se ha detectado que desde la dirección IP de su hogar se ha procedido a varias descargas.

"Tower Heist", "Arthur Chrismas" y música de Beach Boys han sido algunos de estos contenidos descargados con BitTorrent. En total se han detectado 6 descargas que infringen la propiedad intelectual según los defensores del copyright. Esto supone nada menos que el doble de las descargas permitidas en los límites del sistema de tres avisos que incluye su ley.

Es de recibo señalar que en la residencia del político también acceden a Internet trabajadores de su gabinete y que no necesariamente ha sido él quien ha descargado este material. Sin embargo, esto vuelve a demostrar la injusticia que sería desconectar de Internet y multar económicamente a Sarkozy responsabilizándole de todo lo que sucede con su conexión.

De nuevo, la realidad se vuelve en contra de aquellos que defienden este discurso que criminaliza a los usuarios. ¿O acaso piensa aplicarse la Ley Hadopi el propio presidente de Francia? Recordemos que recientemente Sarkozy planteó perseguir la emisión de contenidos en streaming. ¿Serán frecuentes usuarios también de este tipo de plataformas los inquilinos de la residencia en los Campos Eliseos?