¡Que vuelva Álex de la Iglesia a la presidencia de la Academia de Cine!

¡Que vuelva Álex de la Iglesia a la presidencia de la Academia de Cine!

Redacción

No ha pasado ni siquiera un año desde que Alex de la Iglesia decidiese dimitir en su puesto como presidente de la Academia de Cine. El motivo no fue otro que sus discrepancias con la Ley Sinde y la forma de actuar de la industria y el Gobierno. Cuán alejado está su discurso conciliador del lanzado por nuevo presidente, Enrique González Macho.

"Es terrible que Zapatero no haya aprobado la Ley Sinde por miedo a la reacción de la delincuencia". Con estas brutales palabras volvía a hacer acto de aparición González Macho ante los medios en protesta por la no aprobación de la ley antidescargas española en el último Consejo de Ministros. No sorprende la dureza de las mismas puesto que el discurso del presidente de la Academia de Cine se ha caracterizado en estos últimos meses por su crítica a las descargas en Internet.

Sin ir muy lejos, hace sólo unos días calificaba de "saqueo" la situación que se vive en Internet en nuestro país. González Macho sostiene la idea ampliamente pregonada por la industria cultural y del entretenimiento que apunta a que "España es uno de los países más piratas del mundo". No son pocos los informes que desmienten esta teoría, que el sector repite constantemente en un intento de propaganda parecido a aquello de "repetir una mentira hasta convertirla en verdad".

Además, esta figura que representa a la mayor parte del cine español y que fue elegido en abril superando en votos a Bigas Luna, no sólo se ha mostrado partidario de aprobar la ley para cerrar páginas web minimizando la figura judicial sino que cree que debería ser más dura y perseguir directamente a los usuarios de P2P. "No diré que sea la solución, pero casi", explicaba hace unos meses en este sentido, haciendo un llamativo a los legisladores a imitar el modelo de ley antipiratería de países como Francia, donde se amenaza con desconexiones a estos usuarios.

Cuánto han cambiado las cosas en la Academia de Cine respecto a hace unos meses. La polémica aprobación de la Ley Sinde sirvió para que el director Alex de la Iglesia dejase el cargo de forma voluntaria. Sus intentos de diálogo con expertos en la Red y los usuarios a través de las redes sociales e incluso convocando a las partes interesadas para hallar una solución común fueron muy mal vistos por el sector más reaccionario de la industria. No faltaron incluso meadas fuera de tiesto al comparar la reunión de De la Iglesia con negociar con narcotraficantes.

El cineasta lo dejó muy claro en su último acto como presidente de la Academia. "Internet es la salvación de nuestro cine. Internet no es el futuro, es el presente, sirve para que millones de personas se comuniquen. Es la nueva ventana que se nos abre al mundo", declaró en la Gala de los Premios Goya 2011 previa a su dimisión definitiva.

Su puesto lo ha ocupado González Macho, pero bien le vendría al sector y a los usuarios una postura muy distinta a la que ha exhibido el actual presidente. Aunque será imposible un retorno de Alex de la Iglesia a la presidencia de esta institución sí esperamos y deseamos que en un futuro, una figura similar, con el talante que siempre demostró y con una apertura de miras que escasea en el sector para su propia desgracia, sea la que ocupe este cargo.