Sinde presionará hasta última hora para aprobar su ley y contentar a la industria

La industria cultural y del entretenimiento podría recibir una alegría en el último suspiro del Gobierno del PSOE. La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, podría volver a proponer la activación de su ley para cerrar páginas web en el próximo Consejo de Ministros.

El culebrón de la Ley Sinde no parece tener fin. Según publica Diariocritico.com, la ministra de Cultura en funciones podría llevar este viernes su ley antidescargas al último Consejo de Ministros después de ser rechazada la aprobación de su reglamento en la última ocasión para frustración de la industria cultural y de algunos artistas, muy descontentos con la actuación del Gobierno.

Hace apenas unos días el todavía presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que la decisión de no aprobar el reglamento de la polémica ley se había tomado tras la fuerte presión en las redes sociales. Desde el citado medio se asegura que el presidente paró la norma tras las declaraciones de la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, en las que quiso apartarse de la aprobación de la norma para no manchar la imagen de su partido. Sáenz de Santamaría aseguró que su partido no había pactado la aprobación, y por lo tanto si el Gobierno decidía aprobarla, que fuera "bajo su responsabilidad exclusiva", lo que despertó la reacción del PSOE.

Compromisos de Sinde con la industria

De este modo, la aprobación del reglamento se decidió aparcar pero González-Sinde, perseguida por una campaña de presión feroz por parte de la industria, está dispuesta a crear controversia hasta el último momento. La política, que "casualmente" se retira de este sector para volver al del cine, cuenta con el apoyo de Elena Salgado y Cristina Garmendia, aunque tendrá complicado convencer a todo un Gabinete que no quiere acabar su mandato deteriorando más si cabe su imagen.

Sin embargo, los compromisos de ministra de Cultura con el sector parece que pueden más incluso que la imagen de su partido y volverá a tratar de convencer al presidente Zapatero. "Tengamos la fiesta en paz y despidámonos del Gobierno en paz y concordia", explican quienes se oponen a este movimiento en el último Consejo de Ministros. En cuestión de horas sabremos qué sucede finalmente.