Los operadores critican la bajada de precios en las llamadas a móviles propuesta por la CMT

Los operadores de telefonía móvil no han tardado en posicionarse lejos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en cuanto a su propuesta de bajar los precios de terminación en llamadas a móviles, lo que teóricamente impulsaría una nueva rebaja en las tarifas de cara a los usuarios.

El pasado viernes la CMT hacía público su plan de rebaja de los precios de terminación a nivel mayorista en el sector móvil. De los actuales 4 céntimos que pagan Movistar, Vodafone y Orange (4,98 céntimos de euro en el caso de Yoigo) por utilizar las redes de la competencia, se pasarán a los 1,09 céntimos en una estrategia hasta 2014. La consecuencia teórica sería una nueva bajada en los precios finales al tener más margen los operadores a la hora de ofrecer tarifas más competitivas a sus usuarios.

Sin embargo, fuentes del sector han declarado a Europa Press su disconformidad con el plan de la CMT. En opinión de estas compañías se trata de una "bajada artificial" de los precios que hará "muy difícil" que los operadores puedan recuperar los costes. Asimismo, reconocen que las bajadas de precios podrían "repercutir en los precios que se aplican al usuario final", pero subrayaron que el sector es el "único deflacionista" que ofrece cada vez rebajas más sustanciales en sus precios, lo que sirve para contribuir de forma "decisiva" en la contención del IPC.

Recordemos que otra de las propuestas en el plan de la CMT pasa por igualar los precios de terminación de modo que no sea más elevado el de Yoigo. El cuarto operador con red propia en España tendrá un precio similar en abril de 2013 y desde la filial española de TeliaSonera no se han manifestado sobre esta medida al ser el presentado por el regulador "un documento muy denso".

Precios similares en Europa

No obstante, y a pesar de los operadores, es más que probable que el plan de la CMT se lleve a cabo en línea con lo acontecido en otros países europeos, cuyos precios de terminación rondan los 1,09 céntimos que ahora sugiere el regulador. Lo cierto es que los precios finales que existen en nuestro país son aún más elevados que en algunos países de nuestro continente en el ámbito de las telecomunicaciones, por lo que es comprensible que la CMT siga adelante con el llamado "glide path" que comenzará en abril de 2012.