Telefónica rebaja su dividendo para mantener su posición e incrementar su inversión

Telefónica confirmó ayer que rebajará su dividendo por las condiciones económicas del mercado. Se trata de un giro importante que permitirá a la operadora mantener su posición con nuevas inversiones.

Fue en 2009 cuando César Alierta prometió una subida significativa del dividendo para todos sus accionistas. La operadora páso de pagar 1 euro por cada título a prometer hasta 1.75 euros en 2012, un precio que finalmente ha tenido que recortar debido a la crisis económica y a la debilidad del mercado español.

Más inversión y menor deuda

Con el recorte del dividendo la operadora asegura la posibilidad de seguir invirtiendo para mantener su posición. Fuentes del sector señalan que "la compañía comenzaba a verse como una empresa mal gestionada que pagaba lo que no generaba". Con este movimiento, Telefónica obtiene liquidez y además será capaz de reducir su deuda. Otras fuentes señalan que es "un acto de sensatez ya que a largo plazo consigue generar más confianza a los inversores".

Pago del dividendo

En 2011 se mantiene a 1,60 euros por acción, de hecho el pasado mes de noviembre la operadora abonó 0,77 euros y en mayo pagará el resto. Eso sí, en lugar de pagar en efectivo, el desembolso se realizará también en acciones por un importe de 0,30 euros. Los accionistas de Telefónica percibirán 1,04 euros por acción netos (descontando los impuestos). Para el 2012 y 2013 Telefónica pagará 1,50 euros por título aunque combinará acciones y efectivo en función de las condiciones del mercado y de la situación económica.

¿Cómo reaccionarán los inversores?

Es de esperar que la acción de la operadora caiga a corto plazo, sobre todo por las turbulencias económicas en Europa y por el giro llevado a cabo por Telefónica. Eso sí, se trata de una medida que permitirá a la compañía sanear sus cuentas y mantener su posición mientras la economía se recupera.